Brújula/ Un tema de velocidad

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
noviembre 10 de 2015
2015-11-10 01:02 a.m.

La ruta para del 2015 no va a ser la más despejada de los tiempos más cercanos para el sector automotor colombiano. A medida que se acerca el fin del año, resulta evidente que las marcas históricas recientes no serán superadas.

El declive comenzó temprano y tiende a hacerse más notorio. Incluso octubre acabó siendo muy malo. Tal como lo mostró ayer un informe del comité que conforman Fenalco, la Andi y Econometría, las ventas experimentaron un fuerte bajón del 28 por ciento que es, de lejos, el peor de los últimos meses.

No obstante, las entidades señaladas calificaron lo sucedido de atípico. La explicación es que la celebración del salón del automóvil, ocurrida a finales del 2014 en Bogotá, llevó a un salto específico en las transacciones, lo cual anticipaba una corrección.

A lo anterior hay que agregar los vientos en contra. La devaluación del peso ha influido sobre los precios de los carros nuevos, mientras que la situación económica también se siente en la fortaleza de la demanda. Los intereses tampoco ayudan y menos ahora que el costo del dinero ha aumentado.

De hecho, las encuestas que se hacen entre los consumidores muestran que la gente considera como poco propicia la coyuntura a la hora de estrenar carro. Al comercio en general no le ha ido mal, pero en este segmento, el ambiente es mucho menos favorable.

Aun así, los pronósticos para el 2015 hablan de 290.000 unidades colocadas, que no es un número menor. De confirmarse la apuesta, sería uno de los cinco años con las ventas más elevadas de la historia. El que la cifra citada sea una especie de piso, muestra que las cosas son distintas ahora. Y que, incluso en épocas de enfriamiento, el negocio de los vehículos se mueve, así haya disminuido su velocidad.

ricavi@portafolio.co

@ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado