Brújula/ En terreno mediocre

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
enero 14 de 2015
2015-01-14 01:00 a.m.

Por estos días, las principales entidades multilaterales hacen sus pronósticos sobre la marcha de la economía global, y de las regiones que la componen, en el año que todavía comienza. El primer gran reporte fue dado a conocer ayer por el Banco Mundial, una semana antes de que el Fondo Monetario Internacional se lance al ruedo con el suyo.

De acuerdo con el organismo, las cosas deberían ir un poco mejor para el planeta en el 2015, gracias a la baja en los precios del petróleo, la fortaleza de Estados Unidos y un escenario de tasas de interés relativamente reducidas. Aun así, la tasa de crecimiento esperada para el planeta no debería superar el 3 por ciento, un guarismo mediocre.

Hacia el futuro, hay algo más de optimismo. La expectativa es que en 2016 y 2017 la velocidad aumente, aunque nadie espera ver un salto significativo. De alguna forma, la incertidumbre que rodea tanto a algunas de las naciones más ricas, como a las emergentes, sigue siendo un lastre en las apuestas.

Más complejas aún son las perspectivas de América Latina. Después de un 2014 malo, en el cual la economía regional apenas se expandió en 0,8 por ciento, el cálculo para este año asciende al 1,7 por ciento, que es una cifra pobre.

Como si eso fuera poco, el Banco Mundial advierte de riesgos que podrían disminuir esa proyección. La volatilidad financiera podría desembocar en una salida de capitales, mientras que Argentina, Venezuela e, incluso, Brasil se exponen a nuevos tropiezos.

No menos importante es una caída más pronunciada en los precios de los bienes primarios o un deterioro en el clima de seguridad. Tales elementos hacen que sea difícil creer que los mejores tiempos para América Latina están por venir, sin desconocer que Colombia todavía se ve bien en ese contexto.

ricavi@portafolio.co
Twitter: @ravilapinto

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado