Brújula / Un tímido crecimiento

Una de las principales apuestas que hicieron los analistas económicos con respecto al 2014 tuvo que ver con la reactivación de la industria.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
abril 13 de 2014
2014-04-13 07:37 p.m.

Como es sabido, el sector manufacturero lleva dos años seguidos con cifras en rojo y tras la toma de diversas medidas, sumadas al alivio temporal de una tasa de cambio más devaluada, la esperanza se centraba en un cambio de tendencia.

Sin embargo, lo que hay por ahora es “un tímido crecimiento”.

Tal fue la expresión usada en el comunicado que dio a conocer el viernes la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), al revelar los resultados a febrero de la más reciente Encuesta de Opinión Industrial Conjunta que se elabora todos los meses.

El sondeo, hecho en asocio con varios gremios de la actividad real, revela que la producción en el primer bimestre del año tuvo un alza de apenas el 1,6 por ciento.

Por su parte, las ventas registraron un incremento del 4,6 por ciento, un dato que es más saludable y que fue interpretado como una reducción de inventarios, en respuesta a niveles elevados de existencias.

No obstante, salta a la vista que de los 14 sectores considerados, hay nueve que tienen números en negro y cinco que van perdiendo terreno.

Entre estos últimos el caso más notorio es el de vehículos, autopartes y otros sectores de transporte, con bajas hasta del 20 por ciento. En contraste, alimentos, textiles o aparatos de uso doméstico se comportan bien, con tasas de incremento superiores al 8 por ciento.

La existencia de dos realidades radicalmente diferentes debería ser objeto de análisis profundos. Por ahora, hay que anotar que otros indicadores permiten abrigar cierto optimismo.

Para comenzar, la utilización de capacidad instalada se situó en cercanías del promedio histórico, que es del 76,4 por ciento.

Adicionalmente, 92 por ciento de las compañías interrogadas califican sus pedidos como altos o normales, diez puntos más que hace un año.

Y eso no es todo. Casi dos terceras partes de los industriales describen la situación de su empresa como favorable, lo que es un avance con respecto al 2013.

En el caso de las dificultades, la falta de demanda encabeza la lista de las preocupaciones, seguida por la competencia, el costo de las materias primas y el contrabando. Tales inquietudes revelan que hay mucho por hacer para que la salud de la industria mejore de forma más contundente que la actual.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado