Brújula/ Un vecino de compras

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 13 de 2013
2013-09-13 04:14 a.m.

Venezuela cumple al menos con dos de las condiciones que exigen quienes piden medidas para que en Colombia progrese el sector agropecuario: no solo tiene la gasolina más barata del mundo, sino que la urea se vende casi a una décima parte de lo que vale de este lado de la frontera. Como si eso fuera poco, el Estado bolivariano ha expropiado y redistribuido miles de hectáreas de tierra.

Pero, a pesar de tales realidades, es sabido que el país vecino importa cerca de tres cuartas partes de la comida que consume. Para colmo de males, tiene una de las tasas de inflación más altas del planeta, pues el acumulado a agosto se acercó a 33 por ciento.

Debido a esa situación, Colombia se encontró con una oportunidad que le sirve para aliviar la presión en el campo, tras los paros de agosto. Esta consiste en venderle a Caracas -que tiene un sistema de comercio administrado por el Ejecutivo- unos 600 millones de dólares en diferentes productos.

El anuncio fue hecho por el propio Juan Manuel Santos ayer, quien hizo la lista como si se tratara de un mercado: 40.000 toneladas de leche en polvo y UHT, 60.000 cabezas de ganado en pie, 42.000 toneladas de carne, 6.000 toneladas de mantequilla y margarina, 20.000 toneladas de aceite de palma, 32.000 cajas de huevos fértiles y casi 1,7 millones de pollitos.

Según el mandatario, ayer mismo fueron convocados los proveedores para definir los mecanismos de subasta, transporte, permisos y pago. Si los obstáculos se superan, podrían llegar más pedidos, considerando que los productores colombianos cuentan con la ventaja de la cercanía. Cuando eso ocurra, el panorama para el sector agropecuario será muy diferente al actual.

ricavi@portafolio.co

Twitter: @ravilapinto

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado