Buen futuro para subastas de segundazos industriales

A través de la plataforma virtual de Superbid se transan activos por US$ 500 millones en distintos países. En Colombia, la firma terminará el año intermediando en compra-ventas empresariales por $ 27.000 millones, pero según su gerente, Helena Balcázar, la operación se duplicaría a corto plazo.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
noviembre 06 de 2014
2014-11-06 03:04 a.m.

Grandes compañías en el mundo acuden a las subastas, y cada vez con más frecuencia a las virtuales, para salir de maquinaria, vehículos y activos que ya cumplieron su ciclo dentro de ellas pero que pueden generarles un dinero con el que no contaban a la vez que les sirven a otros.

La multinacional brasileña Superbid transa a través de su plataforma de internet activos de este tipo por 500 millones de dólares anuales. En el país, donde está hace cuatro años, ya tiene más de 140 clientes, incluidas varias compañías de gran renombre, y según la gerente nacional de la firma, Helena Balcázar, las perspectivas de crecimiento son gigantes.

¿Dónde más tiene presencia su empresa?

La casa matriz está en Brasil y tenemos oficinas en Chile, Argentina, Perú y Brasil.

¿Por qué llegaron a Colombia?

Básicamente, porque los socios brasileros ya tenían presencia en países como Argentina y Chile, entonces el siguiente era Colombia por el potencial en tamaño y la capacidad industrial instalada.

¿Cómo les ha ido?

Muy bien, hoy día tenemos más de 140 empresas que venden sus activos en desuso a través de nuestro sistema virtual y una base de más 10.000 compradores registrados. Hacemos unas 20 subastas mensuales. Este año llevamos activos vendidos por unos 20.000 millones de pesos.

¿En cuánto terminarán el año?

Creo que en unos 25 a 27.000 millones de pesos vendidos.

¿Cuál es su especialización?

Nos especializamos en todo tipo de maquinaria industrial, vehículos y chatarra.

¿Cuál es el sector qué más acude a sus subastas?

Tenemos empresas como Alpina, Nutresa, Parmalat, Terpel, Baker Hughes, manejamos todo lo de Petrobras a nivel mundial y lo de compañías de servicios como Suramericana y Leasing Bolívar.

¿Qué potencial de crecimiento ven para este negocio en el país?

Es ilimitado, en la medida en que siempre va a haber activos usados para la venta y a las empresas les interesa ganarse un dinero extra. Este negocio va a crecer en la medida en que Colombia vaya entrando en esta cultura, que es muy tradicional en otros países pero acá a la gente le da desconfianza por desconocimiento.

¿Cuál es su meta de crecimiento?

En el 2015 pensamos crecer en un 50 por ciento y llegar a unos 40 mil millones de pesos facturados. Fuera de la sede de Bogotá, en octubre pasado abrimos oficina en Medellín y nos gustaría llegar a otras ciudades como Cali, Barranquilla y Cartagena.

¿Qué ventajas tiene una subasta virtual?

Nosotros hacemos los dos tipos de subasta. Esto significa que si alguien no quiere subastar a través del medio virtual habrá un martillero como en la subasta tradicional. Pero la ventaja de la subasta virtual es que el que está por fuera no tiene que gastar en tiquetes y viáticos, sino ver el producto desde su computador y programar su oferta de manera automática. La ventaja para el comprador es la comodidad y la transparencia del sistema, porque en la subasta tradicional puede ocurrir que el martillero no vea la paleta levantada.

¿El Estado es buen cliente para ustedes?

El sector público acá tenía una cultura más arraigada en subastas. Las hacía a través del Banco Popular, cuando era oficial, pero lastimosamente no hemos podido entrar al sector publico porque los procesos licitatorios son muy complicados.

¿Cuál es su ganancia?

Una comisión sobre lo efectivamente vendido, que es variable de acuerdo con el tipo de activo, pero oscila entre el 6 y 11 por ciento.

¿Hasta dónde va la labor de la empresa en la transacción?

Levantamos la información de los activos, hacemos el registro fotográfico, asignamos un valor de venta, montamos la información en la plataforma y promovemos la venta; luego se hace el cierre y supervisamos la entrega de mercancía y los pagos.

EL SISTEMA TIENE GARANTÍAS PARA EL CLIENTE

Superbid solo vende activos de empresas grandes y reconocidas y, según la gerente de la firma, esto es una garantía para el comprador. . Además, este puede ir a ver la mercancía en unos días programados, con el fin de verificar que si es lo que quiere. “Fuera de eso, tenemos 25 ingenieros especializados por sectores industriales y la idea es acompañar a las empresas para que el manejo de estos activos sea más eficiente”, dice Helena Balcázar, quien asegura que las concesiones viales de 4G auguran buenos tiempos también.

neslop@eltiempo.com


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado