‘Colombia, modelo para crecer en A. Latina’: Dunkin’ Donuts

Scott Murphy, presidente senior de la cadena, destaca la nueva propuesta de su franquiciado en Colombia, Donucol, para desarrollar un formato que ofrece hasta ensaladas con pollo.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 10 de 2014
2014-09-10 04:12 a.m.

Scott Murphy, presidente senior de Dunkin’ Brands, Dunkin’ Donuts, está por estos días en Colombia para inaugurar la tienda insignia que construyó Donucol Colombia, firma que tiene desde hace más de tres décadas la franquicia de la marca en el país.

El alto directivo destaca el resultado de la marca en Colombia, que ahora le apuesta a ir más allá de la dona con una oferta más amplia de café y de alimentos de sal que van hasta la ensalada de pollo.

Las inversiones en modernización de sus 175 puntos y en la apertura de nuevos restaurantes asciende a 5 millones de dólares en los próximos cinco años.

¿Cómo está Dunkin’ Donuts en el mundo y qué significa Colombia?

Somos una compañía que globalmente vende 8.000 millones de dólares, con 2 billones de tazas de café diarias, lo que nos convierte en número uno en venta de vasos de café diariamente.

Colombia ha sido la base para nuestro crecimiento en Latinoamérica, por la experiencia que ha tenido la franquicia. La primera parada para los candidatos a operar nuestras marcas es Colombia para que conozcan cuál ha sido la experiencia y lo que se ha hecho en marca, en las manos de Miguel Merino, en más de 30 años.

¿Cuál es el valor de la operación en Colombia?

Los estándares de la operación y de los alimentos es un proceso que ya se tiene con la marca, pero en realidad lo importante ha sido la relación con el operador colombiano en las buenas y en las malas.

Llevamos 70 años de existencia y don Miguel conoció a nuestro fundador - Bill Rosemberg, ya fallecido-. Esa relación se ha extendido. Lo respetamos y lo escuchamos.

¿Cómo se concibe este nuevo formato?

Desde Colombia surge el interés de montarlo y después de dos años en el que dialogamos sobre el diseño y la concepción de la tienda, se cumplió el objetivo.

¿Qué innovaciones tiene el nuevo punto?

Lo primero, es la localización, pero en realidad son los productos que se ofrecen al país. Además de las donas, se refuerza la oferta de café y se tienen en la carta sanduches, ensaladas y otros productos para satisfacer al consumidor colombiano. También se le da más importancia a Baskin Robbins para entrar de lleno en el negocio de los helados.

¿Planean replicar el modelo?

La idea es que cada país tenga una tienda principal para que la gente se identifique con la marca, aunque se mantienen los formatos según los puntos donde se instalen.

Ese es el caso de los kioscos en los aeropuertos y centros comerciales. Tenemos la habilidad de abrir una tienda en el módulo en el que queremos estar.

¿Buscan estar en todos los momentos de consumo?

Definitivamente. Porque ofrece desayuno y almuerzo. Será constante la entrada de los clientes a lo largo del día.

¿Cuál es el plan de compra de café colombiano?

Acabamos de lanzar un producto ciento por ciento colombiano para el mercado de Estados Unidos y alrededor del mundo. Tenemos una relación fuerte con la Federación Nacional de Cafeteros porque utilizamos el café colombiano.

Soy miembro de la junta de la Asociación de Cafeteros de Estados Unidos, en donde estamos muy atentos a las necesidades de la producción de café en el mundo y, especialmente, del de Colombia.

Es importante para nosotros como estrategia de promover la cultura y el crecimiento del consumo de café en el mundo y en Colombia.

Tenemos que trabajar para implementar más esa estrategia.

INVERSIÓN POR US$ 5 MILLONES

Abrir 7 tiendas al año y remodelar en cinco años las existentes, son los planes de la marca en Colombia.

El objetivo en Colombia será pasar del pequeño local a uno más amplio para darle más experiencias al consumidor y ese es el futuro que se le ve a la marca, explica Miguel Merino, presidente de Donucol Colombia.

La marca se propone empezar la remodelación de los 175 puntos en 9 ciudades colombianas, con una inversión de cinco millones de dólares en los próximos cinco años.

En este punto remodelado en la 72 con novena, en el norte de la ciudad, el montaje costó 350 millones de pesos, pero el desarrollo del edificio ascendió a cerca de 2.600 millones de pesos. Para los próximos 10 años, se propone abrir 70 establecimientos más. Cartagena y Santa Marta son ciudades en donde tiene interés de incursionar.

Hoy, Dunkin’ Donuts es la primera en donas y la meta es ganar mayor reconocimiento por el café como lo ha logrado en otros mercados. Espera terminar las ventas en Colombia hasta 73.000 millones de pesos este año, 5 por ciento más que el año anterior. El primer semestre no fue fácil.

Constanza Gómez G.
Economía y Negocios

 


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado