Colombia y la urgencia de diversificar exportaciones

Implementar políticas agresivas con herramientas que revitalicen la industria y faciliten el comercio exterior deben ser prioridades para el Gobierno Nacional frente a la crisis económica que atraviesa el país.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
agosto 20 de 2015
2015-08-20 12:54 a.m.

La crisis económica generada recientemente por los precios del petróleo es una de las situaciones frente a las que debe prepararse el país para contrarrestar sus efectos. Fortalecer la competitividad en la región es un objetivo que puede materializarse si se tienen en cuenta recomendaciones atadas al comercio internacional.

Recientemente, en el Foro Nacional de Importadores, el gremio que fomenta el comercio exterior en el país, Analdex, instó con urgencia y prioridad diversificar la canasta de productos que Colombia ofrece al resto del mundo. De igual manera, se hizo un llamado a no depender solamente del sector petrolero y por el contrario a tener industrias desarrolladas para así evitar periodos de recesión de ciertos mercados.

En el discurso gremial también se expuso que la relación entre la disminución del precio del petróleo y el aumento del tipo de cambio desencadenó un aumento en el déficit en la balanza comercial y en la cuenta corriente del país, ya que desestimuló la inversión extranjera y redujo considerablemente los ingresos por exportaciones al depender de los productos minero-energéticos.

Cabe resaltar que el gremio ha pedido al Gobierno la implementación de políticas agresivas y actualizadas donde las herramientas de las que dispone para revitalizar la industria sean facilitadoras del comercio, es decir, que sean loables y congruentes con los mercados mundiales y su dinámica.

Otras de las recomendaciones que aporta Analdex para que Colombia sostenga un crecimiento económico en tiempos de crisis están enfocadas a la renovación de los mecanismos de promoción al comercio exterior como el Plan Vallejo y las Zonas Francas; a la optimización de los sistemas de información utilizados por los agentes que intervienen en las operaciones de comercio exterior, para reducir el papeleo y los trámites manuales; también a minimizar los sobrecostos en el transporte y los trámites portuarios, por medio de la inversión en infraestructura y finalmente, a recuperar la confianza en las instituciones gubernamentales a través de la seguridad jurídica, las buenas prácticas y la eficiencia estatal, para que todos estos elementos realmente sean efectivos.

Las deficiencias que tiene Colombia respecto a países de la región, tampoco lo ayudan a ser competitivo en el mercado mundial, entre estas se destacan la productividad laboral que solo supera a Brasil y a Bolivia; el desempeño logístico, que presenta un rezago importante al ocupar el puesto 97 en el mundo, según el índice del Banco Mundial; las falencias en infraestructura; las demoras en los trámites aduaneros y portuarios, la dependencia de las exportaciones del sector de hidrocarburos y los sobrecostos en las operaciones de comercio exterior. Las cifras invitan a tomar cartas en el asunto pues exportar un contenedor tiene un costo aproximado de USD2.355, casi un 50% más de lo que cuesta en países vecinos e importar un contenedor, USD2.470 superando a Argentina con USD2.320; Ecuador con USD1.520 y México con USD1.888.

Igualmente, el país debe diversificar su oferta exportable, ya que depende alrededor de un 60% de las exportaciones de hidrocarburos y gran parte de la crisis actual que está atravesando Colombia por la disminución de los precios del petróleo, se ve reflejada en la caída de las exportaciones, la inversión, el empleo y en general en el crecimiento económico.

Entre enero y mayo del 2015, las ventas externas de Colombia totalizaron USD16.014 millones, lo que representó una caída del 31% en comparación con el mismo periodo del año anterior, cuando se ubicaron en USD23.301.

Del total de las exportaciones acumuladas a mayo del presente año, USD9.136 millones fueron de hidrocarburos un 57% del total de las ventas externas. Los aceites crudos de petróleo o de material bituminoso fueron los más vendidos en el exterior al participar con el 39%, seguido de hullas térmicas, coques y semicoques (carbón), con el 13%; fueloils (diésel) y aceites de petróleo, con el 4% y gas natural y energía eléctrica, con el 1%, entre otros.

Solo los productos tradicionales siguen teniendo una representación significativa en las ventas externas, el café sin tostar ni descafeinar con el 6,9%, seguido de las rosas frescas y demás flores, con el 2,6%; las bananas o plátanos tipo "cavendish valery" frescos, con el 2,3%; el oro en las demás formas en bruto, con el 2,1% y el ferroníquel, con el 1,3%.

Los medicamentos, la materia prima de las plásticos (policloruros y polipropilenos), los bombones caramelos y confites, aceite de palma, abonos y fungicidas, vehículos, puertas, ventanas y sus marcos, perfumes, los cueros y las pieles y pañales y tampones son productos que aparecen tímidamente en el ranking de las exportaciones, al participar con el 0,2% del total cada uno.

Los textiles y confecciones, los demás productos de la industria de alimentos y los demás productos químicos no tienen una representación fuerte en las ventas al exterior, se debe trabajar e incentivar estas industrias para que los productos que las componen sean esenciales en este rubro.

Sin duda es importante que el Gobierno establezca políticas fuertes, eficientes y de inversión para fortalecer las industrias de otros sectores para diversificar su oferta exportable, así como trabajar fuertemente en políticas como las mencionadas por el gremio, para asegurar un crecimiento económico sólido.

Pero esto es un trabajo que toma tiempo y los resultados no son inmediatos, por lo que el crecimiento de la economía del país para este año se verá golpeado por la crisis actual y se estima que no alcanzará al 3%.

Erick Rincón Cárdenas,
gerente de Legis, Información y Soluciones
Con información de Legiscomex.com
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado