Comentario de hoy/ Desanclajes y príncipes pequeños

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 01 de 2015
2015-10-01 01:03 p.m.

Esta semana empezó con tasas que aumentaron del 4,50 % al 4,75 % y unos billetes muy bonitos que lanzarán el próximo año incluyendo uno nuevo de cien mil pesos; también empezó con palabras económicas antes poco usadas y ahora muy famosas como lo son el "desanclaje" de expectativas y su respectivo antónimo, el "anclaje", palabras cuyo uso en discursos y comentarios estoy convencido se da más por pronunciar la palabra en sí que por denotar su significado, que en últimas solo se refiere al hecho de dejar quieta la percepción de los agentes sobre la inflación futura. Si yo siempre creo que la inflación dentro de unos años estará estable al, qué sé yo, 3 % y pase lo que pase sigo pensando lo mismo, quiere decir que tengo mis expectativas "ancladas"; pero si cambia mi percepción, si me asusto o si me emociono ahí se "desanclan". Es lo bonito del idioma, las palabras exóticas. Ahora empieza octubre, mes de disfraces, concierto de Katy Perry y pedir dulces. Un mes de temporadas de ópera, de donuts en forma de calabaza rellenas de arequipe y de fiestas de Halloween. De hecho, Magic Kingdom, el lugar de mi Mickey, tendrá como evento el "Mickey's not so scary Halloween party". Algo miedoso, pero no tanto. Como el término "desanclaje".

Ayer con un fin de mes tranquilo y sin impugnaciones, salió el dato de desempleo y fue de 9,1 % para el mes pasado, con un dato urbano de 9,9 %. Hoy, como les digo, empieza el último trimestre de 2015 y con él llegan muchas expectativas. Estuve en estos días en un conversatorio sobre El Principito ya ahora que se viene la película basada en ese libro. Se habló sobre el libro como tal, sus capítulos y sus personajes, además del hecho de adaptar un libro y llevarlo al cine, con las cosas buenas y malas que aquello conlleva. Yo opino que son dos mundos diferentes: las películas son audiovisuales y se ven en dos horas, los libros se van llevando poco a poco y lo visual dependerá del lector. Decir que una adaptación es buena o mala parte de que nunca una adaptación será 100 % fiel al libro, es imposible. Es lo bello de todo esto. No sé qué opinen ustedes, me gustaría saber; de esto habrá mucha tela de dónde cortar, solo diré que la fidelidad y actitud del zorro es algo hermoso y rescatable. Ese zorro es mi mascota y mi prenda de vestir es la bufanda. Ya hablaré más a fondo cuando me vea la premier exclusiva este sábado.

Jorge Ruíz

Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado