Comentario de hoy - Descalabros y bocados amados

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 09 de 2015
2015-07-09 12:42 p.m.

Buenos días:
Minutos antes de llegar al sitio de trabajo, con mi desayuno muy bien envuelto para evitar ser estropeado en el transporte masivo, un desayuno del que les contaré más tarde, iba caminando bajo un sol sorpresivamente fortalecido, cosa poco común a esa hora; iba revisando mails y leí sobre el descalabro de una china; mis sentidos se alertaron y me dio pesar que alguna niña se hubiera roto la cabeza en algún accidente. Como iba caminando debí detenerme y leer con atención; la palabra Descalabro era un eufemismo para referirse a debacle o turbulencias o maremágnum, y no era con una china, sino con el país del mismo nombre. Para resumirles, la noticia era que el mercado bursátil allá está muy mal. Hace tres semanas las ventas de acciones han sido masivas y ayer suspendieron voluntariamente la operación en bolsa de aproximadamente 700 compañías. Es como si el presidente de, por ejemplo, Microsoft ve que están vendiendo las acciones y su precio está bajando, por lo cual decide solicitarle a la Bolsa que no opere más, que la quite de circulación para evitar bajadas peores. Eso está pasando en China. Las cosas feas vienen desde hace tres semanas pero las cosas buenas, las burbujas y las advertencias, dicen los expertos, venían desde enero de 2014. El año pasado mucha gente vendió todas o casi todas sus pertenencias para invertir en acciones. O sea, los tenedores vendieron hasta los tenedores y los cuchillos de sus cocinas para invertirlos. Y claro, si los precios empiezan a aumentar y el crecimiento del mercado bursátil es mayor al de la economía real, pues ahí pasa algo. Así son las cosas, los índices bursátiles de allá están mal. El descalabro de la China (con mayúscula).
Aquí a veces pasa algo parecido: cuando los precios suben todo es bien, pero cuando hay un día que bajan ahí los teléfonos repiquetean y todo el mundo pregunta que porqué todo está tan horrible. Tengo presente contarles del desayuno: tenía guardada una empanada argentina (no corralita, favor no confundir), con las porciones perfectas de aceituna y carne molida, todo metido en una masa de color café claro; perfecta, ella presenció todo ayer. Básicamente, los títulos en Colombia fueron comprados y el dólar bajó de 2.692 a 2.683,20. Es difícil que el nivel del 2.700 lo sobrepase así como tan fácil. También tuvimos subasta de tes tasa fija: el gobierno colocó 700k distribuidos en jul20s al 6.208%, ago26s al 7.847% y sept30s al 8.083%. Todo lo anterior se dio con visitas de niñas muy lindas y tiernas, promotoras de algo muy importante para la salud: las pausas activas. Mientras los precios subían y bajaban, durante cinco minutos moví los hombros, estiramos la fascia, rotamos nuestros brazos para un lado, luego para el otro, bajé mi cabeza y luego la volví a subir. Me sentí muy bien, mi fascia también.
A la 1pm la mejor compañera de vida llegó hacia mí, me saludó y con ella fui a almorzar. A veces es escogido el menú light y a veces el convencional; a veces hay sopa y a veces ensalada, el hecho es que la compañía fue la mejor. Fue en Amado Bocado, uno de los restaurantes más deliciosos y variados que hay dentro del área en la que me muevo. Amado y Sandra son sus dueños, muy queridos. Mi hambre desatada por un mercado movido en Tes, hizo que ni siquiera mirara la opción light sino que me fuera de cabeza a pedir un churrasquito con puré de papa y jugo de fresa. Me fui tan de cabeza que casi me descalabro. Como los chinos.
Buena suerte para hoy!!

Jorge Alonso Ruiz Morales
Trader moneda legal
Corficolombiana

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado