Comentario de hoy/ Frutas ácidas y transables

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 08 de 2015
2015-09-08 12:31 p.m.

Podemos empezar diciendo que los títulos más representativos del mercado, los julios de 2024, se bajaron de precio bastante; es igual a decir que se subieron de tasa. Es verdad, pasaron en valoración del 7,80 % al 8,01 %, bastante para un solo día. Un gran escritor, al ver las noticias sobre todo este debacle causado por el dato tan alto de la inflación de agosto, me advirtió que esta columna hoy iba a estar llena de pitahayas, refiriéndose a que se generó bastante pánico y ambiente insípido. Yo le agregaría a las pitahayas unos cuantos limones, de esos que son bien amargos, y otras tantas grosellas, fruta del Valle del Cauca bastante ácida y con la que es inevitable hacer muecas al morder. Todo empezó muy soso, con solo cotizaciones pero nada operado. Luego con un volumen bajo, tal vez el más bajo que he visto, de 436 mil millones en el Sen empezó la subida. Los últimos cierres que apunté, todavía con mi esfero blanco que me hace recordar a Mickey Mouse, fueron septiembres de 2019 al 6,792 %, agostos de 2026 al 8,52 % y julios de 2024 al 8,036 %.

Sí, bastantes frutas ácidas. En cuanto a futuros, el mercado naturalmente también estuvo bajo. Vi gente vendiendo julios de 2024 al 4,7 % de tasa repo a 3 meses y comprándolos aproximadamente al 4,3 %. La cotización fue difícil debido a la explicable aversión, debido a las imprecaciones lanzadas contra datos altos, contra cosas inesperadas. Al final solo se operaron 4 mil millones en estos julios de 2024, 33 mil en noviembres de 2018 y 30 mil en julios de 2020. Hubo 50 mil millones en acciones, por ahí unas señoras majas y garbosas TTVs con UVRs del 2033 y un dólar que subió de 3.155 pesos a 3.160,75 pesos en un día festivo allá en Estados Unidos. Todas estas cifras, si bien abruman y parecieran hoscas, hacen parte de la foto financiera del mercado colombiano el 7 de septiembre de 2015.

Mi mente produjo una divagación inane: resulta que en los componentes de la inflación, los productos transables subieron un 5,23 %. Los Tes también tienen la categoría de transables, puesto que obviamente se transan, pero su precio bajó, por lo tanto ahí hubo deflación. Deflación en los transables. El término podría aplicar, pero como les digo, es una divagación exigua que debía escribirla, no me hagan caso. Así como las divagaciones en el libro que me sigo leyendo, situado en el Londres de finales del siglo 19; casi todos los personajes masculinos que describen ahí son gordos, carirrojos y sufren de gota. Debe ser porque no comían pitahaya ni ninguna fruta ni ningún transable.

¡Buena suerte para hoy!

Jorge Alonso Ruiz Morales
Trader moneda legal
Corficolombiana

 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado