Comentario de hoy/ Ophelie, Kylie y the New normal

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 15 de 2015
2015-09-15 12:08 p.m.

Ayer se creó un escenario en el que le dieron para arriba en tasa a los Tes y para abajo en precio al dólar. Efectivamente, los Tes de referencia julio de 2020 subieron del 7.05% al 7.07% y los de referencia julio de 2024 del 7.94% al 7.98%, con un dólar que bajó de 3.044 a 3.029, niveles que ahora lucen normales. Es "the new normal", como dirían algunos. Sin datos en la economía de Estados Unidos, pero con la expectativa de lo que dirá en la reunión la Fed, hubo reticencia para operar y los Tesoros, egregios activos born in the USA, pasaron del 2.1990% al 2.1831%. El miércoles se sabrá, aparte de la decisión sobre tasas, el lenguaje que se empleará sobre el futuro a seguir, el juego de sustantivos y adjetivos perfecto para lograr oraciones óptimas sobre el sentimiento exacto. Esta fue la razón del poco movimiento, esta fue la razón de ver operados en la rueda de transacciones del Banco de la República la relativamente baja suma de 1 billón de pesos, siendo que en días normales puede ser hasta tres veces mayor.

Al final todo cerró un poco feo y para arriba, con julios de 2024 al 8.028%, revisitando la figura psicológica del 8%. Vi el famoso producto de TTVs operar con UVRs de 2025 y ya pueden ustedes dilucidar a qué tasa se transó. Haciendo un análisis concienzudo y una teoría compleja de regresiones matemáticas podemos inferir que pasó al 0%; claro, es que casi siempre opera a esa tasa de interés. Era la 1pm y apuntaba yo, como fuente de información el sistema Xstream, que operaron 106 mil millones en acciones y hubo unos registros de futuros de referencia específica por 265 mil; esto es lo que va ocurriendo aquí, narrado vía escrita con costos del dinero entre el 4% y el 4.7% para un producto llamado simultáneas. Siempre se mueven productos, se plasman intenciones y se rompen niveles. Así son las cosas, todavía con el recuerdo del día caritativo en los brókeres presenciado el pasado viernes, allá en el piso 18 de un edificio de la Gran Manzana.

Sí, allá en la Gran Manzana, además de esos recuerdos pude presenciar de paso el desfile de Altuzarra. Este diseñador, por su apellido un poco particular, es inevitable que me traiga recuerdos de un médico payanés, único ser humano al que le conocía dicho apellido. El doctor Altuzarra y ahora el diseñador Altuzarra. Él presentó una innumerable amalgama de colores y elegantes modelos, como Ondria Hardin y Lena Hardt. Pero todos los laureles, las loas y los panegíricos van para Ophelie Guillermand. Lo vuelvo a escribir para no olvidarme: Ophelie Guillermand. Para mi es la nueva it-girl, con un promisorio y rentable futuro específico, muy cotizada y al alza. Esto es lo que el deber y la templanza en el ejercicio literario trajo esta vez, con la nueva canción de Kylie Minogue "Black and white" sonando en el ambiente. Majestuoso todo.

Buena suerte para hoy!

Jorge Alonso Ruiz
Trader Corficolombiana  

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado