Comentario de hoy/ Penny Dreadful y Dorian Gray

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 17 de 2015
2015-07-17 11:59 a.m.

Algo de valorización hubo ayer durante la jornada de negociación de la renta fija colombiana. Por ejemplo pudimos ver unos Tes de referencia septiembre de 2019 bajar del 5.90% al 5.87%, unos julios de 2020 del 6.21% al 6.19% y otros julios, estos sí de 2024, del 7.24% al 7.20%. Me encanta cuando me encuentro a alguien y me pregunta que porqué siempre menciono esas fechas, incluso entre mis amigos hay unos que tratan de adivinar qué va a pasar con tal fecha o tal otra, por lo cual para explicarlo siempre hago la analogía del pagaré: cuando el Gobierno nacional necesita dinero para un puente, para una escuelita o para un corazón (o para una escuelita en su corazón), recurre a los bancos y les pide prestada plata. Como ya no estamos en la época de los duelos ni en la Londres victoriana siglo diecinueve, en la que había muchos pactos de palabra, pues toca firmar un papel en el que se comprometen a devolver el dinero al cabo de cierto tiempo y con un costo. Ese pagaré es un Tes, y habrá compromiso de devolver la plata mañana, o dentro de dos años, o dentro de veinte años. De acuerdo a la fecha pactada de devolución del dinero, de ahí saldrá la fecha de referencia. Así es mis queridos amigos, ese es el quid del asunto, con o sin corazón.

Así como hubo compra en esos títulos, hubo también compra en el dólar, subiéndose este de 2.727 a 2.739. Todo parece ir cuesta arriba y ya sabemos que el ser humano tiene el don de exagerar las cosas y de llevarlas hasta donde su razón o convicción las quiera llevar. Punto, no hay más verdad que esa. Perfectamente el dólar puede llegar a 2.850 o a 3.000, eso no lo sabe nadie; lo que sí es cierto es que con fuerza y volumen se puede llegar al nivel que se quiera, llámese lógico o ilógico. Así es el mundo. Vamos con algunos datos de cultura general: el euro está a 1.0878, ayer hubo 63 mil millones negociados en acciones y 189 mil millones negociados en futuros específicos de Tes. Hay varios productos en el mercado financiero, simultáneas, repos y así mismo enfatizaré en cada uno cuando sea debido. Por lo pronto, sépase que las bolsas estuvieron positivas. De todo esto se habló en un foro ayer, del cual resalto positivamente la hermosa voz de Ana Fernanda, una de las expositoras. He de decir que me encanta como habla.

Es viernes, y ahora toqué algo del Londres victoriano. Ahí transcurre la serie que me tiene absorto, llamada Penny Dreadful. Dicho nombre hace alusión a las revistas que costaban un penny, o sea que eran baratijas ordinarias, que se vendían en los puestos de revistas y que trataban temas de terror y amarillistas. Pues bien, esta serie de la que les hablo tiene unos personajes impresionantes: por un lado el monstruo creación de Victor Frankenstein, mal llamado por la gente Frankenstein; no, Frankenstein es el creador del monstruo, no el monstruo como tal. También salen caza vampiros, mujeres con poderes paranormales, científicos, esotéricos y por último, last but not least, aparece un personaje que encaja perfectamente: Dorian Gray. Sí, Dorian Gray, el del retrado de Dorian Gray, el hombre de belleza encantadora que no envejecía, mientras su retrato sí lo hacía. Impresionante mezcla de personajes que marcaron esa época. Solo hacen falta ahí ángeles. Aunque esos aparecen en la realidad, no en la ficción. Los ángeles en la tierra sí existen; anoche uno de ellos me mandó un sándwich.

Jorge Alonso Ruiz Morales
Trader moneda legal
Corficolombiana

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado