Comentario de hoy/ Saldos en verde y espionaje musical

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
agosto 26 de 2015
2015-08-26 12:18 p.m.

El mercado ayer estuvo con saldos verdes, luego de haber días con tantos rojos. Empezaron las noticias con la baja en tasas en China: la de referencia para préstamos quedó al 4.6% y la de los depósitos al 1.75%; naturalmente cuando bajan tasas se busca impulsar la economía, mis queridos lectores; se busca fomentar la producción al estar los recursos más baratos. Esto no ocurre de la noche a la mañana pero esta decisión, al representar posibles y futuras mejoras en ese país, generó un mejor ambiente en todas partes. Acá los títulos soberanos fueron comprados y las bolsas mundiales recuperaron parte de sus pérdidas, sus algazaras y sus jornadas apalizadas. Los reyes del mercado pasaron en valoración del 7.67% al 7.64% (estos son los de 2024) mientras los títulos que se vencen en noviembre de 2018 (mejor dicho, los príncipes) pasaron del 6.09% al 6.05%. Siempre hay descansos, aunque el dólar sigue muy alto, al cerrar a 3.207,10 pesos.

Tuvimos un mercado con poco volumen: fueron 722.000 millones de pesos lo que se transó, mientras que en las simultáneas, es decir las operaciones para conseguir dinero o títulos, se transaron 4 billones. En acciones vi 129 mil millones y en futuros el no despreciable monto de 90 mil millones. Vamos a ver qué sigue ocurriendo, lo que sí demuestra la historia es que siempre que hay subidas estrepitosas en corto tiempo, presentadas por lo general bajo escenarios de nerviosismo, se dan así mismo niveles de compra atractivos. En cuanto a cifras, es importante tener en cuenta dos cosas: hoy entran 787 mil millones de pesos al mercado por el pago de intereses de los Agostos de 2026 y también tendremos subasta de tasa fija, hasta por 450 mil millones, distribuida en julios de 2020, agosto de 2026 y septiembres de 2030.

Mientras One Direction decide tomarse un receso y mientras Ibargüen realiza triples saltos que generan la mayor de las admiraciones y del orgullo, citaré un caso de espionaje. Hace diez días íbamos caminando por una calle concurrida en una ciudad soleada y hermosa. En medio de toda la gente que pasaba, con un sol brillando todavía a las 7 de la noche, un cuarteto de muchachos se puso a bailar breakdance. Paradas de manos, el jelly belly, paradas de cabeza, la turbina, el baby freeze y giro en espín fueron presenciados con el mayor de los entusiasmos, aunque solo duró unos cuatro minutos. La canción me quedó retumbando en la mente muchas horas, muchos días, y tenía clarísimo quién era la que cantaba, ya que poseo una canción de ella en el soundtrack de The Bling Ring. Bueno, voilá, averigüé el nombre de la cantante y era Rye Rye. Estaba el 50% del rompecabezas. Luego busqué en youtube algo parecido a lo que oí y que mi mente, por muy lúcida que hubiera estado en ese momento, corría el riesgo de olvidar. Hasta que ya, la espié y la encontré. Se llama "Bang". Representa toda la esencia del old school hip hop. Perfecto para usar botas Nike negras gigantes. "Bang", de Rye Rye, un caso de espionaje con buen saldo final. Saldo en verde.

Jorge Alonso Ruiz

Trader Corficolombiana 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado