No compren acciones, si existen alternativas

Con todo lo que está sucediendo en Colombia, la integración comercial con otros países, los niveles de crecimiento económico y de inversión extranjera, y el sentimiento de esperanza en un futuro con paz, yo no dudaría en pensar que es el momento de invertir aquí en el mercado accionario.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 31 de 2012
2012-10-31 12:05 a.m.

Ya se comienza a ver un incremento en los precios de las acciones y en los volúmenes transados en la Bolsa de Valores de Colombia. Parece ser que la temporada más crítica ha pasado.

También se anuncian nuevas emisiones de acciones en el mercado del país, lo cual en sí es una buena noticia, especialmente por tratarse de nuevas compañías en este mercado.

Así se ampliará la gama de alternativas de inversión para los inversionistas nacionales.

Es muy posible que este sea un buen momento para comprar en el mercado accionario colombiano.

Y con todo lo que está sucediendo en Colombia, la integración comercial con otros países, los niveles de crecimiento económico y de inversión extranjera, y el sentimiento de esperanza en un futuro con paz, yo no dudaría en pensar que es el momento de invertir aquí en el mercado accionario.

¿Y, entonces, por qué digo “no compren acciones”? Porque esta recomendación la hago para los pequeños inversionistas individuales, las personas naturales.

Aquellos que son tan bien recibidos cuando es la hora de colocar las acciones en el mercado, y que cuando quieren venderlas no son atendidos de manera razonable por los agentes del mismo.

Aquellos que, a pesar de tener recursos limitados, deberían contar con un acceso equitativo al mercado accionario colombiano.

Y digo equitativo, aunque no igualitario, pues no pueden pretender tener la misma entrada que tienen los grandes inversionistas.

El solo hecho de tener acceso telefónico a un comisionista de bolsa de manera rápida y oportuna es un privilegio directamente proporcional al monto a invertir.

Se preguntarán, ¿cómo pueden los pequeños inversionistas acceder a la posible bonanza accionaria?

Pues, la única forma de participar en este mercado local no está circunscrita a la compra de acciones individuales.

Existen, y se están desarrollando cada día más, vehículos de inversión adecuados a los pequeños inversionistas. Estos son los fondos de acciones en sus múltiples versiones.

Al buscar entre las sociedades comisionistas de bolsa, he encontrado una gran variedad de fondos que invierten de manera casi exclusiva en acciones del mercado de valores colombiano.

Y lo hacen de forma profesional, obteniendo, por la suma de recursos de muchos inversionistas individuales, el ingreso privilegiado al mercado. Los hay de diferentes índoles.

Existen unos que invierten en una variedad de acciones con el propósito de disminuir el riesgo, al diversificar las inversiones, hay otros fondos que invierten en un sector específico de la economía y hay aún otros que invierten únicamente en una determinada acción.

En esta oportunidad, quiero detenerme particularmente en estos últimos fondos.

En principio, no parecería tener mucho sentido invertir en un fondo de una sola acción, especialmente porque, en teoría, el rendimiento del fondo no podría superar el de la misma acción, debido al costo adicional de comisiones del administrador.

Lo anterior, sin disminuir el riesgo por la diversificación del portafolio.

Esto no es necesariamente cierto si estos fondos obtienen menores tarifas de transacción por el volumen que ellos manejan.

Pero aun cuando esas ventajas no siempre se trasladen al inversionista, el verdadero beneficio puede provenir del hecho de tener a un profesional dedicado permanentemente a manejar el fondo y a buscar las mejores oportunidades de trading en el mercado, de forma tal que se potencialice el rendimiento de las inversiones.

Esto es especialmente cierto para aquellos inversionistas que no se conforman con ‘comprar y mantener’ las acciones, lo que en inglés llaman buy and hold.

Por lo tanto, para quienes quieran tener unas posiciones activas en el mercado en una acción en particular y tengan un limitado capital para invertir, la mejor aproximación es por la vía de los fondos de una sola acción.

Es decir, no compren acciones si existe la alternativa que aquí comento.

Y por último, no me cansaré de repetir uno de mis principios en la inversión de acciones: “no hay acciones buenas ni acciones malas, lo que hay son acciones baratas o acciones caras”.

Paul Weiss Salas

Asesor de inversiones bursátiles 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado