‘Ya estamos construyendo el casco urbano de Gramalote’

Germán Arce, gerente del Fondo de Adaptación, aseguró que la reconstrucción de este municipio tiene buenos avances y que la entidad está concentrada en completar 3.000 obras al 2018, en las cuales se invertirán 9,3 billones de pesos. Entre las más importantes está el jarillón del río Cauca.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 22 de 2015
2015-04-22 03:08 a.m.

Aunque ya han pasado más de tres años desde que cesó el más reciente fenómeno de ‘La Niña’, los estragos que dejó esa ola invernal no se han subsanado por completo. Por ello, el Fondo de Adaptación continúa haciendo obras no solo para reconstruir infraestructura sino para blindar al país ante nuevas emergencias.

Germán Arce, gerente del Fondo de Adaptación, dijo a Portafolio que en la actualidad se están ejecutando 900 obras (de un total de 3.000) por $3,9 billones. Algunas de las más emblemáticas son la reconstrucción de Gramalote (Norte de Santander), el jarillón del río Cauca y la restauración del ecosistema del Canal del Dique.

Frente a la reconstrucción de Gramalote, la Procuraduría advirtió sobre dificultades relacionadas con la elaboración y puesta en marcha del plan de reasentamiento del municipio y con el atraso en la expedición de los permisos ambientales para la construcción.

¿Cómo avanza la reconstrucción de Gramalote?

La reconstrucción arrancó hace dos años. El proceso de hacer un municipio nuevo que reconstruya servicios públicos y ordenamiento territorial, empezó ya. La prioridad fueron los programas para atender a los damnificados. También, se hizo un programa para fomentar el cultivo del café.

Entramos ya en la fase de construcción del casco urbano; eso requirió una habilitación del suelo. Este casco se está ejecutando en la vereda Miraflores. Además, se adjudicó la fase 1 de urbanismo que va a implantar el pueblo. O sea, redes de acueducto, alcantarillado, energía y adecuación de lotes.

Ese proceso en términos de ingeniería es un cuello de botella. Este tiene un presupuesto inicial de $76.000 millones. Adecuado el terreno, en el segundo semestre se contrata la construcción de viviendas, colegio, hospital.

En el plan se hará el centro administrativo municipal y la plaza de mercado.

¿Cuándo estará el nuevo Gramalote?

Este año la idea es tener 400 viviendas. En el segundo semestre contratamos la segunda parte. Las familias deciden si retornan al municipio.

¿Cómo ha avanzado la ejecución de los recursos del Fondo durante los últimos años? Se han oído críticas por el lento avance de las obras...

El Fondo tiene grandes tareas en la reconstrucción de la infraestructura afectada por el fenómeno de La Niña 2010-2011. Nosotros hacemos obras que reconocen la condición de riesgo.

La infraestructura que se dañó con la ola invernal tenía una condición de riesgo. Por ejemplo, colegios construidos en la ronda de los ríos.

Todas esas obras no consisten en poner las estructuras donde estaban, sino en reconocer la condición de riesgo de municipios y veredas para así contar con soluciones.

De esta naturaleza, estamos haciendo 900 obras en áreas como transporte, vivienda, infraestructura de salud, acueductos, proyectos de reactivación económica y restauración de ecosistemas. Estas obras se han realizado al ritmo de la ejecución presupuestal que me han dado.

¿Cuánto valen los proyectos contratados?

Al 31 de diciembre del 2014 estaban contratados proyectos por $3,9 billones. Vamos en una ejecución del 130 por ciento.

La ejecución va por encima porque el Fondo tiene tareas de mitigación que son grandes proyectos para prevenir la próxima tragedia.

Esos proyectos que se priorizaron en el 2012 y que recibieron recursos hasta el 2018 se van ejecutando al ritmo de la plata.

Acá hay proyectos emblemáticos como el Plan Jarillón del río Cauca en Cali (es para mitigar el control de inundaciones para 900.000 personas) y la restauración del ecosistema del Canal del Dique (esta cuesta $1 billón y se hará al 2018). El Dique no se ejecuta en un año porque los recursos me los dieron en cuatro fases.

¿Cuáles son los departamentos donde está concentrada la mayor parte de las obras?

El nivel de afectación fue más elevado que el número de recursos que recibimos para intervenir. El Fondo, para el periodo 2012-2018, tuvo una asignación presupuestal de $9,3 billones.

Los mayores niveles de afectación se vieron en la Costa Caribe. Allí, el acumulado del agua desembocó en Atlántico, Bolívar, Sucre y Córdoba. Además, algunas zonas como Nariño, Huila y Tolima han sido foco de intervenciones.

¿En qué va el jarillón del río Cauca?

Se firmó un convenio de ejecución que vale $963.000 millones. También, se efectuó el diseño de las intervenciones.

Se hará un reforzamiento del jarillón del Cauca, de una porción del río Cali y del canal interceptor que une tres ríos del sur de la ciudad. Además, se está haciendo un reforzamiento de los jarillones para controlar inundaciones.

Otras obras irán destinadas a proteger la infraestructura vital de la ciudad: la planta de tratamiento de agua potable, la de aguas residuales y las estaciones de bombeo de aguas lluvias. Todas son vulnerables ante subidas en los caudales del Cauca.

Para hacer estas obras hay que reasentar 7.850 familias que viven en la corona del jarillón.

¿Está bien blindado el país para otra ola invernal?

Gran parte de la lección de la tragedia es que adaptarse es un problema de desarrollo económico. Hay que entender que la priorización de la inversión debe hacerse reconociendo ese riesgo. Inundaciones ocurrirán de nuevo, pero tenemos que adaptarnos a nuevas condiciones. En ese sentido, estamos más preparados.

¿La ley de garantías afecta las obras en curso?

Al Fondo no lo afecta, pero hay obras que se ejecutan en convenios interadministrativos con los municipios, las cuales podrían afectarse con la ley de garantías. Nuestros procesos deberían seguir adelante. Acá se paran las contrataciones directas.

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado