Consultorio / Agridulce

Los datos de producción industrial y comercio muestran el contraste que vive la economía local.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
octubre 23 de 2013
2013-10-23 04:04 a.m.

Los datos de producción industrial y comercio al por menor conocidos la semana pasada evidenciaron nuevamente el contraste que vive actualmente la economía local.

Por un lado, el consumo privado habría continuado acelerando su crecimiento, según lo sugiere el favorable comportamiento del índice de comercio al por menor (ICPM) en agosto, en un contexto de bajas tasas de interés en el que las condiciones del mercado laboral siguen fortaleciéndose y apoyando el gasto de los hogares.

Sin embargo, de acuerdo con el índice de producción industrial (IPI), el sector manufacturero se contrajo de forma importante en agosto, interrumpiendo la tendencia de recuperación que había registrado entre abril y julio, debido principalmente a la débil dinámica del subsector de vehículos.

La contracción industrial se dio a pesar de que los subsectores ligados a la construcción siguieron moderando su deterioro, según nuestra expectativa de que se verían favorecidos por las medidas del Gobierno para impulsar ese sector.

CONSUMO REPUNTANDO

Las ventas al por menor registraron su mejor dinámica desde marzo del 2012, al crecer 6,9 % anual en agosto, acelerándose de 5,2 % en el segundo trimestre del 2013 a 6,2 % en los dos primeros meses del tercer trimestre. Igualmente, las ventas sin vehículos crecieron 8,6 % anual en agosto, con lo cual aumentaron en promedio 5,9 % en julio y agosto, por encima del incremento de 5,2% que registraron en el segundo trimestre.

Este comportamiento confirma nuestra expectativa de que la caída que registraron los indicadores de confianza en agosto y septiembre fue transitoria, asociada principalmente a los paros nacionales de finales de agosto, por lo cual no se verían reflejadas en la dinámica real del consumo privado.

Así también lo sugieren los indicadores del mercado laboral en agosto y de compras de los hogares en septiembre, según datos de Raddar.

En efecto, la tasa de desempleo siguió disminuyendo a un ritmo muy positivo, al ubicarse en julio y agosto 0,7 puntos porcentuales en promedio por debajo del mismo periodo del 2012, mientras que el crecimiento anual del número de ocupados se aceleró de un promedio de 0,9% en el segundo trimestre del 2013 a uno de 2,4% en los dos primeros meses del tercer trimestre.

La creación de empleo formal acentuó su tendencia positiva, con un incremento anual promedio de 11,7% en el número de empleados formales en julio y agosto, superando el ya positivo aumento de 4,6 % entre abril y junio, mientras que la tasa global de participación pasó de contraerse 1 punto porcentual en el segundo trimestre a aumentar 0,1 puntos porcentuales en los dos primeros meses del tercer trimestre.

Adicionalmente, el indicador de compras de los hogares publicado por Raddar siguió acelerándose, al pasar de crecer 7,3 % anual en el periodo abril-junio a 10 % en julio-septiembre.

Vale la pena resaltar que los rubros del comercio minorista de mejor desempeño en agosto fueron los bienes durables diferentes a vehículos, y los semidurables, tales como ‘muebles y electrodomésticos para el hogar’, ‘calzado y artículos de cuero’, y ‘textiles’.

Lo anterior está en línea con nuestra expectativa de que el consumo de los hogares seguirá liderando el crecimiento económico local en el tercer trimestre.

LA INDUSTRIA RECAYÓ EN AGOSTO

La producción industrial sin trilla de café disminuyó 3,9 % anual en agosto, revirtiendo la tendencia de recuperación que venía evidenciándose desde abril.

El crecimiento anual de la producción industrial había repuntado de -5,9 % en el primer trimestre de este año a +0,1 % entre abril y junio, e incluso había empezado el tercer trimestre con un crecimiento anual positivo de 0,2 % en julio. Sin embargo, con la caída de agosto podrían retornar las preocupaciones de las autoridades sobre la actividad manufacturera local. Según hemos explicado en varias oportunidades, la heterogeneidad del sector industrial hace necesario un análisis más profundo del mismo.

En particular, la fuerte caída de la producción manufacturera en agosto estuvo explicada en gran medida por el rubro de vehículos, que pasó de contraerse 21 % anual en julio a hacerlo 28,9 % en agosto, restando 1,1 puntos porcentuales al crecimiento total del sector industrial.

Lo anterior indica que los rubros de la demanda privada han seguido incorporando el impulso de la política monetaria expansiva, pero también confirma la persistencia de problemas de oferta en la economía local, particularmente en la actividad industrial, que en nuestra opinión está en un periodo de transición y adaptación tras la entrada en vigencia de los tratados de libre comercio que ha firmado el país en los últimos años, entre otros inconvenientes.

Creemos que no está dentro del alcance de la política monetaria revertir los problemas de competitividad en la industria local, por lo que reducciones adicionales de la tasa repo tendrían un efecto muy limitado sobre ese sector, especialmente considerando el repunte positivo que evidencia la demanda de los hogares. Seguimos creyendo que el Banco de la República mantendrá en 3,25 % su tasa de interés de intervención hasta finalizar 2013.

Julio César Romero,

Analista Macroeconómico de Corficolombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado