Consultorio/Consolidando el repunte

La demanda interna habría seguido siendo el principal motor de crecimiento económico entre julio y septiembre, pero, a diferencia del trimestre previo, la inversión fija privada sería el mayor factor de impulso y el consumo de los hogares (62 % del PIB total) estabilizaría su crecimiento.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 19 de 2013
2013-12-19 12:13 a.m.

La información conocida en las últimas semanas ratifica nuestra expectativa de que la economía local habría consolidado su recuperación en el tercer trimestre de 2013. Mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para ese periodo en 4,8% anual, aunque con sesgo al alza, luego de los muy positivos datos de construcción conocidos recientemente. Creemos que este dato repercutirá notablemente en la próxima decisión de política monetaria. De confirmarse nuestro pronóstico (superior al 4,6% de BanRep), esperamos que la tasa de intervención permanezca en 3,25%, a pesar de las sorpresas desinflacionarias recientes.

SE FORTALECE LA DEMANDA INTERNA

La demanda interna habría seguido siendo el principal motor de crecimiento económico entre julio y septiembre, pero a diferencia del trimestre previo, la inversión fija privada sería el mayor factor de impulso, mientras que el consumo de los hogares (62 % del PIB total) estabilizaría su crecimiento en el promedio de la última década.

Los indicadores adelantados de consumo privado ofrecen señales. El mercado laboral continuó fortaleciéndose, llevando la tasa de desempleo a un nuevo mínimo histórico de 9,4 %, con aumentos en el número total de ocupados, mejoras en la generación de empleo formal y leves incrementos de la Tasa Global de Participación. Igualmente, el indicador de compras de los hogares de Raddar aceleró su crecimiento anual de 7,3% en el segundo trimestre del año a 10 % en el tercero, mientras que las ventas de autos particulares moderaron su caída anual a -3,5 %, desde -4,8 % entre abril y junio.

En contraste, el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) y las importaciones reales de bienes de consumo empeoraron su desempeño. No obstante, en su momento advertimos que el choque que tuvieron los paros de agosto sobre la confianza de los hogares sería transitorio y no afectaría de forma significativa sus decisiones de consumo. En efecto, luego de disminuir de 23,7 en el segundo trimestre a 17,7 en el tercero, el ICC repuntó a 22,7 en promedio durante octubre y noviembre. Entretanto, las importaciones reales de bienes de consumo desaceleraron su crecimiento anual de 10,3 % en el segundo trimestre a 5,7 % en el tercero, por lo cual estimamos que el consumo privado habría crecido 4,3 % anual en el tercer trimestre de 2013, frente a 4,4 % en el segundo.

Por su parte, la inversión fija (formación bruta de capital fijo) habría repuntado significativamente en el tercer trimestre del año. Primero, la inversión fija en construcción de edificaciones habría acelerado su ya positivo crecimiento en ese periodo, incorporando el impulso del programa de 100 mil viviendas gratis, cuyos efectos se evidencian desde el primer semestre del año, y de las medidas de estímulo a la construcción y la demanda de vivienda del Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo (Pipe).

Según el Censo de Edificaciones, el área causada o construida creció 45,4 % anual en el tercer trimestre del 2013, frente a 19 % en el trimestre previo, debido a un aumento de 47,3 % en los destinos residenciales y de 39,5 % en los no residenciales. Aunque buena parte del crecimiento del área causada residencial se debió al segmento de ingresos bajos (VIS), el cual genera un menor valor agregado que los otros segmentos, somos bastante optimistas respecto al crecimiento de edificaciones, pues tanto el área de las no residenciales como de las residenciales de ingresos medios y altos también registraron dinámicas importantes. Estimamos que la inversión fija en construcción de edificaciones creció 31,2 % anual en el tercer trimestre, acelerándose desde 7,9 % en el segundo.

Segundo, de acuerdo con el Indicador de Inversión en Obras Civiles, los pagos por ese concepto aumentaron 18 % anual en el tercer trimestre, frente al 5,1 % reportado inicialmente para el trimestre previo, y revisado a -2,8%. Las mayores contribuciones fueron generadas por la infraestructura vial (explicó más de la mitad del incremento en los pagos totales) y por las ‘vías de agua, puertos, represas, acueductos, alcantarillado y obras portuarias’, en línea con las medidas gubernamentales para la construcción de obras de acueducto y alcantarillado en varias regiones del país.

Tercero, la inversión en maquinaria y equipo habría consolidado su recuperación. Las importaciones reales de bienes de capital para la industria, nuestro proxy de inversión en maquinaria y equipo en el PIB, crecieron 8,9% anual en el tercer trimestre del 2013, frente a 6,1 % en el trimestre previo. Cuarto, la inversión fija en equipo de transporte habría moderado su deterioro, según la dinámica de las importaciones de ese tipo de bienes, que pasaron de caer 25 % anual en el segundo trimestre a 12,4 % en el tercero.

Finalmente, las exportaciones reales de bienes, proxy de las exportaciones en el PIB, crecieron 2,6 % anual en ese periodo, por debajo del 2,8 % del segundo trimestre, mientras que las compras externas reales de bienes aceleraron su crecimiento anual de 1,5 % a 6,5 % en el mismo lapso. Así, estimamos que la balanza comercial disminuiría su contribución al crecimiento de +1,1 puntos porcentuales entre abril y junio a -0,1 puntos porcentuales entre julio y septiembre.

CONSTRUCCIÓN A TODO VAPOR, SEGUIDA DE MINERÍA Y AGRICULTURA

Por sectores, la construcción se consolidaría como el principal motor de crecimiento local, impulsada por el importante repunte de edificaciones y obras civiles, seguida del sector minero-energético, que se vio favorecido por un crecimiento anual de 8,7 % de la producción petrolera en el tercer trimestre, frente a 5,9 % en el segundo, que sería parcialmente compensado por la caída de 6,3 % en la producción de carbón.

El sector agrícola se vería favorecido por el crecimiento anual de 52 % en la producción cafetera, frente a 42 % en el segundo trimestre, mientras que los sectores no transables diferentes a construcción mantendrían una dinámica positiva similar a la del segundo trimestre, en línea con el buen desempeño del consumo privado. Finalmente, el PIB industrial habría recaído, a pesar de la recuperación de los subsectores ligados a la construcción y del buen desempeño de la trilla de café.

Andrés Pardo Amézquita, gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana.

Julio César Romero, analista Macroeconómico de Corficolombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado