Consultorio / Un giro repentino

Nos sentimos aún más cómodos con nuestra expectativa de que el Banco de la República mantendrá su tasa de referencia en 3,25 por ciento en lo que queda del presente año y de que la tasa de cambio se ubicará en 1.850 pesos por dólar al cierre del 2013.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
octubre 03 de 2013
2013-10-03 04:11 a.m.

El Banco de la República mantuvo inalterada su tasa de interés de referencia en 3,25% y decidió continuar con su programa de acumulación de reservas internacionales, pero reduciendo el ritmo de compras.

Ambas decisiones estuvieron en línea con nuestra expectativa.

Sin embargo, nos sorprendió el marcado cambio de tono en el comunicado, el cual refleja una perspectiva notablemente más optimista que la de hace tan solo un mes, pero que está mucho más acorde con la nuestra.

Según lo habíamos anticipado, creemos que el mejor desempeño de la economía local en el segundo trimestre de 2013 (crecimiento del PIB de 4,2%, muy superior al 3,4% que esperaba el Banco de la República), y la decisión de política monetaria en EE. UU. de mantener el programa de compra de activos inalterado (sorprendiendo a la mayoría del mercado), fueron los factores determinantes para consolidar la posición de la mayoría dentro de la Junta del Emisor, que en la reunión de agosto había votado por mantener la tasa de interés de referencia en 3,25%.

Sin embargo, nos sorprendió que estos factores fueran suficientes para cambiar la posición de todos los otros miembros de la Junta (aquellos que votaron por recortar la tasa de referencia en la reunión de un mes atrás).

A diferencia de la decisión de agosto, esta vez la determinación fue unánime.

En nuestra opinión, esta es una señal inequívoca de que la perspectiva del Emisor mejoró sustancialmente en el último mes y de que se requeriría de un deterioro importante en las cifras de actividad económica para que se presentaran recortes adicionales en la tasa de interés en los próximos meses.

En efecto, el Banco de la República considera que los indicadores recientes apuntan a que el crecimiento del PIB del tercer trimestre sería superior al 3,4% registrado en el primer semestre del año.

Es más, en la conferencia de prensa, el Gerente del Banco afirmó que el crecimiento del tercer trimestre sería más alto que los observados en el primer trimestre (2,7%) y en el segundo (4,2%), lo que implica una tasa superior a 4,2%, en línea con nuestra expectativa (nosotros esperamos un crecimiento de 4,8% en el tercer trimestre del año).

Lo anterior refleja un mayor optimismo en la dinámica de recuperación de la economía.

Adicionalmente, y posiblemente de mayor relevancia, el Emisor mencionó que ha aumentado la probabilidad de que el crecimiento económico de este año sea similar al de 2012.

El Banco mantiene un intervalo de pronóstico de crecimiento del PIB para 2013 entre 3% y 4,5%, con 4% como dato más factible.

No obstante, hace un mes el Emisor había resaltado que los riesgos a la baja de estas proyecciones se habían incrementado, es decir que el dato más factible podía ser revisado a un nivel inferior a 4%.

Con el lenguaje del comunicado de septiembre y teniendo en cuenta que el Dane revisó recientemente la cifra de crecimiento para todo el 2012, de 4% a 4,2%, el Banco no solo está viendo un menor riesgo de que el crecimiento sea inferior a 4%, sino que también cree que ahora es más probable que lo supere y se acerque al 4,2% observado en 2012.

Vale la pena destacar que esta es la tasa de crecimiento que nosotros pronosticamos para todo el 2013.

En cuanto a los anuncios cambiarios, esperábamos que se extendiera el programa de acumulación de reservas que vencía a finales de septiembre, pero que se redujera el promedio de compras diarias.

En efecto, el Banco de la República anunció que comprará hasta 1.000 millones de dólares en los próximos 3 meses hasta el 31 de diciembre, en contraste con el programa anterior en el que compraba al menos 2.500 millones de dólares en el periodo de 3 meses que terminó el 30 de septiembre.

De esta forma, el promedio diario de compras bajará de un mínimo de 42 millones de dólares a un máximo de 17 millones.

Es de notar que no solo está bajando el ritmo de acumulación de reservas, sino que antes existía un piso de compras en el programa que venció y ahora existirá un techo. En esta nueva fase, el Banco podría incluso no comprar un solo dólar.

Ante la desaceleración en el ritmo de compra diaria de divisas, creemos que la tasa de cambio reaccionará ligeramente a la baja en las próximas semanas (apreciación del peso), aunque en los próximos días podría registrar cierta volatilidad y algunos episodios de devaluación asociados a la incertidumbre proveniente de las batallas fiscales que enfrenta EE. UU. en octubre: la aprobación del presupuesto de 2014 y el aumento del techo de la deuda hacia mediados del mes.

En consecuencia, nos sentimos aún más cómodos con nuestra expectativa de que el Emisor mantendrá su tasa de referencia en 3,25% en lo que queda del año y de que la tasa de cambio se ubicará en 1850 pesos por dólar al cierre de 2013.

Andrés Pardo Amézquita,

Gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado