Consultorio/Normalización local

El Banco de la República extenderá su programa de compra de reservas internacionales más allá de junio, posiblemente aumentando el cupo hasta un nivel de dos mil millones de dólares a lo largo del tercer trimestre (el programa del segundo trimestre tenía un cupo máximo de mil millones).

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
junio 06 de 2014
2014-06-06 01:18 a.m.

La información económica conocida recientemente confirma que el crecimiento económico local habría seguido impulsado principalmente por la demanda interna en el primer trimestre del 2014, debido nuevamente a una dinámica importante del gasto de los hogares, en particular el de bienes durables, y a un desempeño sobresaliente de la inversión fija.

Dentro de esta última, la compra de maquinaria y equipo, el componente de la inversión fija de mayor peso en el PIB, habría acelerado su crecimiento de forma importante, reflejando la recuperación que viene registrando el sector manufacturero desde hace unos meses.

Por su parte, la inversión fija en construcción de edificaciones y de obras civiles habría mantenido un crecimiento sobresaliente, muy superior al de la economía en conjunto. Los datos finales de estos sectores se conocerán en las próximas dos semanas y creemos que confirmarán nuestras estimaciones.

Seguimos esperando que los sectores de mejor desempeño en el primer trimestre hayan sido la construcción y aquellos relacionados estrechamente con el consumo privado, como comercio y servicios, a los se sumaría el repunte del sector manufacturero, que según el Índice de Producción Industrial, en marzo registró su mayor crecimiento anual de los últimos 6 años. Este último dato estuvo favorecido por un mayor número de días hábiles con respecto al mismo mes de 2013, pero sin ese efecto, igualmente se evidencia una recuperación sostenida. En contraste, estimamos que el PIB petrolero se habría contraído, en buena parte por el incremento de ataques a su infraestructura.

Con respecto a la inflación, en abril se registró una nueva sorpresa al alza: la variación anual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) se aceleró a 2,72 por ciento a/a, desde 2,51 por ciento a/a en marzo, acumulando un incremento de 0,96 puntos porcentuales (p.p.) en solo 6. La corrección de la inflación ha sido levemente más rápida de lo que esperábamos, debido a que el clima atípicamente seco en varias regiones del país ha reforzado el incremento en los precios de los alimentos perecederos y de la energía eléctrica.

El último mes también se caracterizó por un ligero incremento en la volatilidad del mercado de deuda pública local, en medio de una baja correlación con los Bonos del Tesoro. Las tasas de negociación de los TES han incorporado las nuevas condiciones de política monetaria y reflejan la expectativa de incrementos adicionales en los próximos meses. Adicionalmente, la sorpresa al alza de inflación en abril se reflejó en un ligero aumento de las inflaciones implícitas y de las expectativas de los analistas, aunque en su mayoría se ubican en niveles cercanos a la meta de BanRep. Entre tanto, el mercado ha incorporado mayores aumentos en la tasa de interés de intervención en los próximos meses, hacia niveles de 4,50 por ciento a finales de 2014.

En el frente externo ha continuado disminuyendo la volatilidad y las primas de riesgo, en medio de la publicación de cifras económicas más favorables en EE. UU. y en Europa, y de una tensa calma en el conflicto entre Ucrania y Rusia. Los datos económicos en EE. UU. evidencian una recuperación de los efectos adversos del invierno, aunque continúan sugiriendo un repunte moderado de la economía este año, por lo cual seguimos creyendo que la normalización de la política monetaria en ese país seguirá siendo gradual. En la Eurozona, las cifras muestran un débil repunte de la economía y la persistencia de bajos niveles de inflación, por lo que el Banco Central Europeo ha anunciado que adoptará medidas adicionales de expansión monetaria en su reunión del 5 de junio, en línea con nuestra expectativa de que continuarán los elevados niveles de liquidez global.

En China, los indicadores económicos han presentado un repunte moderado, aunque algunos sectores continúan en terrero de contracción. Las evidencias incipientes de estabilización en el ritmo de desaceleración de esa y el bajo impacto que este proceso ha tenido sobre los precios del petróleo, principal producto de exportación de Colombia, sugieren que los términos de intercambio del país se mantendrán elevados y continuarán dando un impulso al crecimiento local.

Estas situaciones en el frente externo, junto con el importante aumento esperado en los flujos de inversión extranjera hacia Colombia a lo largo de este año, generan mayores presiones revaluacionistas sobre la tasa de cambio.

Bajo este contexto, consideramos que se consolida el proceso de normalización tanto de la brecha del producto como de la de inflación, lo cual es consistente con las decisiones de BanRep de aumentar la tasa de interés de intervención en abril y mayo hasta el nivel actual de 3,75 por ciento, y con nuestra expectativa de mayores incrementos en los próximos meses hasta 4,75 por ciento al cierre del año.

Ya que BanRep ha mencionado su preferencia de normalizar la política monetaria gradualmente y que parte de este proceso se debe a la disminución de la tasa de intervención real ex-post (ajustada por la inflación observada), esperamos aumentos no mayores a un cuarto de punto porcentual en la tasa repo por reunión, y que se presenten algunas pausas en los siguientes 6 meses.

Las pausas que esperamos en el ciclo de normalización local se deben a que estimamos que la mayor parte de la aceleración de la inflación ya se ha dado y, por lo tanto, la mayor caída en la tasa de intervención real ex-post ya se habría observado.

El otro factor que podría conllevar a alguna pausa en el ciclo de incrementos de la tasa de intervención tiene que ver con las presiones revaluacionistas que hemos descrito. Por lo anterior, estimamos que BanRep extenderá su programa de compra de reservas internacionales más allá de junio, posiblemente aumentando el cupo hasta un nivel de 2 mil millones de dólares a lo largo del tercer trimestre (el programa del segundo trimestre tenía un cupo máximo de mil millones).

Andrés Pardo Amézquita
Gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana

Julio César Romero
Analista Macroeconómico de Corficolombiana

 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado