Consultorio/ Nuevo incentivo fiscal para morosos

¿Acogerse a la condición especial de pago consagrada en el artículo 57 de la Ley 1739 de 2014, respecto de una declaración tributaria en mora por el no pago oportuno, permite restablecer los beneficios de progresividad del impuesto sobre la renta establecidos en el artículo 4 de la Ley 1429 de 2010 sobre formalización y generación de empleo ?

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
agosto 02 de 2015
2015-08-02 05:33 p.m.

En primer lugar, es necesario recordar que mediante el Artículo 4 de la Ley 1429 de 2010 “Por la cual se expide la ley de formalización y generación de empleo” se estableció, entre otros, un beneficio de progresividad en el pago del impuesto sobre la renta y complementarios, para las denominadas pequeñas empresas, esto es, aquellas cuyo personal no fuera superior a 50 trabajadores y cuyos activos totales no superaran los 5.000 salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Mediante el Decreto reglamentario 4910 de 2011 se regularon los requisitos y condiciones para poder aplicar los beneficios de la ley. Así mismo, el Artículo 9 del citado Decreto consagró expresamente como una de las causales de pérdida o improcedencia de los beneficios, el incumplimiento con el deber legal de realizar los pagos de los valores a cargo en las declaraciones tributarias del orden nacional y territorial, dentro de los plazos señalados para el efecto.

Ahora bien, la Ley 1739 de 2014 estipuló en el Artículo 57 una condición especial de pago sobre impuestos, tasas, contribuciones, tributos aduaneros y sanciones, la cual consiste en la posibilidad de normalizar las obligaciones fiscales en mora correspondientes a los periodos gravables 2012 y anteriores.

La mencionada disposición legal no prohibió la posibilidad de que los contribuyentes beneficiarios de la Ley 1429 de 2010 se acojan a la condición especial de pago, razón por la cual dichos contribuyentes se encuentran facultados para aplicar dicho beneficio y en consecuencia regularizar su situación con la Administración Tributaria.

Ahora bien, lo anterior no implica que el contribuyente beneficiario de la Ley 1429 de 2010, que ha incumplido con los requisitos y condiciones previstos en el Decreto 4910 de 2011 y, por lo mismo, perdió los beneficios en cuestión, pueda subsanar dicha situación a la luz de lo previsto en el Artículo 57 de la Ley 1739, pues el objetivo de dicha disposición es conceder a los contribuyentes que se encuentran en mora con la Administración de Impuestos, la oportunidad de realizar los pagos insolutos y la presentación de las declaraciones que no han producido efectos legales de acuerdo con la normatividad tributaria, por lo que no puede pretenderse que realizando el pago que estaba en mora, el contribuyente recupere o continúe con los beneficios previstos en la Ley 1429 de 2010.

De manera que si el contribuyente incumplió con la obligación de pagar la declaración tributaria dentro de la oportunidad legal, deberá reintegrar el valor del beneficio.

En el mismo sentido se pronunció la Dian por medio del Oficio No. 012392 de 2015, señalando específicamente que no es posible reestablecer los beneficios de la Ley 1429 de 2010, a pesar de que los correspondientes requisitos queden subsanados con ocasión de la aplicación de la condición especial de pago prevista en el Artículo 57 de la Ley 1739. Esto en consideración a que la Ley 1429 y su decreto reglamentario son enfáticos en señalar que la pérdida o improcedencia del beneficio ocurre cuando se incumple alguno de los requisitos establecidos por la normatividad para acceder o conservar el beneficio de progresividad.

Las opiniones expresadas en este Consultorio Tributario se basan en nuestra interpretación de las normas legales vigentes. Es posible que las autoridades de control no compartan nuestros criterios jurídicos. Esta columna ofrece una información general y no pretende dar asesoría específica legal a casos particulares.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado