Consultorio/ Oportunidades de negocios en agro no son claras

Agroexpo 2015, pese a que es la mejor vitrina para mostrar los adelantos tecnológicos, desarrollos en maquinaria, equipos e implementos para el campo, tiene una deuda millonaria con los visitantes inquietos e interesados en crear ideas de agronegocios.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 17 de 2015
2015-07-17 11:34 p.m.

La desazón de algunos jóvenes visitantes de  la feria, interesados en temas de inversión productiva, es evidente al no poder identificar claramente las oportunidades que existen para fomentar el agro. Es claro que el gobierno tiene, a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, una política de incentivos y planes de fomento para el desarrollo del sector agropecuario, acompañada de una oferta de bienes públicos rurales a cargo de las entidades adscritas y vinculadas al sector: investigación, transferencia de tecnología, asistencia técnica directa rural, crédito agropecuario. No obstante, cada dependencia del estado maneja su propio plan para el fomento, expansión o creación de nuevos agronegocios con diferentes especies vegetales, para su inclusión en los mercados nacional e internacional. Es decir, las oportunidades de negocios en el agro no están claras.

Igualmente la información disponible en la web de páginas institucionales y la lectura de artículos de prensa en los que se informa de alternativas de producción y de oportunidades con fines de exportación, muestra un panorama de incoherencia política para el fomento agrícola, evidenciando que cada entidad tiene su propia prioridad productiva y no hay un objetivo común.

Esta falta de armonía y desarticulación impide la focalización y el énfasis de la aplicación de las políticas públicas, en una de las principales estrategias del gobierno para incursionar con renglones más competitivos y de alta demanda en los mercados internacionales como en el caso de frutas, hortalizas, granos, cacao, chocolatería y confitería, grasas vegetales, entre otros, en fresco o procesados.

Por ejemplo, se hizo una revisión sobre la oferta de productos demandados por Italia en la reciente Feria Expomilano 2015, en donde el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural auspició una delegación de organizaciones de productores, al igual que de los productos con más demanda luego de dos años de la entrada en vigencia del TLC con la Unión Europea. Se conoció también la información de oferta exportable del Programa de Transformación Productiva de Mincomercio, de la Corporación Colombia Internacional, la apuesta exportadora de Asohofrucol con destino al mercado europeo, las especies con las cuales trabaja la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA) en su proceso de ordenamiento productivo del territorio, el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 y aquellos productos incluidos en el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional 2012-2019, para citar algunos ejemplos.

En la lectura de estos documentos se mencionan 70 especies o grupos de productos vegetales en las ocho fuentes consultadas. Esto no necesariamente indica que para cada producto hay un plan de fomento, sino que se cita o tiene en cuenta entre los rubros sujetos de política y de atención parcial o plena por parte de entidades del sector público y privado. Además, una misma fuente se relaciona con uno o varios productos y esto significa que más de la mitad de los productos se trabajan o promueven aisladamente y no en forma intersectorial.

Como no siempre hay coincidencia en las instituciones, respecto a los productos sujetos a planes de fomento para la producción nacional y el mercado externo, se hace imprescindible un trabajo de priorización que permita logros significativos para la consolidación de procesos productivos y de agroexportación. La priorización de especies o productos agrícolas sujetos a planes de fomento, investigación y desarrollo tecnológico, de manera más concertada, es importante en un país en donde los recursos asignados son cada día más escasos e insuficientes para la financiación de proyectos. Ello contribuirá a que los nuevos y potenciales aspirantes a productores rurales puedan identificar e incursionar con cultivos o productos que cuenten con todo el apoyo de la institucionalidad para el éxito de sus iniciativas agroempresariales.

Queda planteada la reflexión y desde la academia, estaremos siempre prestos a contribuir con esa cruzada.

Edgar Martínez

Decano de la Facultad de Ingeniería de la UDCA

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado