Consultorio / Repunte consolidado

La construcción se afianzó como el principal motor de crecimiento local, impulsada por importantes desempeños tanto en edificaciones como en obras civiles.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
enero 09 de 2014
2014-01-09 12:11 a.m.

La economía colombiana consolidó su recuperación en el tercer trimestre del 2013, liderada por un excelente desempeño de la inversión fija en construcción de edificaciones y obras civiles.

El crecimiento del PIB se aceleró de 3,9 % anual en el segundo trimestre a 5,1% en el tercero, levemente por encima de nuestro pronóstico optimista y con sesgo al alza de 4,8%, pero superando el 4,6 % que esperaba el Banco de la República.

Estimamos que la brecha negativa del producto se redujo levemente y mantenemos la expectativa de que continuará reduciéndose gradualmente en los próximos trimestres, aunque habría cerrado el 2013 en niveles ligeramente negativos.

Según las minutas de la reunión del Banco de la República en diciembre, algunos miembros de la junta expresaron su preocupación por la baja inflación, sugiriendo que la tasa de intervención podría permanecer en los niveles expansivos actuales por más tiempo.

No obstante, el dato de inflación de diciembre (conocido después de la reunión del Banco) evidenció un repunte inflacionario que creemos que se mantendrá en los próximos meses, lo que debería moderar las preocupaciones al respecto en la junta.

Adicionalmente, tanto en las minutas como en el comunicado se reconoce que el crecimiento del PIB entre julio y septiembre fue superior al estimado y que para el último trimestre de 2013 varios indicadores “sugieren que el consumo de los hogares crece a buen ritmo” y que el crecimiento en el segundo semestre será “considerablemente mayor al observado en el primero”.

Bajo este contexto, creemos que el espacio para mantener la tasa de intervención en 3,25 % habrá disminuido hacia finales del primer trimestre del 2014, y que a partir de abril comenzará un proceso gradual de normalización de la política monetaria.

CRECIMIENTO POR DEMANDA INTERNA

La demanda interna siguió siendo el motor de crecimiento económico, pero a diferencia del segundo trimestre, la inversión fija fue el componente de mejor dinámica, mientras que el consumo de los hogares desaceleró su crecimiento de 4,3 % en el segundo trimestre del 2013 a 4,0% en el tercero (esperábamos 4,3%), debido principalmente a la menor la dinámica de los componentes de bienes no durables y servicios.

En menor medida al menor crecimiento en bienes semidurables. En contraste, el gasto en bienes durables aceleró su crecimiento de 4,5 % entre abril y junio a 5,5 % entre julio y septiembre.

Como anticipamos, la inversión fija (formación bruta de capital fijo) aceleró su crecimiento de 0,7 % en el segundo trimestre a 11 % en el tercero (esperábamos 11,8 %).

En primer lugar, la inversión fija en construcción de edificaciones pasó de crecer 8,6 % entre abril y junio a 26,7% entre julio y septiembre (esperábamos 31,2 %), reflejando el impulso del Gobierno a la construcción y la demanda de vivienda.

Creemos que este sector continuará impulsando el crecimiento económico en los próximos trimestres, teniendo en cuenta que las medidas de estímulo a la actividad edificadora continuarán teniendo un impacto pleno durante esos periodos y que el área de iniciaciones, nuestro indicador adelantado preferido del sector edificador, aceleró su crecimiento de 5,3 % en el primer trimestre del 2013 a 20,7 % en el segundo y a 43,3 % en el tercero.

Segundo, la inversión fija en obras civiles creció 18,2 % entre julio y septiembre, frente a la caída de 2,5 % en el trimestre previo, debido, principalmente, a la dinámica de los pagos para infraestructura vial y obras relacionadas con acueductos y alcantarillado, también como resultado de las medidas que ha adoptado el Gobierno en esa materia.

Tercero, la inversión fija en equipo de transporte moderó su caída de 13,5% en el segundo trimestre a 6,8 % en el tercero, en línea con nuestra expectativa. Creemos que este componente seguirá recuperándose en los próximos trimestres, pues estimamos que el sector petrolero necesitará renovar sus inversiones en este tipo de bienes, además teniendo en cuenta la muy baja base estadística de finales del 2012 y de todo el 2013.

En contraste, la inversión en maquinaria y equipo desaceleró su crecimiento de 4,1 % entre abril y junio a 3 % entre julio y septiembre, aunque creemos que retomará su tendencia creciente en los próximos trimestres.

Finalmente, la balanza comercial redujo en 1,4 puntos porcentuales su contribución al crecimiento del tercer trimestre, con respecto a la del segundo (esperábamos una reducción de 1,3 puntos), como resultado del menor crecimiento de las exportaciones y una mejor dinámica de las importaciones.

CONSTRUCCIÓN, A TODO VAPOR

Tal y como anticipamos, la construcción se consolidó como el principal motor de crecimiento local, impulsada por importantes desempeños tanto en edificaciones como en obras civiles.

En efecto, la construcción pasó de crecer 2,5 % entre abril y junio a 21,3 % entre julio y septiembre (esperábamos 23,6 %), más de 4 veces el crecimiento total de la economía.

Vale la pena resaltar la dinámica homogénea de la construcción tanto de edificaciones residenciales (creció 25,7 %), como de edificaciones no residenciales (31,1 %).

En segundo lugar se ubicaron los sectores agrícola y minero energético, con crecimientos de 6,6 % y 6,1 % (esperábamos 6,6% y 6,2 %, respectivamente), frente a los aumentos de 7,6 % y 4,01 % que registraron en el segundo trimestre, favorecidos por los crecimientos de 41,6% en la producción cafetera (esperábamos 39,9 %) y de 10,3 % en la producción petrolera (esperábamos 8,7 %).

Los sectores no transables diferentes a construcción, tales como comercio, restaurantes, hoteles, transporte y comunicaciones, registraron una dinámica similar a la del consumo privado, mientras que el de servicios sociales reflejó el buen comportamiento del gasto público.

Por su parte, el PIB industrial recayó, según lo anticipamos, al registrar una variación anual de -1 % (esperábamos -3,3 %), frente al crecimiento de 1,3 % en el segundo trimestre, a pesar de la recuperación de los subsectores ligados a la construcción y del buen desempeño del subsector de trilla de café, que creció 35 %.

Julio César Romero

Analista Macroeconómico de Corficolombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado