Consultorio / Rezago monetario

Los datos del PIB, incluyendo la revisión al alza del 2013, y la información disponible para el segundo trimestre del 2014, sugieren que la economía ya crece en su potencial o un poco por encima, y la inflación está prácticamente en la meta de 3 por ciento.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 26 de 2014
2014-06-26 04:32 a.m.

En el primer trimestre del 2014, la economía colombiana creció 6,4 % anual (en adelante, siempre se hace referencia a variaciones anuales, excepto donde se mencione lo contrario), superando por amplio margen el 4,8 % que esperaba el Banco de la República y el 5,3 % que pronosticábamos desde comienzos de año.

Ese crecimiento significó una aceleración frente al 5,3 % del cuarto trimestre del 2013, y es el más alto de los últimos 10 trimestres. Además, el crecimiento del PIB del 2013 fue revisado de 4,3% a 4,7 %, aumentando significativamente la probabilidad de que la economía local haya alcanzado su potencial en el primer semestre del 2014. Por ahora mantenemos nuestro pronóstico de crecimiento económico para 2014 en 5 %, aunque con sesgo al alza.

Antes de conocer los datos del PIB, ya estimábamos que la brecha del producto, que se había mantenido en niveles negativos durante todo el 2013, se cerraría hacia mediados de este año.

La sorpresa positiva del PIB no sólo ratificó esa expectativa, sino que ahora creemos que la economía podría estar creciendo actualmente por encima de su potencial.

Dado que la inflación también ha convergido más rápido de lo esperado a la meta de 3 %, esperábamos que el Banco de la República acelerara el ritmo de normalización monetaria y aumentara en 50 puntos básicos (pbs) su tasa de intervención la semana pasada.

Sin embargo, al aumentarla sólo en 25 pbs, vemos un mayor riesgo de que tenga que llevarla más allá de su nivel neutral en los próximos trimestres, ante eventuales presiones inflacionarias provenientes de un crecimiento mayor al potencial, y un posible aumento de las expectativas de inflación a niveles muy superiores a la meta de 3 %. Consideramos que la normalización de la política monetaria se encuentra rezagada frente a las condiciones económicas e inflacionarias actuales.

El PIB del primer trimestre de 2014: Información parcial y protagonismo de la construcción

La aceleración de 1,1 puntos porcentuales que registró el crecimiento del PIB en el primer trimestre estuvo impulsada principalmente por la construcción (explicó 0,7 puntos porcentuales de la aceleración), y en menor medida por el repunte del PIB industrial (explicó 0,3 puntos porcentuales).

Sin embargo, los datos publicados por el DANE no incluyeron la información del PIB por el lado de la demanda, debido a “rezagos en la disponibilidad de la información”, según informó un comunicado emitido después de la publicación parcial de los datos.

Dado que la publicación de las cifras por el lado de la demanda “se efectuará una semana después de la oficialización correspondiente a la oferta”, solo hasta el jueves de esta semana será posible establecer qué componentes de la demanda generaron el mayor impulso a la actividad económica.

Sin embargo, la información del PIB por sectores confirma que la demanda interna fue el principal motor de crecimiento en el primer trimestre, aunque ajustamos algunos de los pronósticos que teníamos previamente.

El consumo privado habría crecido 5,6%, superior al 4,9 % del cuarto trimestre del 2013, y aportaría 0,4 puntos porcentuales adicionales al crecimiento del PIB (anteriormente estimábamos un aumento de 0,1 puntos porcentuales).

En este caso tuvimos en cuenta que los sectores relacionados con el gasto de los hogares, tales como ‘transporte y comunicaciones’, ‘comercio, restaurantes y hoteles’, servicios financieros y servicios sociales, crecieron 4,5 %, 5,6 %, 6 % y 6,3 % en el primer trimestre, respectivamente, frente a 3,5 %, 5,5 %, 5,7 % y 6,2 % en el trimestre previo.

Además, estimamos que la inversión fija habría crecido 14,8 % en el primer trimestre, por encima del 9,5 % al que esperamos que se revise el dato del cuarto trimestre del 2013 (desde 8 %), y aumentaría en 1,4 puntos porcentuales su contribución al crecimiento del PIB respecto a la del trimestre previo, superior al 1 punto porcentual que esperábamos previamente.

Estos ajustes tuvieron en cuenta que: i) la construcción de edificaciones creció 7,9 % en el primer trimestre, por encima de nuestra expectativa de 1,5 %; ii) el crecimiento del PIB de construcción en el 2013 fue revisado de 9,8 % a 12 %; y iii) la industria y la minería, sectores que realizan la mayor parte de la inversión en maquinaria y equipo y en equipo de transporte, crecieron 3,3 % y 5,6 %, respectivamente, frente a 0% y 7,8 % en el cuarto trimestre del 2013.

LA NORMALIZACIÓN MONETARIA ESTÁ REZAGADA

Los datos del PIB, incluyendo la revisión al alza del 2013, y la información disponible para el segundo trimestre del 2014, sugieren que la economía ya crece en su potencial o un poco por encima, y la inflación está prácticamente en la meta de 3 %.

Esta situación es consistente con una política monetaria neutral, lo que implica que la tasa de intervención debería aproximarse rápidamente a 4,75 % o 5% (tasa de interés real de entre 1,75 % y 2 %), y que no debería permanecer por mucho más tiempo en niveles expansionistas como los actuales (4 %).

El comunicado del Banco de la República coincide con nuestra, al mencionar explícitamente que: i) la inflación al consumidor en mayo fue superior a lo esperado y ha convergido más rápido de lo previsto a 3 %; ii) las expectativas de inflación a 1 año siguieron aumentando en el último mes; iii) el crecimiento de la economía fue significativamente superior a lo esperado; iv) ha aumentado la probabilidad de que la economía se encuentre cerca al uso pleno de su capacidad productiva en el 2014; v) los riesgos al alza sobre la inflación aumentaron en el último mes; y vi) los mejores datos del PIB podrían llevar al surgimiento de presiones inflacionarias más rápido que lo previsto.

No obstante, la Junta insistió en continuar “el ajuste gradual de la postura expansiva de la política monetaria” y aumentó su tasa repo a 4 %.

En ese nivel, la tasa repo real, ya sea deflactada con la inflación observada o con las expectativas de inflación, está actualmente entre 75 puntos básico y 125 puntos básicos por debajo del nivel que consideramos neutral, por lo cual ahora creemos que la tasa repo terminará el 2014 en 5 %, frente a nuestra estimación previa de 4,75 %.

Andrés Pardo Amézquita

Gerente de Investigaciones Económicas de Corficolombiana.

Julio César Romero

Analista Macroeconómico de Corficolombiana.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado