Coyuntura / Ahorrar siempre será una buena práctica

Con el paso del tiempo, las alternativas de inversión para los pequeños ahorradores y grandes inversionistas han evolucionado sobre la base de buscar otras alternativas confiables, las cuales se pueden lograr a través de los denominados Fondos de Inversión Colectiva.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 16 de 2014
2014-05-16 03:25 a.m.

Ahorro. Nadie duda de la importancia de este hábito que debe ser inculcado desde la primera infancia.

Para este propósito, en Colombia se ha recurrido a mecanismos tradicionales como las cuentas de ahorro y posteriormente a la compra de acciones, como una de las posibilidades de asegurar un futuro a las familias.

Con el paso del tiempo, las alternativas de inversión para los pequeños ahorradores y grandes inversionistas han evolucionado sobre la base de buscar otras alternativas confiables, las cuales se pueden lograr a través de los denominados Fondos de Inversión Colectiva (FIC). Estos instrumentos, creados hace más de 20 años, han venido consolidándose en la medida en que se ha incrementado su difusión.

Los FIC son administrados por entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera (SFC), entre otras, por sociedades fiduciarias y tienen un soporte normativo que actualmente se sustenta con los Decretos 1242 y 1243 del 2013, normas que expidió el Gobierno Nacional con el fin de colocar a dichos instrumentos bajo estándares internacionales, lo que propicia un cambio significativo en las actividades de administración, distribución, gestión y en la custodia.

Este último mecanismo, a partir de diciembre de este año se incorporará al sistema para que sea desarrollado obligatoriamente por entidades especializadas, de forma independiente.

Es importante saber, que al igual que en los sistemas tradicionales, en los FIC se pueden invertir desde sumas muy pequeñas, 30 mil o 50 mil pesos, dependiendo del fondo, hasta cantidades importantes a cargo de grandes tesorerías de empresas públicas y privadas.

La principal característica de los FIC, es que realizan inversiones diversificadas, administradas por expertos profesionales que analizan permanentemente los diferentes activos financieros y toman decisiones de acuerdo con las perspectivas que ofrece el mercado.

Si se trata de pequeños o medianos inversionistas, a través de los FIC, se pueden realizar ahorros programados para diferentes objetivos, como pago de matrículas, planes de vacaciones, estudios universitarios o compra de inmuebles.

Si se trata de grandes tesorerías que invierten en FIC, el sector fiduciario ofrece diversas alternativas que les permiten administrar sus recursos de forma eficiente. Cualquier persona puede acceder a los FIC por medio de la fuerza de ventas de las sociedades fiduciarias o las redes bancarias que actúan para estos efectos, como distribuidoras de distintos fondos.

A diferencia de los CDT y cuentas de ahorro, en los FIC no hay una rentabilidad mínima asegurada, pues las inversiones se realizan en títulos de renta fija o renta variable, que son negociados diariamente en el mercado de valores. Sin embargo, los suscriptores de los FIC están informados sobre el comportamiento del fondo, de acuerdo con lo establecido en su reglamento. Además, se reitera que los administradores de FIC son vigilados por la SFC.

En Colombia, actualmente solo el 2 por ciento de la población participa en los FIC, mientras que en Chile y Estados Unidos el porcentaje es del 10 y el 30 por ciento, respectivamente.

La meta del sector fiduciario en los próximos 5 años es lograr que se vinculen a los FIC el 10 por ciento de la población colombiana, es decir, unos 4 millones de personas, y dentro de este objetivo, se incluya desde el pequeño ahorrador hasta las más importantes tesorerías.

A diciembre del 2013, la industria de FIC contaba con algo más de 1’000.000 inversionistas, de los cuales el 88 por ciento, están vinculados a fondos administrados por las sociedades fiduciarias.

De los 240 FIC que existen en el mercado, 127 son administrados por fiduciarias y, respecto de los activos administrados en FIC, el sector fiduciario cuenta con el 80 por ciento de participación.

Chile, un país con 17 millones de habitantes –la tercera parte de nuestra población– registraba a diciembre del 2013, 570 fondos de inversión, con activos equivalentes a 78,5 billones de pesos colombianos.

El valor de la industria chilena respecto del PIB es del 14 por ciento, mientras que en Colombia este indicador es de 6 por ciento.

El camino está abierto para que el 2014 sea el año de los FIC, aumentando las alternativas de ahorro e inversión para los colombianos. No hay duda, ahorrar siempre será una buena práctica. Lo importante es percibir que las herramientas para hacerlo van evolucionando.

En ese sentido, el sector fiduciario emprende una campaña de educación financiera dirigida a toda la población, con el fin de asegurar la consolidación de los FIC.

A través de diferentes medios masivos como televisión, radio, prensa escrita y los sistemas de transporte público de las principales ciudades del país, se pretende generar una gran difusión del mensaje que se ha preparado.

El objetivo es que todos conozcan los beneficios y ventajas de invertir y ahorrar en un FIC. Lo invitamos a ingresar a www.platatrabajando.com para acceder a mayor información.

Stella Villegas de Osorio

Presidenta de la Asociación de Fiduciarias

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado