Coyuntura/ Dólar y el mercado de derivados OTC en Colombia

A nivel internacional, organismos multilaterales como el Banco de Pagos Internacionales (BIS) y la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Iosco) recomiendan la creación de “Entidades Centralizadoras de Información Financiera o Repositorios de Transacciones (RT)”.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
diciembre 16 de 2014
2014-12-16 01:10 a.m.

Luego de la crisis financiera mundial de 2008 y 2009 las entidades regulatorias mundiales se dieron cuenta de que la causa principal fueron los derivados OTC (Over The Counter). Es decir, las negociaciones de derivados que se hacen directamente entre las partes por fuera del mercado bursátil y con poco control de los entes reguladores.

En palabras sencillas, el mercado de derivados OTC es por debajo de cuerdas.

Para mejorar la transparencia y minimizar el riesgo sistémico que el mercado de derivados OTC tenía, los líderes del Grupo de los Veinte (G20) se pusieron de acuerdo para implementar una serie de medidas que impactaron significativamente el modelo de negocios de estos derivados, su rentabilidad, la estructura de las entidades reguladoras, además de las operaciones, la información y la tecnología de las intermediarios financieros que negocian con derivados. Estas reformas plantearon cambios profundos en las instituciones financieras.

En Estados Unidos se creó el Acto de reforma Dodd-Frank para regular a Wall Street y proteger al consumidor. En Europa se creó la Directiva Regulatoria sobre mercados de instrumentos financieros (MiFID II/ MiFIR), así como el Reglamento de la Infraestructura del Mercado Europeo (EMIR por su sigla en inglés).

Lo que se busca con las reformas, tanto en Estados Unidos como en Europa, es la transparencia en las negociaciones de los derivados OTC; es decir, que los entes reguladores tengan información verdadera y en tiempo real sobre lo que se negocia, que se sepa quiénes negocian, las cantidades que negocian y el momento exacto de la negociación.

Desafortunadamente Colombia no ha implementado una regulación clara sobre el mercado de divisas OTC, y la mayoría de las negociaciones diarias se hacen a través de este mercado.

La entidades que pueden negociar divisas en el mercado OTC son los denominados Intermediarios en el Mercado Cambiario (IMC), que son los bancos comerciales, los bancos hipotecarios, las corporaciones financieras, las compañías de financiamiento comercial, la Financiera Energética Nacional FEN, el Banco de Comercio Exterior S.A. Bancoldex, las cooperativas financieras, las sociedades comisionistas de bolsa y las casas de cambio.

En un interesante estudio: “Derivados OTC en Colombia: un enfoque hacia la transparencia de los mercados financieros” de Jhonatan Pérez y Ricardo Mariño, los investigadores afirman que: “en el mercado sobre el mostrador (OTC), la información de las operaciones se encuentra restringida al público y está fragmentada e incompleta para las autoridades”. De lo que se concluye que es muy complicado para las autoridades reguladoras (Superintendencia Financiera) tener claridad sobre la información de las negociaciones diarias de divisas en Colombia.

MERCADO OTC EN EL PAÍS 

En el reciente “XI Simposio Nacional y VIII Internacional de Expertos en Finanzas” de la Universidad Javeriana, en el cual tuve la fortuna de ser ponente, se presentó una investigación de Javier H. Sandoval titulado: “Análisis de Transparencia Prenegociación en los Calces OTC de los Contratos de Futuros sobre TRM del mercado de derivados colombiano”.

Una de las conclusiones del trabajo es que la mayoría de negociaciones diarias del dólar en Colombia se hace a través del mercado OTC y esto se debe a la ventaja que explota el intermediario del mercado de futuros frente a las contrapartes desinformadas.

Teniendo en cuenta que en Colombia se negocian entre 800 y 1.000 millones de dólares diarios y que estas negociaciones definen la Tasa Representativa del Mercado (TRM) diaria, pues la Superfinanciera debería tener transparencia sobre quiénes negocian dólares y cómo se negocian.

Sin embargo, la actual reglamentación sobre el mercado OTC de divisas en Colombia dificulta el acceso a la información y la posterior regulación.

La recomendación de los estudios arriba mencionados es que, al igual que se ha hecho en muchos países del mundo, se cree una entidad centralizadora de la información financiera del mercado de derivados OTC, incluidas las negociaciones de divisas.

Lo anterior mejoraría la información para el público general, para las contrapartes desinformadas y para la Superfinanciera, y a esta última le daría más herramientas para la regulación en el mercado de los derivados.

A nivel internacional, organismos multilaterales como el Banco de Pagos Internacionales (BIS) y la Organización Internacional de Comisiones de Valores (Iosco) recomiendan la creación de “Entidades Centralizadoras de Información Financiera o Repositorios de Transacciones (RT)”.

La transparencia en el mercado de derivados OTC es fundamental para controlar la especulación y el posible ‘lavado’ en el mercado de derivados de divisas OTC.
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado