Coyuntura/¿Empresarios construirán un mundo mejor?

El capitalismo, con todas sus fallas, sigue siendo el mejor sistema conocido. Y afortunadamente todo parece indicar que sufrirá cambios positivos en las próximas décadas. Las compañías innova- doras que se preocupan por la sostenibilidad, reportan mejores resultados económicos.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 31 de 2013
2013-05-31 03:54 a.m.

En 1962 Milton Friedman fue contundente: “Pocas cosas podrían socavar más las fundaciones de nuestra sociedad como aceptar que los administradores de las empresas tienen una responsabilidad social diferente a producir tanto dinero como sea posible para los accionistas”.

Para Friedman, la responsabilidad social era cuestión de los accionistas: ¡los administradores sólo debían preocuparse por producir plata! Gracias a este principio, definido tan descarnadamente, la calidad de vida de la humanidad ha mejorado en los últimos 200 años mucho más que en los cientos de siglos transcurridos desde el origen de nuestra especie.

El capitalismo, con todas sus fallas, sigue siendo el mejor sistema conocido. Y afortunadamente todo parece indicar que sufrirá cambios positivos en las próximas décadas.

En 1932 un defensor del capitalismo dijo: “Muchas personas asumen equivocadamente que una compañía sólo existe para hacer dinero. Si bien este es un objetivo fundamental, debemos encontrar las verdaderas razones de nuestra existencia: en una compañía un grupo de personas se reúnen para lograr colectivamente metas, que separadamente no podrían alcanzar. Esas metas deben contribuir a mejorar la sociedad”, David Packard, co-fundador de Hewlett Packard. Dave sabía que la palabra compañía viene del latín ‘cum’ y ‘panis’: compartir el pan.

¿Pero podrá el Capitalismo, como lo quería Packard, construir un mundo mejor?

En 1987 la Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas dio a conocer el reporte Our Common World. Allí estableció: “El medio ambiente es donde todos vivimos, el Desarrollo es lo que buscamos para mejorar nuestro destino. Ambos conceptos son inseparables”.

La conclusión del estudio es impactante y se debía convertir en nuestro mantra: “deberemos orientar el desarrollo para satisfacer nuestras necesidades del presente, sin afectar el medio ambiente ni impedir que las generaciones futuras puedan satisfacer sus necesidades”. Así nació el concepto de sostenibilidad.

Las compañías además de medir los resultados económicos, han empezado a medir una serie de intangibles que la sociedad valora cada vez más y afectan de manera directa la imagen de las empresas y su capacidad de atraer clientes. Los consumidores y la sociedad en general están observando como las empresas alcanzan sus objetivos y si respetan el medio ambiente y la comunidad. No están dispuestos a pagar más por los productos de las empresas respetuosas del entorno (Aunque esto también ocurre), pero si están decididos a no comprarles a aquellas que no lo respetan.

Lo más sorprendente: las compañías innovadoras, que además de mejorar permanentemente sus sistemas de producción se preocupan por la sostenibilidad, es decir mejorar el medio ambiente, el entorno social, la transparencia y gobernabilidad, están reportando resultados económicos mejores.

Según un estudio de la Escuela de Negocios de Harvard las empresas que logran mejoras en sostenibilidad y reportan sus indicadores, superan en desempeño a sus competidores. Según otro estudio de la reconocida consultora Mercer las empresas que trabajan en mejoras en medio ambiente, entorno social y gobernabilidad muestran mejores indicadores económicos.

No es extraño por tanto que desde 1999 el principal índice empresarial del mundo haya lanzado el Dow Jones Sustainability Index.

En 1993 se creó el Consejo Empresarial Colombiano para el Desarrollo Sostenible (Cecodes), al cual están afiliadas entre muchas otras Bancolombia, Nutresa y Promigas. Su razonamiento: “las emprsas inciden directamente en la economía y no están aisladas de los principales desafíos mundiales como pobreza, desigualdad, cambio climático, contaminación y agotamiento de los recursos naturales. Es por esto que ahora buscan el desarrollo sostenible y estrategias para enfrentar estos desafíos”.

El Dr. Carlos Raúl Yepes, presidente de Bancolombia, pertenece a la nueva cultura: “La competitividad de un país se determina por el nivel de desarrollo que han alcanzado los miembros de la sociedad en términos económicos, sociales y ambientales, es fundamental que aquellos actores que tenemos el compromiso de impulsar ese desarrollo, generemos las condiciones propicias para alcanzarlo”.

En el artículo Why Boards Need to Change del MIT Sloan Management Review, los autores sostienen que para liderar efectivamente organizaciones sostenibles las juntas directivas mirarán, sentirán y operarán de manera diferente. La información requerida y sus procesos de decisión deberán ser radicalmente nuevos, liderarando con un nuevo enfoque como las empresas manejan, organizan y monitorean el desempeño no sólo económico, sino también social y ecológico. Consideran los autores del artículo que si la Junta Directiva no se compromete, los planes de sostenibilidad serán de duración efímera.

Son temas que discutiremos el próximo 4 y 5 de junio en Bogotá y Medellín, en el Foro “El Liderazgo de la Junta Directiva” patrocinado por la Cámara de Comercio de Bogotá, con la presencia del experto en Gobierno Corporativo Curtis Crawford, el Dr. Nicanor Retrepo Santamaria, vice-chairman de Kappa-Smurfit, la Dra. Rosario Cordoba, presidente del Consejo Privado de Competitividad, la Dra. Beatriz Uribe, presidente de la junta de la Andi y el Dr. Carlos E. Mesa, fundador y presidente de la junta de la Multilatina Familiar Premex.

Si nos empeñamos, podremos construir un mundo mejor.

Informes sobre el foro: comunicaciones@amchamedellin.com.

Ricardo Mejía Cano

www.ricardomejiacano.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado