Coyuntura / Exportaciones en bajada

La contracción de las exportaciones en junio está asociada al entorno internacional.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
agosto 15 de 2012
2012-08-15 02:24 a.m.

Las exportaciones colombianas en junio disminuyeron 1,9 por ciento en relación con junio de 2011. Aún cuando el acumulado del primer semestre mantiene una dinámica positiva (11,7 por ciento anual), es evidente la rápida desaceleración desde el cierre del año anterior (43  por ciento anual).

Un mes con variaciones negativas no se observaba desde octubre del 2009. En ese episodio, las exportaciones cayeron durante doce meses consecutivos (entre noviembre de 2008 y octubre de 2009) por el impacto de la crisis mundial.

La agudización de la crisis con la quiebra de Lehman Brothers indujo una caída abrupta de las importaciones de las economías desarrolladas, con la consecuente contracción de los precios internacionales de los productos básicos. Así operó el canal comercial de transmisión de la crisis mundial desde las economías desarrolladas hacia las economías en desarrollo.

¿Qué explica la caída de las exportaciones colombianas en junio? ¿Es un caso aislado o, igual que en el episodio anterior, obedece a un problema internacional? ¿Estamos frente a una nueva activación del canal comercial que transmitirá los efectos de otra crisis al mundo en desarrollo?

Es claro que la demora en la solución del problema de la deuda soberana en la zona euro está acentuando los problemas de las economías europeas, y aumentando los temores sobre la debacle que podría ocasionar el potencial derrumbe de la unión monetaria. A ello se suman los problemas políticos del gobierno de Estados Unidos, que impiden tomar las decisiones para fortalecer la demanda interna.

Lo cierto es que ya varias economías europeas están entrando en la zona de recesión. El PIB de Inglaterra, Bélgica, Grecia, Italia, Holanda, España, la República Checa y Hungría cayó en el primero y/o segundo trimestre de 2012. Y países como Francia y Dinamarca prácticamente no están creciendo.

El índice JP Morgan Global Manufacturing en junio y julio se ubicó por debajo de la línea de referencia de 50 puntos, lo que refleja las expectativas de los empresarios de contracción de la producción industrial. Niveles tan bajos no se registraban desde junio de 2009, cuando el sector estaba saliendo de la crisis mundial.

Además, las economías emergentes que venían actuando como motores de la economía mundial se han desacelerado. En el caso de China, el FMI proyecta un crecimiento de 8,0 por ciento, 1,2 puntos porcentuales menos que en 2011 (9,2  por ciento) y 2,4 puntos menos que en 2010 (10,4  por ciento). En el de India se espera un crecimiento de 6,1  por ciento, que contrasta con los dos años anteriores (7,1  por ciento y 10,8 por ciento). Y Brasil, que pasó de crecer 7,5  por ciento en 2010 a 2,7  por ciento en 2011, apenas crecerá 2,5  por ciento en el presente año.

Con el debilitamiento de la demanda, el comercio mundial perdió dinamismo.  En las 70 economías a las que les hace seguimiento la OMC y que representan el 90  por ciento de las importaciones globales, se observaron caídas en abril y mayo del 0,8  por ciento y 1,7  por ciento anual y seguramente en junio también disminuyeron.

La Unión Europea, que responde por un tercio de las importaciones globales de bienes, ha registrado variaciones negativas en marzo, abril y mayo (-4,3  por ciento, -7,0  por ciento y -9,0  por ciento), y economías como Italia, Portugal y Grecia llevan ocho meses o más con reducciones.

Como consecuencia, América Latina está siendo afectada; en Argentina, Brasil, Chile, El Salvador, Guatemala y Paraguay, las exportaciones caen en los últimos dos o tres meses.

En ese contexto, los precios internacionales de los productos básicos están bajando, con la excepción de productos como el maíz, soya y el trigo, fuertemente afectados por la sequía en Estados Unidos. El índice de precios de alimentos de la FAO registró en junio una reducción anual del 13,7  por ciento, con altas caídas en lácteos (-25,1  por ciento anual), azúcar (-19,0  por ciento) y aceites (-14,8  por ciento).

Volviendo al caso colombiano, la caída de US$ 87 millones está concentrada en petróleo y derivados (-US$ 172 millones), café (-US$ 56 millones) y flores (-US$ 52 millones). En los dos primeros predomina un efecto precio, pues los volúmenes tuvieron pequeños incrementos en relación con junio de 2011. En el tercero caen tanto los precios como el volumen.

Es válido entonces concluir que la contracción de las exportaciones en junio está asociada con el entorno internacional. Pero a diferencia de la situación registrada en la crisis de 2008 - 2009, ellas comenzaron a caer en el mismo mes que las exportaciones globales; en la situación actual, han comenzado a hacerlo cuando las del mundo llevan tres meses en contracción. En el primer caso, pasaron de un mes con variación de 20,3  por ciento a uno con -27,2  por ciento; en el segundo, el aterrizaje fue gradual, pasando de 1,2  por ciento a -1,9  por ciento.

HERNÁN AVENDAÑO CRUZ
ASESOR ECONÓMICO MINCOMERCIO

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado