Coyuntura/Veinte años de Gallup Poll

Esta institución ha logrado convertirse en el termómetro de la opinión nacional, siendo la voz de muchos colombianos ante un sin número de instituciones.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 17 de 2014
2014-09-17 01:08 a.m.

Han pasado dos décadas en las que se marcó pauta, en las que los resultados y análisis de percepción, actitudes y comportamientos de los ciudadanos en Colombia comenzaron a tener relevancia; dos décadas en las que se ha realizado seguimiento a la opinión pública, a la percepción y los imaginarios de los colombianos.

Invamer Gallup es una firma que ha dedicado su experiencia, capacidad y reconocimiento mundial para mostrarle a millones de colombianos la cara positiva de hechos, instituciones y gestión de personajes de la vida pública. Claramente, revela los mejores momentos, los cambios y, no sería posible negarlo, también le ha mostrado al país, la foto de las situaciones en color rojo por las que durante 20 años se ha tenido que pasar.

Este esfuerzo, logrado con el patrimonio de la empresa y la continuidad de la visión de Jorge Londoño sobre la necesidad que tiene el país de tener un sistema de información de opinión pública, no solo no tiene ningún precedente en el país, sino que es el espacio más esperado por miles de analistas cada dos meses para conocer ‘el sentir de la Nación’ en temas fundamentales.

Las cifras de las encuestas son contundentes, por dos décadas se han marcado en las tendencias negativas altos puntajes, ya sea por paros agrarios, cambios presidenciales o la caída de un integrante de la guerrilla, la ‘Operación Jaque’, cambios y disminución con un mal que nos aqueja como el desempleo, y un sin-número de puntos en color verde y rojo que no marcan más que una percepción en la cabeza de los colombianos, que los lleva a pensar en las frases: “vamos bien” , “esto está regular", logrando ser quizá el único estudio en el que quieren estar muchos políticos medidos, pero pocos lo logran.

Por supuesto, ha habido críticas, además de los comentarios alentadores. La imagen de muchos personajes de la vida pública se ve expuesta y no me refiero solo a políticos, se ven comprometidas, ya sea para subir o para bajar al punto más negativo de la encuesta.

Lo que nos entrega el Gallup Poll es un video de lo que comenzó en febrero de 1994, en plena campaña de elección presidencial en Colombia y de manera ininterrumpida –pasando de ser trimestral a bimestral–, nos informa cómo estamos y diferenciando entre cargos y personas, permitiendo hacer un análisis más fino del acontecer nacional.

De acuerdo a la favorabilidad de los colombianos en temas tan importantes como la capacidad de las Fuerzas Armadas, las negociaciones con las Farc y el posible fin al conflicto armado, son temas de total consentimiento de la ciudadanía, asuntos que tienen los ojos de millones de personas puestos encima, ojos que acompañados de optimismo le inyecta los ingredientes a una línea verde en el tiempo de puntos positivos que Gallup construye con resultados hace 20 años de la situación colombiana.

Desde luego, el Gallup Poll es la investigación con más reconocimiento en el país, la mayor investigación sociopolítica realizada por 20 años, que ha marcado hitos de gran importancia en Colombia, como la ‘Operación Jaque’ y la consecuente ‘disparada’ de percepción sobre el país en julio del 2008; la reducción de corrupción y la percepción de mejora entre el 2010 y el 2012, las buenas, se podría decir muy, relaciones internacionales del país con el mundo, la buena gestión de asistencia a la niñez, calidad y cubrimiento en la educación y construcción de casas para los colombianos son temas que con seguridad nos dan una pauta de que vamos bien.

La Iglesia y las Fuerzas Armadas han sido siempre bien referenciadas en el estudio, a diferencia de la guerrilla, los sindicatos y el Congreso de la República, dibujando en series de tiempo el sentir de los colombianos por sus esperanzas y pesares y dejando ver que cerca del 15 por ciento de los encuestados no saben o no responden si el país está mejorando o empeorando, lo cual es uno de sus hallazgos más profundos.

Como contra parte, 7 de cada 10 encuestados dicen que el costo de la vida en el país es muy alto, pese a los grandes logros por reducir la inflación que se han dado en la economía, lo que demuestra la distancia entre muchas políticas públicas y la percepción.

Este estudio es quizá el referente más importante de nuestros tiempos, debido a su continuidad, altruismo, ausencia de intención política o de imponer una agenda y, en particular, su presentación, donde no se presenta un análisis sobre los datos, sino que permite que quien lo lea lo interprete según su criterio, gracias a su simplicidad y limpieza de información. Así, ha logrado convertirse en el termómetro de la opinión nacional, donde lo que importa es lo que los ciudadanos de cuatro ciudades piensen sobre los temas, siendo la voz de muchos colombianos ante un sinnúmero de instituciones.

Gracias a Gallup tenemos conocimiento, apreciaciones, pasamos de optimistas a pesimistas y, en el mejor de los casos, nos permite ser capaces de aprobar o desaprobar un asunto inherente a nuestra sociedad, a nuestro diario vivir y a nuestra Colombia que persevera, sufre, crece y aprende de a poco a no cometer errores pasados. Muchas gracias Jorge Londoño, Invamer y Gallup por regalarle al país una versión de su historia tan bien presentada.

Camilo Herrera Mora
Presidente de Raddar
En colaboración con Paola Ravelo


Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado