Crudo: ¿costos bajos para quedarse?

El levantamiento de las sanciones forzará a Colombia a buscar nuevos mercados para las ventas del producto.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 16 de 2015
2015-07-16 04:19 p.m.

El precio del crudo ha caído en casi 50% desde mediados de 2014, de 100 dólares por barril a 50 dólares por barril, por razones tanto de demanda como de oferta. Por el lado de la demanda, esta se ha desacelerado ostensiblemente en los antes pujantes mercados emergentes, particularmente en China, motores del espectacular crecimiento de la demanda de la última década, y las perspectivas para lo que resta de 2015 y 2016 muestran que el crecimiento continuará desacelerándose. Por el lado de la oferta, Estados Unidos ha aumentado la producción de crudo en casi 70% desde 2011, añadiendo cerca de 4 millones de b/d durante ese periodo, a partir de la producción de petróleos no tradicionales; al mismo tiempo los países miembros de la Opep, liderados por Arabia Saudita, se han negado a reducir la producción para abrirle espacio de mercado a la producción incremental estadounidense.

Estos factores han llevado a un nuevo paradigma en el que el precio del crudo está siendo establecido por el costo marginal de producción de crudo no convencional en Estados Unidos. Dado el nuevo mecanismo de fijación de precios, vemos al menos cuatro razones, todas por el lado de la oferta, para creer que los precios en el mediano plazo se mantendrán en niveles por debajo de setenta dólares.

Primero, la extracción de petróleo de esquisto en Estados Unidos está ganando productividad rápidamente: se necesita menos tiempo para perforar un pozo y la producción inicial de cada pozo es mayor.

Segundo, Arabia Saudita quiere afirmar su rol preponderante en el mercado mundial de petróleo y está aumentando capacidad y producción para proteger y ganar participación de mercado.

Tercero, Irán tiene medio millón de barriles por día fuera del mercado, los cuales entrarán gradualmente ahora que se han levantado las sanciones. Además, Libia tiene 1,5 millones de barriles diarios cerrados a causa de su guerra civil, los cuales regresarán a cualquier precio tan pronto como termine el conflicto.

Cuarto, Irak está reconstruyendo su potencial de producción y aumentando exportaciones a como de lugar. Además otros productores de OPEP están aumentando producción para compensar la caída en precios.

El anuncio de un acuerdo entre Irán, EE.UU. y otras potencias para levantar las sanciones económicas en vigor desde finales de 2011 cumple parcialmente una de las cuatro razones descritas arriba. Las exportaciones de crudo de Irán están hoy 500 mil barriles por día por debajo del nivel promediado durante 2011, antes de la imposición de sanciones. El restablecimiento de estas exportaciones no será inmediato, pero puede llevarse a cabo en un plazo de cuatro a seis meses. Colombia y Venezuela han aprovechado las sanciones para suplir el mercado de India, tradicionalmente suplido por Irán. El levantamiento de las sanciones forzará a estos exportadores suramericanos a buscar nuevos mercados o reducir sus márgenes para competir con el crudo iraní. La competencia por mercados va a afectar negativamente el ingreso por exportaciones de estos dos países, por encima de la caída estructural de precios en el mercado.

Ramón Espinasa
Director del centro de innovación energética del BID
Carlos Sucre
Analista de matrices de energía para el BID
 

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado