¿Cuándo dejar ir a los buenos empleados?

¿Cómo puede uno conservar a un empleado destacado que ha expresado interés en empezar su propio negocio?

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
abril 27 de 2013
2013-04-27 12:42 a.m.

Cuando uno está lanzando una empresa incipiente, necesita atraer a las mejores personas, a las más brillantes y más ansiosas que pueda encontrar para que se unan a su equipo. Una vez que han estado en su puesto durante algunos años, sin embargo, retener a esos empleados talentosos no siempre es fácil. A menudo son motivados e independientes, y algunos podrían ver el trabajar con usted como un paso hacia el inicio de su propia empresa.

La previsión es importante en los negocios: No espere que un empleado acuda a usted y le diga que está listo para partir antes de que usted empiece a pensar sobre cuáles son las metas del empleado y qué lo mantiene feliz; esto debería ser parte de su decisión de contratación. Antes de hacer a un prospecto una oferta de empleo, asegúrese de considerar cómo los planes profesionales de esa persona encajan con los de su empresa. Si hay una verdadera discordancia, es poco probable que puedan trabajar juntos mucho tiempo.

Los miembros del equipo motivados y entusiastas serán su mejor activo, de manera que, si el avance profesional es el objetivo de un empleado, busque las oportunidades de trabajo por proyectos que usted pueda ofrecer; si forjar habilidades técnicas es lo que otro quiere, considere qué tipo de capacitación puede aprender en el puesto; si un equilibrio entre vida y trabajo es el enfoque de otra persona, descubra cuáles son sus necesidades y luego trate de satisfacerlas. Después manténgase en contacto con sus empleados y discutan cómo están progresando, porque necesitará readaptar este plan conforme logren sus objetivos y elijan nuevos.

Si usted está experimentando un número inusual de retiros, quizá quiera preguntarse por qué es así: Quizá sus empleados se sienten subvaluados. De ser así, hay maneras de satisfacer sus esperanzas de mayores papeles y más responsabilidades.

El truco es asegurarse de que su personal se sienta con poder. A medida que los miembros de su equipo crezcan en sus puestos, deles verdaderas responsabilidades: Le respetarán por ello y harán todo lo que puedan para estar a la altura del desafío. Y cuando su compañía se expanda, esto podría darle una oportunidad de tomar una página del libro de Virgin: Una vez que Virgin Records creció lo suficiente, lo dividimos en dos, con personas diferentes dirigiendo los negocios separados. Hubo muchos aspectos positivos, pero, crucialmente, los empleados retuvieron la responsabilidad de sus propios proyectos y no se vieron obstaculizados por el papeleo interno y la burocracia.

Usted necesita dar a su gente la libertad para ser creativos, para presentar sus propias ideas y ponerlas en práctica. Si alguien acude a usted con una idea de negocio, ¿por qué no pedir a esa persona que lance una empresa incipiente? A través de los años, algunas de las ideas de sus empleados han resultado en el establecimiento de empresas. Esto nos ha ayudado a entrar en nuevos mercados y, con mucha frecuencia, tener éxito. Su compañía debería actuar como un trampolín para empleados ambiciosos, no un par de grilletes.

Por supuesto, si tiene un miembro del personal que realmente esté floreciendo, quizá llegue a la etapa en que esté dispuesto a convertirse en su propio jefe, y cuando esto suceda, usted no puede culpar a nadie.

Como le dirá cualquier emprendedor, no hay nada como dirigir su propio negocio. Esta es una oportunidad para su compañía, no un revés. Incluir a alguien nuevo en el equipo significa que tendrá una nueva perspectiva en su empresa y tendrá la oportunidad de incrementar las habilidades y los talentos de su equipo.

Asegúrese de permanecer en contacto con las personas que parten; podrían querer trabajar juntos de nuevo algún día.

Algunos exempleados de Virgin han llegado a lograr cosas maravillosas, como el director ejecutivo de AirAsia, Tony Fernandes. Tony tuvo un periodo muy exitoso con nosotros como contralor financiero.

Poco después se fue, aceptó un empleo en Malasia, su país de origen, luego asumió la dirección de AirAsia y la convirtió en una aerolínea económica. Hemos disfrutado de una rivalidad amistosa a lo largo de los años; hicimos una apuesta sobre a cuál equipo de carreras de la Fórmula Uno le iría mejor en el 2010. ¡Perdí! Este año hicimos los arreglos para que yo la pague, así que el 12 de mayo estaré trabajando como asistente de vuelo en un vuelo especial de AirAsia, vistiendo el uniforme completo, incluidas piernas afeitadas y maquillaje. Una buena parte de las ganancias se destinará a obras de caridad.

Si su empleado se está yendo, ya sea a una compañía rival o para empezar su propia empresa, lo mejor que usted puede hacer es desear a esa persona un afectuoso “buena suerte”. Sus carreras podrían tomar muchos caminos, y algún día – ¿quién sabe? – incluso pudieran decidir emprender un negocio juntos.

Richard Branson

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic, Virgin America, Virgin Mobile y Virgen Active.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado