‘Tener un dólar de $3.000 no es imposible'

Philippe Preite, especialista en inversión del Grupo Credit Suisse en Panamá, cree que la tasa de cambio llegaría a este nivel si el precio del petróleo sigue a la baja y si el Emisor reduce las tasas. Además, prevé que la economía nacional crecerá 3,8 por ciento este año.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 13 de 2015
2015-03-13 04:13 a.m.

Pese a que los precios del petróleo le han complicado el panorama al crecimiento económico colombiano y las cuentas al Gobierno, los pronósticos del conglomerado suizo Credit Suisse apuntan a que el país se expandirá al 3,8 por ciento este año en medio de un déficit de cuenta corriente y de presupuesto.

Philippe Preite, especialista en inversión del Grupo Credit Suisse en Panamá, no descarta que el dólar llegue a los $3.000 si el petróleo baja y si las cosas empeoran para el país durante el 2015.

El PIB colombiano sería menor al 4 por ciento este año como consecuencia de la caída del petróleo...

Bajamos nuestra previsión de crecimiento para este año del 4,4 por ciento al 3,8 por ciento. El impacto del petróleo es cierto, más que todo en la parte de inversión.

La parte de consumo es la más grande desde el PIB. Esta disminuirá un poco por la caída de confianza de los privados. La parte de inversión va a ser la más impactada, porque la llegada de recursos extranjeros a nuevos proyectos minero-energéticos va a caer.

La preocupación no es tanto el crecimiento, sino el presupuesto del país. Un 20 por ciento de sus recetas fiscales vienen del petróleo y de los dividendos de Ecopetrol. Nos encontramos con un déficit gemelo: una cuenta corriente negativa y un presupuesto negativo. Por eso tenemos un peso colombiano a la baja de manera tan fuerte.

¿El dólar subirá, como dicen algunos analistas, hacia los $2.800?

Tenemos un ‘target’ a $2.700 en los próximos 12 meses. Después de un precio del petróleo tan bajo, será difícil ver un cambio de tendencia hacia un peso colombiano fuerte. Para eso se necesitaría un crudo más alto.

A corto plazo, si el petróleo se mantiene así, es probable que tengamos niveles de $2.600. Llegar a un dólar de $3.000 no es imposible si la situación se empeora, si el petróleo baja y si el banco central baja sus tasas para empujar la economía.

¿Hay posibilidades de tener un barril de US$70 en el mediano plazo?

A mediano plazo podríamos ver un petróleo de US$70 a US$75. En el corto plazo, se ve que la producción no ha bajado y además, la demanda no ha aumentado mucho. Por esto los inventarios siguen muy altos.

Ahora, si ese precio se mantiene entre US$45 y US$50, estamos debajo de una media de costo de producción global y aún más, en shale oil.

¿Colombia está perdiendo brillo para la inversión?

Colombia está teniendo buena reputación desde hace años. En este momento, el sector del petróleo es menos atractivo, pero el país tiene otras opciones con la inversión en las vías de cuarta generación.

El Gobierno busca hacer una reforma estructural al sistema de impuestos. ¿Qué tan bueno será esto?

A corto plazo sería un impacto bien recibido. Eso explica la previsión a la baja, porque el Gobierno no tiene muchas opciones para reducir el presupuesto; necesita hacer esto.

Los inversionistas, y la gente de Colombia, no la recibirán a brazos abiertos porque se disminuirá el consumo y la confianza. La reforma tributaria va a doler, pero es algo necesario y que tendrá sus frutos.

¿Cómo le va a ir a Latinoamérica este año? Los pronósticos no son muy alentadores…

Creemos que la región crecerá 1,2 por ciento. No es tan sorprendente decir que Latinoamérica va a tener problemas si tenemos materias primas en niveles deprimidos.

No vemos que las materias primas subirán mucho en el 2015, porque no hay suficiente demanda en Asia o en otras regiones.

Latinoamérica tiene problemas de inflación, de caídas de moneda y de crecimiento. Por el otro lado, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) está subiendo las tasas. Así que esto aumenta el resultado de que la gente invierta en dólares; así, empeora la paridad entre el dólar y las monedas de la región.

¿La inversión se está fugando de la región?

Es un desapalancamiento de lo que pasó hace unos años. Cuando la FED tenía las tasas bajas, muchos inversionistas se fueron buscando rendimientos en mercados emergentes como Latinoamérica. Hoy pasa lo contrario.

¿Qué tanto preocupa el aumento de la inflación en Colombia?

La inflación, que está en 3,5 por ciento, es importada. Lo que se importa se compra más caro y eso se refleja en los precios. Creemos que las tasas del Banco de la República se van a quedar en 4,5 por ciento y que no las van a mover tanto porque no quieren matar el crecimiento. Tampoco las quieren bajar por el tema de inflación.

Es un problema, pero esto puede cambiar dependiendo de la moneda. Si el petróleo sube, permitiría tener una moneda más resistente.

¿Cómo se ve el comportamiento del mercado colombiano?

El Colcap (de la Bolsa de Valores de Colombia) ha caído un 15 por ciento este año. Cerca del 20 por ciento de ese índice está compuesto por empresas petroleras como Ecopetrol y Pacific Rubiales. Todo esto ha impactado a la bolsa colombiana y la idea es mostrar oportunidades internacionales para los inversionistas colombianos.

Hay opciones en otros lados del mundo como Europa.

¿Qué tan atractiva es ahora Europa para hacer inversiones?

Europa está dando señales fuertes. En el cuarto trimestre, el PIB subió a 0,3 por ciento. Hay países que dan señales de crecimiento como España y Alemania. También Italia salió de recesión. Los rendimientos de los mercados europeos han subido 15 por ciento desde principios de este año.

Sin embargo, hay un impacto negativo sobre el euro.  

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado