Educar y liderar

Creatividad: el líder se distingue por su iniciativa, su apertura al cambio y, porque siempre está a

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 01 de 2009
2009-05-01 04:23 p.m.

1. La educación es un proceso, pide paciencia y es frustrante esperar resultados inmediatos. En ese proceso el educador serio forma personas para que convivan en armonía, mientras que el cómodo se limita a informar o instruir. El reto no es llenar la mente de datos, es encender más aún un fuego que ya está en el alma, y formar seres para que actúen con un corazón inteligente y una mente sensible.

2. La educación siempre es de doble vía. Por eso, los buenos educadores son humildes y viven aprendiendo. El buen educador, como el buen líder, no es el que da las mejores respuestas, es el que hace las mejores preguntas. Sin cesar busca antídotos contra tres virus desastrosos: el facilismo, el individualismo y el inmediatismo.

3. La educación pide equilibrio para ceder o exigir, ser suave o ser firme. Exige una revisión constante para conservar lo perenne y soltar lo caduco.

4. La prioridad en el proceso educativo es sentar buenas bases con el amor, la fe, la humildad, la honestidad y el sentido crítico.

5. La educación es humanista. Es guiar a una persona a reconocer su esencia y su identidad y a reconocer la humanidad de los demás. Solo con ese reconocimiento somos justos y buenos, solo así creamos la unidad en la diversidad y disfrutamos de armonía.

6. La educación es integral. Abarca cinco dimensiones: mental, emocional, espiritual, física y social. La meta es llevar al autoconocimiento y al autocontrol, ya que el verdadero éxito es el que uno obtiene sobre sí mismo.

7. Se educa ante todo con el ejemplo. Hoy como ayer lo que influye no es tanto lo que se dice con las palabras, sino lo que se muestra con la misma vida. Un buen educador es ante todo un buen modelo y debe ser un espejo claro de los valores que quiere sembrar.

Para ser un buen faro, el educador que tiene sentido de misión necesita apropiarse las cualidades que brillan en los líderes transformadores:

1. Pasión: capacidad de soñar, inspirar, comprometerse y comprometer a los demás.

2. Humanismo: sensibilidad y estabilidad emocional para relacionarse, influir e integrar a los demás.

3. Decisión: un líder sabe tomar riesgos y asume responsabilidad por sus decisiones y por el grupo.

4. Sinergia: el líder crea redes y trabaja en equipo, porque actúa con humildad, flexibilidad y sabiduría.

5. Creatividad: el líder se distingue por su iniciativa, su apertura al cambio y, porque siempre está aprendiendo e innovando. "El líder reconoce las cualidades de las personas y sabe agruparlas para que sean excelentes en su campo. Los inspira con su compromiso decidido y genera una gran confianza. Ve la otra cara de los problemas y no se casa solo con sus propias creencias; está abierto a los aportes creativos de los demás". Kathy Keeton.

En las crisis "el líder reconoce y afianza el poder de las personas, y las reta para que confronten problemas difíciles y se adapten". Así lo ve el profesor de Harvard, Ronald Heifetz.  

oasisggg@uniweb.net.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado