Empoderamiento de la mujer en las organizaciones

Unifem ha identificado mejoras económicas para la mujer, disminución de la violencia de género, y más espacios para ellas. Por ejemplo, en los diversos procesos de paz, cada vez más se da la oportunidad de la participación de la mujer. En Colombia ya se han dado algunos pasos en tal sentido.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 10 de 2015
2015-03-10 02:56 a.m.

Impulsada por las Naciones Unidas, El Pacto Global es la iniciativa de mayor alcance a nivel mundial para promover el desarrollo sostenible. Busca que las organizaciones incluyan dentro de sus estrategias los principios de derechos humanos y laborales, de protección del medio ambiente y de lucha contra la corrupción a través de 10 principios básicos que se comprometen a desarrollar las organizaciones vinculadas.

A nivel mundial, han adherido al cumplimiento del Pacto Global más de 12.700 organizaciones y está presente en 130 países. La Red, en Colombia tiene aproximadamente 480 organizaciones vinculadas.

Las empresas que se vinculan, trabajan desde lo inspiracional para profundizar en lo práctico. Aportan en la solución de problemas sociales, desarrollan acciones de inclusión, equidad, desarrollo de valores que transforman la calidad de vida de las comunidades.

El 8 de marzo, se celebró el Día de la Mujer y vale la pena que todos conozcamos qué se hace a nivel mundial dentro de la iniciativa del Pacto Global para las mujeres.

El Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer - Unifem- y el Pacto Global, se han unido para trabajar decisivamente en planes y acciones para empoderar a las mujeres. Para ello elaboraron 7 principios que constituyen la guía para promover la igualdad de género en los lugares de trabajo, y en las distintas comunidades.

El decidido propósito es el de mejorar y ampliar la incorporación de la mujer en todos los sectores de la economía, con políticas y prácticas empresariales, mediante técnicas y herramientas que generen resultados efectivos.

Además, busca fortalecer y construir la economía en todos los países, logrando que las sociedades sean más estables y alcancen los objetivos mejorando la calidad de vida de todos en la sociedad, mujeres, hombres y familias y alcanzar el cumplimiento de los derechos humanos, junto a la promoción de buenas prácticas, desarrollo de estrategias e incidencia en políticas públicas.

Los 7 principios acordados son los siguientes:

1- Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel.

2- Tratar a todos los hombres y mujeres de manera equitativa en el trabajo, respetando y defendiendo los derechos humanos y la no discriminación.

3- Velar por la salud, seguridad y bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras.

4- Promover la educación, formación y desarrollo de las mujeres.

5- Implantar prácticas de desarrollo, cadena de suministro y marketing a favor de la mujer.

6- Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias, y de gestión.

7- Evaluar y difundir los progresos a favor de la igualdad de género.

Unifem con sus programas en el liderazgo de las mujeres, ha identificado mejoras económicas para la mujer, alguna disminución de la violencia de género, y más espacios para ser tenidas en cuenta. Por ejemplo, en los diversos procesos de paz, cada vez más se da la oportunidad de la participación de la mujer, en Colombia ya se han dado algunos primeros pasos en tal sentido.

A 2012, estadísticas a nivel global más recientes, han identificado el posicionamiento de la mujer, en el parlamento de 7 países en elecciones de votación popular. También 26 países reformaron sus leyes para ampliar el espacio de intervención de la mujer en aspectos económicos y de protección social y, 15 por primera vez, incluyeron presupuestos para mejorar la igualdad de género. En total, 125 países promulgaron leyes contra la violencia doméstica.

Sin embargo, aún queda mucho por hacer. Más de 600 millones de mujeres viven en países donde la violencia doméstica no es considerada delito.

Hoy, ningún país ha logrado la igualdad de género en todo sentido. De seguir el ritmo actual el panorama es desalentador en el logro de la paridad de género en el trabajo, en la nivelación salarial, y en el equilibrio en la distribución de los puestos de toma de decisiones.

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon ha manifestado: “El mundo tiene que responder. Hemos esperado suficiente y ahora es el momento de actuar y cerrar brechas, reconocer obstáculos e invertir en las mujeres y las niñas para ir de las palabras a la acción, no el próximo año, ni mañana, ahora”.

Este año, se conmemora el 20 aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995) y de la aprobación de la Plataforma de Acción aceptada por unanimidad por 189 países.

Recientemente, mujeres líderes reunidas en Santiago de Chile, hicieron un llamado a la igualdad laboral: “Unidas para el logro de la igualdad de género, ya. El mundo y las mujeres no podemos esperar más”.

Con esta unánime declaración de la reciente asamblea realizada durante los días 27 y 28 de Febrero, y la cual se denominó Mujeres en el Poder y la Toma de Decisiones: Construyendo un Mundo Diferente, se exalta un contundente llamado a gobiernos y al sector privado, para la toma de medidas más fuertes que permitan alcanzar todas las metas en la lucha contra la violencia doméstica y en favor de la igualdad de género.

Abrámonos a la reflexión y a la acción. Deben desarrollarse planes en las organizaciones colombianas para brindar igualdad de género. Que desde el Estado se desarrollen planes y también desde gremios, academia, empresas y especialmente con la Red del Pacto Global que ejerce un relevante liderazgo. Profundizar en la igualdad de género y los beneficios directos que ello conlleva a nuestra sociedad y economía.

Elvira Forero

Exdirectora del ICBF

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado