Empresarios planean planta de leche en polvo para exportar

Carlos Cavelier, presidente de Alquería, dice que para concretar el proyecto se necesita un menor precio de compra de la materia prima que se comercialice afuera, tema en manos del Gobierno.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
agosto 05 de 2014
2014-08-05 11:20 a.m.

Los empresarios de la industria láctea creen que Colombia tiene posibilidades de atender a clientes de África y Japón.
Con esa idea, desde hace rato les ronda un proyecto productivo, que confían en sacar adelante: el montaje de una planta de leche en polvo, que estaría en la Costa.

El proyecto habla de que la fabrica estaría en capacidad para exportar 300 millones de dólares al año, explica Carlos Enrique Cavelier, presidente de Alquería.

Explica que el tema se ha ventilado en Asoleche y que varias de sus asociadas como Alpina, Parmalat, Frescaleche y Celema - y lógicamente Alquería- ven con buenos ojos su desarrollo.

"En Asoleche, algunas empresas han manifestado su interés y la idea es montarla entre varias", afirmó.

Igualmente, en el modelo se incluye la probabilidad de que los propios productores de la leche se conviertan en socios y materialicen su participación con la materia prima.

"Los productores pueden participar de las utilidades que va a generar esa empresa en el futuro. Queremos que los ganaderos sean socios de la planta", asegura.

LAS CONDICIONES

Cavelier explica que para que el proyecto sea viable y se pueda concretar, el Gobierno deberá ayudar a la agroindustria con varias medidas.

La más importante, advierte el empresario, es una resolución que permita un precio diferencial entre el valor de compra de leche para el mercado interno y el valor de lo que se negocia con el producto para los fines de exportación.

Se estima que el precio de la porción exportable puede ser 30 a 40 por ciento menos que el valor del precio para consumo interno. "El año pasado, lo exportado fue de 1,5 por ciento de la producción formal, que no es nada", argumenta Cavelier, quien añade que para que los productores no sientan que se abre un hueco en sus finanzas por ese menor precio, la idea es que por dos años se beneficien de un subsidio que les compense el precio que debían recibir.

Al término de ese plazo, el incremento de la productividad y el mayo dinamismo de la planta deberá representarle mejores condiciones económicas al productor de leche, señala el empresario.

Carlos Enrique Cavelier dice que el proyecto es conocido por el Gobierno y que confía en que la resolución sea expedida para que el montaje de la planta se convierta en una realidad.
"En la medida en que le garanticemos el precio de compra a los campesinos, va a salir mucha más leche de la que el país tiene", asegura.

Agrega que hay dos tipos de países en el mundo: uno es aquel en el que el mercado crece más rápido que la producción y otro donde la producción crece más rápido que el mercado.

"Colombia pertenece al segundo grupo, pero países como China, como Japón o Medio Oriente no tienen cómo aumentar su producción. La resultante es que podemos exportar leche a esos mercados", argumenta.

Cita el caso de Argelia, en el que 30 por ciento de su leche es local y el resto es exportada.

Resalta que el mercado africano crece en la compra y Angola es un mercado importante.

Agrega que con Proexport se ha hecho un trabajo de exploración de mercado y se han identificado oportunidades de negocios para la agroindustria láctea colombiana.

Otra medida que debe impulsar el proyecto productivo, asegura Cavelier, es que el Congreso de la República de el visto bueno a la separación de los recursos parafiscales de la leche, que hoy está con los del ganado, bajo el manejo de Fedegan.


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado