Energía garantizada y eficiente

Colombia contará con una capacidad de generación de energía de 18.385 megavatios, suficiente para abastecer la demanda pronosticada para el 2018. Con solo los proyectos de Hidroituango e Hidrosogamoso, se generarán 2.000 megavatios al año 2015.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
febrero 14 de 2013
2013-02-14 02:02 a.m.

En el pasado, Colombia enfrentó grandes crisis energéticas. Sufrimos cuatro racionamientos (1977, 1980, 1981 y de 1991 a 1992) por cuenta de ‘El Niño’. El costo económico anual del racionamiento de energía de 1991 y 1992, equivaldría a cifras entre $4,7 y $7,5 billones de hoy, sin contar con el impacto social de los mismos.

Los problemas de generación de los años 80 se desencadenaron por múltiples factores. El DNP señaló varios de ellos: expansión deficiente frente a las necesidades económicas, tarifas por debajo de los costos, deficiencias administrativas, marcos regulatorios insuficientes, entre otros.

Pero el país aprendió la lección. A partir de 1992, las empresas generadoras de energía, bajo la orientación y dirección del Gobierno Nacional, desarrollaron una estrategia integral para ampliar la capacidad instalada, diversificarla y fortalecerla.

Esta estrategia ha sido exitosa. Hoy el panorama es radicalmente diferente. Desde 1994, el sector de generación de energía ha brindado una alta confiabilidad en la atención de la demanda hasta el punto que le permitió al país superar con éxito dos fenómenos de ‘El Niño’ (1997-1998 y 2009- 2010), incluso el primero mucho más intenso al que apagó el país en 1991 y 1992. Esta nueva capacidad permitió, incluso, exportar electricidad a países vecinos que enfrentaban racionamientos por las sequias.

Por estos días, ha resurgido el debate sobre las tarifas eléctricas, culpando a los costos de la energía del regular desempeño de la industria. Se ha dicho que los precios no son competitivos y que son los más altos de la región. En generación, eso no es cierto. En el 2009, un estudio realizado por Fedesarrollo para la Andi y Acolgen, concluyó que los precios de generación del mercado mayorista colombiano son competitivos. La semana pasada se conoció un estudio de la firma de auditoría KPMG sobre competitividad energética que ubica a Colombia quinto entre 146 países del mundo.

La energía más cara es la que no se tiene. Desde el sector de la generación eléctrica, nuestro compromiso está centrado en incrementar la capacidad instalada e invertir en innovación, que haga más eficientes las plantas. Esta es la forma más adecuada de garantizar disponibilidad y confiabilidad a precios competitivos. Reflejo de este compromiso, el sector generador de energía ha hecho millonarias inversiones para tener siempre lista la energía que requieren el sector productivo y los hogares.

En 1992, la capacidad generadora de energía de Colombia era de 8.356 megavatios. Hoy, gracias a las inversiones efectuadas por las empresas, la generación asegurada es de 14.424 megavatios, mayor en 73%. La capacidad de generación de energía térmica se elevó en 152%, en el mismo periodo, al pasar de 1.834 megavatios a 4.615; y la hidráulica subió en 50%, al pasar de 6.522 megavatios a 9.791.

Adicionalmente, se están construyendo 17 proyectos que van a generar 3.961 megavatios más, con inversiones que superan los US$10 mil millones de dólares. Con esta nueva energía que está en curso, Colombia contará con una capacidad de generación de energía de 18.385 megavatios, suficiente para abastecer la demanda pronosticada para el 2018. Con solo los proyectos de Hidroituango e Hidrosogamoso, se generarán 2.000 megavatios al año 2015, casi la mitad de todos los proyectos en los que están trabajando los generadores.

La energía en firme, es decir la que pueden entregar las plantas existentes más los proyectos de generación, le permitirán al país, en los próximos años, atender la creciente demanda de electricidad e, incluso, la posibilidad de exportar energía a los países vecinos.

Frente a la coyuntura actual, las empresas afiliadas a Acolgen están dispuestas a seguir trabajando con el Gobierno para cumplir su responsabilidad fundamental: garantizar la disponibilidad y confiabilidad de la energía necesaria para acompañar el crecimiento económico y el progreso social de los colombianos.

Es conveniente precisar que los precios de la generación de electricidad dependen de factores fundamentales como la hidrología, el margen de reserva (diferencia entre la capacidad de generación y la demanda máxima), la disponibilidad de gas natural para las plantas térmicas, la entrada oportuna de los proyectos de expansión y el marco regulatorio.

Igualmente, estamos prestos a dialogar con los industriales y explicarles cuáles son nuestros costos de generación, y buscar formas de seguir mejorando la eficiencia y, por ende, la competitividad. Prueba de ello es que, con el apoyo de la Andi, Acolgen, Andeg, Asocodis, Andesco y el Programa de Transformación Productiva del Gobierno Nacional (Bancoldex), contratamos un estudio para analizar los costos y proponer eventuales mejoras al funcionamiento del mercado de energía.

En conclusión, los generadores de energía le han cumplido al país y están comprometidos con garantizar la oferta que necesita Colombia en los próximos años, de manera confiable, sostenible y eficiente.

Ángela Montoya, Presidenta Ejecutiva de Acolgen.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado