El extraño mundo de Subuso o del Ministro

Es importante recordar que el Presupuesto General de la Nación es una ley que hay que cumplir.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 22 de 2009
2009-05-22 07:34 a.m.

El ministro Óscar Iván Zuluaga controvierte, en el artículo de El Espectador (04/05/09, p.6), algunos de los argumentos presentados en PORTAFOLIO (30/04/09, p.29), acerca del excesivo gasto gubernamental y señala los aciertos de su gestión económica, sin embargo es necesario hacer algunas precisiones.

El Ministro menciona que en el balance del Gobierno Nacional Central (GNC), el déficit fiscal ha alcanzado el 4,0% del PIB, entre 2002 y 2008, descontando las transferencias al ISS. Hacer ese cálculo sin el monto del pasivo pensional no tiene mucho sentido, pues en cualquier caso, estas acreencias deben contabilizarse.

Las cuentas no pueden circunscribirse al ámbito de lo discrecional, debe incluir los gastos inflexibles y los pasivos contingentes.

El desafío siempre ha sido 'satisfacer necesidades infinitas con recursos limitados'. El pasivo pensional es una restricción que no puede excluirse de la maximización de beneficios sociales, el éxito sería mejorar el balance honrando los compromisos contractuales.

Por lo demás, el promedio anual del déficit fiscal del GNC asciende, entre el 2002 y el 2008, al 4,54% del PIB y, según datos del Confis, las transferencias para pensiones equivalen, en promedio, a 3,3% del PIB entre 2002 y 2006.

Además, con sorpresa compara el gasto público del Gobierno Uribe con el cuatrienio Gaviria (1990- 1994), señalando que en ese entonces estuvo 7 puntos porcentuales por encima del crecimiento real de la economía, cuando entre 2002- 2008, nuevamente excluyendo las transferencias al ISS, ha crecido 0,2 puntos porcentuales.

Al respecto cabe recordar: las presiones de gasto derivadas de la Constitución de 1991; tarifas de IVA más bajas; inexistencia de altas contribuciones pensionales que bajan las exigencias presupuestales; además, la tasa promedio de crecimiento de ese cuatrienio fue de 4,31% vs. 4,91% entre 2002-2008; los precios de los commodities no alcanzaron los niveles actuales y tampoco la tasa nominal del impuesto de renta.

No se privatizaron tantos activos estatales como ahora. Es decir, la comparación no es feliz, pues las circunstancias son diferentes.

El Ministro alcanza su climax cuando informa que el Gobierno viene implementando políticas anticíclicas por el lado de los ingresos, permitiendo que los 'estabilizadores automáticos' operen a través del descenso en los ingresos tributarios de la nación.

Es importante recordar que el Presupuesto General de la Nación es una ley que hay que cumplir. En ese sentido, no tiene más remedio que conseguir la caja necesaria para cubrir las apropiaciones requeridas. La reducción de los ingresos, que el Ministro denomina "estrategia técnica altamente recomendada", no es más que una consecuencia obvia de la desaceleración, que inducirá más déficit fiscal, pues mientras los ingresos son contingencias en función del ciclo económico, los gastos son pasivos ciertos exigibles por mandato legal. Salvo que se refiera a las exenciones, zonas francas y contratos de estabilización, que tributariamente son negativos.

El Ministro termina sosteniendo que un nivel de gasto público del 5,5% del PIB, como el que se planea ejecutar este año, constituye un "impulso fiscal a la demanda interna". Esta afirmación olvida que ese nivel de gasto se presupuestó asumiendo un crecimiento del 5,0%.

Luego lo corrigió al 3,0% y recientemente la ubicó entre el 0,5% y el 1,5%. Según el Gerente del Banco de la República podría terminar en 0%. En consecuencia, la reducción del crecimiento sólo puede significar una cosa: mayor déficit fiscal.

Y concluye, ¿de qué se quejan, si una política fiscal expansiva es lo que se recomienda en medio de una recesión? Pues que ese déficit está desfinanciado, porque en el tiempo de bonanza no se construyó un superávit fiscal como fondo de previsión contracíclico, incluyendo, eso sí, las transferencias al ISS. Esto es, se gastó excesivamente. 

jorgebustamante@etb.net.co

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado