Facebook escanea mensajes pero niega publicarlos

El fenómeno mediático en el que se ha convertido, para las comunicaciones personales y para la información, tan influyente como la electricidad, juega un papel crucial en nuestras vidas modernas.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 09 de 2012
2012-10-09 12:02 a.m.

Estoy llegando a comprender que estamos casados con Facebook y que, como tal, debemos lidiar con el tema un día a la vez, o mejor, un post a la vez.

El fenómeno mediático en el que se ha convertido, para las comunicaciones personales y para la información, tan influyente como la electricidad, juega un papel crucial en nuestras vidas modernas.

Nosotros evolucionamos con la compañía, de la misma manera como la empresa evoluciona con nosotros.

Así que los rumores que se convirtieron en quejas y alegaciones en las últimas semanas sobre la publicación de mensajes privados en muros de algunos usuarios entre 2007 y 2009, y que, algunos afirman, continúa siendo problemático, especialmente en Europa, deben ser discutidos honestamente por la compañía.

Pero lo más importante es que los usuarios deben estar muy al tanto sobre los asuntos que conciernen nuestra privacidad en una plataforma tecnológica tan compleja y con una compañía que está experimentando a diario modelos para incrementar sus ganancias.

El primer sitio que informó sobre los problemas fue Metro France y a este le siguieron varios medios en otras partes del mundo como Inglaterra y Australia; estos publicaron no solo entrevistas con usuarios, sino fotografías de sus muros mostrando sus mensajes privados con hora y fecha.

Facebook negó esta situación y le dijo, a la BBC que “Facebook esta satisfecha porque no se ha violado la privacidad del usuario” y agregó que “nunca se ha creado un mecanismo que permita que los mensajes privados se publiquen en el muro o timeline de un usuario”.

Pero esto no es lo que los que muchos usuarios continúan asegurando y aún se escuchan reportes sobre el problema, afirmaciones incluso hechas la semana pasada por Poppy Dinsey, la chica de 24 años dueña del social network What I Wore Today, quien dijo que “definitivamente hay mensajes privados en mi muro, desde el 2006 hasta 2012”.

Así que claramente el tema continúa pese a las declaraciones de Facebook y no será fácil tapar el sol con una sola mano.

En un tema similar y después de que el startup polaco Killswitch.me demostrara con un vídeo que enviar un link en un mensaje privado aumenta el conteo de Like de quien origina el contenido, Facebook le confirmó al reportero Emil Protalinsky que, en efecto, los links enviados de manera privada se escaneaban para contabilizar su uso.

Pero no dijo solo eso, también aceptó que el Like se cuenta como dos en vez de uno, al escanearlo de los mensajes privados.

Así que lo que tenemos son dos temas potenciales: privacidad y credibilidad, o mal conteo de Like, como quiera llamarse.

En respuesta a este último problema presentado por el sitio polaco, la empresa Facebook le declaró al Protalinsky que han “encontrado un bug con los plugins que hace que los Like o Share se cuenten por dos en algunas ocasiones” y añadió que están corrigiendo el problema.

Pero si Facebook está escaneando nuestros mensajes privados para contar los Like y los Share, ¿esto significa que nuestra privacidad está en riesgo, o que peor, nuestros nombres puedan estar asociados a la información que compartimos o nos contactan en privado? Aparentemente no, de acuerdo con lo que la compañía respondió al respecto a Emil Protalinsky.

“La información privada no ha sido comprometida de ninguna manera y Facebook no está asociando automáticamente en nombre de los usuarios ninguna página.

Cuando el conteo de Like o Share aumenta por los mensajes privados, la información del usuario no se intercambia ni tampoco cambian los settings de privacidad”.

De cualquier manera, y como dije al principio, este es un experimento social que evoluciona, y debemos lidiar a diario con el pero, sobre todo, estar alertas.

Aún estoy curiosa sobre lo que pueda pasar cuando la automatización haga que esos mensajes privados sean compartidos en público si los algoritmos instruyen a las máquinas que así debe ser el caso.

Ángela Millán Epstein*

Especial para Portafolio

* Ángela Millán Epstein escribe para varias publicaciones en las Américas. Fue corresponsal de Univisón y presentadoras del Canal de Noticias NBC y ha trabajado en tecnología y contenido con IBM y ScreamingMedia /MarketWatch, entre otros.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado