Las farmacéuticas le apuntan a la autorregulación

Afidro presenta su nuevo código de ética que contiene pautas de conducta empresarial diseñadas para asegurar que el comportamiento comercial, promocional, relacional y de investigación científica sea correcto, y que no deje dudas sobre el actuar de la industria.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
febrero 25 de 2015
2015-02-25 04:46 a.m.

Las farmacéuticas con presencia en Colombia decidieron crear mecanismos reales de autoregulación.

En diálogo con Portafolio, el presidente Ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Innovación (Afidro), Francisco De Paula Gómez, explica el tema.

Afidro presenta esta semana su nuevo código de Ética. ¿En qué consiste?

El Código de Afidro contiene pautas de conducta empresarial diseñadas para asegurar que el comportamiento comercial, promocional, relacional y de investigación científica sea ético, correcto, que respete la autonomía de aquellos con quienes la industria tiene vínculos, y que no deje dudas a la sociedad sobre el actuar de la industria farmacéutica.

Se ha dicho que los médicos reciben dádivas y prebendas. ¿Trae algo al respecto el nuevo código?

En la Ley 1438 de 2011 se hizo expresa prohibición a la entrega de dádivas o prebendas, y ya desde antes en el Código de Afidro de 2010 había claras definiciones y prohibiciones en ese sentido. Por supuesto, en esta última versión, las definiciones son aún más estrictas.

¿Qué prohibiciones trae por ejemplo?

No pueden patrocinarse actividades de carácter lúdico o recreativo a los profesionales de la salud, ninguna. La industria solo puede patrocinar eventos de carácter científico o promover verdadera educación médica. En la actividad promocional de productos, solo pueden entregarse recordatorios de marca por montos meramente simbólicos, y siempre para su uso profesional, no personal. Las actividades promocionales están estrictamente regladas.

¿Y lo va a cumplir toda la industria?

Ya presentamos el código al Secretario de Transparencia de la República, Camilo Enciso y al ministro de Salud, Alejandro Gaviria; esperamos presentarlo a la Ministra de Industria prontamente. Está diseñado para que cualquier laboratorio, distribuidor o importador pueda acogerse a él, porque infortunadamente, fuera de los laboratorios afiliados a Afidro, nadie en el país responde a un acuerdo colectivo de autocontrol ético como este.

Existen normas de transparencia y anticorrupción, ¿cuál es el sentido de este código?

El código de ética de Afidro viene operando desde 2003 como compromiso de carácter voluntario, que está por encima de la regulación vigente. Algunas cosas que no prohíbe la ley, a veces pueden no ser aceptadas o dejar dudas desde la perspectiva ética y moral. Por eso, poner claros límites a las relaciones con pacientes, con profesionales o con funcionarios públicos, tal como lo establece este código, es de mucho valor.

Hace unos días los médicos exigieron al ministro Gaviria que se disculpara públicamente, porque, según ellos, su juicio profesional no está afectado por dádivas. ¿Qué opina?

Como médico y cirujano que soy, le digo que lo normal es que los médicos se esfuercen por ayudar al paciente que solicita sus servicios y conocimiento, y que el ‘principio de beneficencia’ es el que anima su actuar. Que haya excepciones, que las debe haber, no debe llevarnos a generalizar.

Pero, ¿debería retractarse el Ministro?

No soy yo quien debe responderle eso. Pero sí le digo que ahora que el Ministerio de Salud ha anunciado una propuesta de norma sobre transparencia entre profesionales e industria de tecnologías de salud y medicamentos, debe establecer un adecuado ambiente de participación, y el desarrollo de una mesa de trabajo con médicos e industria. De este tipo de enfrentamientos queda poco, eso le hace daño al sector. Ahora, sí parece recomendable que el Ministerio preste mayor atención a su política de consultas públicas en proyectos de regulación, pues a veces da a los interesados cortísimos tiempos para comentarios, lo que de acuerdo con la Ocde, a la que quiere ingresar Colombia, deben ser amplios y suficientes.

¿Y cómo beneficia el código al país, tienen otros sectores algo parecido?

Muchas compañías de diferentes sectores tienen códigos de Gobierno Corporativo, pero es importante señalar que no son lo mismo que un Código de Ética sectorial que cobija de forma colectiva a las empresas. En Colombia hay muy pocos de estos acuerdos voluntarios de autorregulación, y menos aún, que muestren el grado de madurez de este.

¿Por qué en el Ministerio de Salud se dice que los laboratorios son responsables principales de los problemas del sistema de salud?

El gasto total en medicamentos del sistema de salud es de 17 o 18 puntos; con esa cifra no puede pretenderse que todas las dificultades del Sistema se deban a la industria. Ha habido corrupción, ineficiencias y problemas de gestión pública mucho más importantes en otros puntos del sistema.

Esperemos que se entienda mejor y se envíen mensajes más positivos para la industria y el empleo en Colombia en momentos en los que las expectativas de inversión vienen cayendo desde el año pasado. Iniciativas como este Código de Ética muestran claramente del compromiso de esta industria con el país.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado