¿Feliz Día del Internet?

El Internet aún se encuentra en su adolescencia, incluso podríamos decir que en su infancia.

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
mayo 19 de 2011
2011-05-19 01:55 a.m.

 

Pasamos ya otro 17 de mayo, ocasión propicia para preguntarnos si podemos celebrar o debemos acelerar.

A pesar de su crecimiento explosivo, sobre todo durante los últimos 15 años, el Internet aún se encuentra en su adolescencia, incluso podríamos decir que en su infancia, pues sólo un tercio de la población mundial ha navegado por Internet, es decir que casi 5.000 millones todavía no lo han hecho.

Hacer que esas dos terceras partes de la población lleguen a Internet es un reto global que no da espera.

En Colombia, los esfuerzos realizados consiguieron ampliar en casi 500 mil el número de contratos de banda ancha fija en el 2010 (total de 2,587,657), lo que representa un crecimiento del 20,8 por ciento con respecto al 2009 y deja al país con una penetración de 5,68 por ciento (fuente Barómetro Cisco).

Positivo resulta que más de la mitad de esas conexiones esté por encima de 1 Mbps (límite fijado por la ley colombiana para considerar una conexión como de banda ancha), que los precios del megabyte se hayan reducido entre un 30 y 40 por ciento en el último año y que existan más de 1,5 millones de colombianos que ya se conectan a Internet desde su línea móvil. Sin embargo, lejos estamos de poder cantar victoria.

Hace 5 años se planteó el reto de que Colombia terminara el 2010 con 3,5 millones de conexiones de banda ancha y tan sólo se llegó a 2,5 millones; comparativamente el país está rezagado frente a naciones como Brasil, Argentina, Chile y Uruguay (algunos doblan la penetración colombiana), y siguen presentándose brechas importantes, como que el 67 por ciento de las conexiones corresponde a zonas metropolitanas y el 33 por ciento al resto del país.

Todo esto no son más que oportunidades. Muy pocas veces el país ha contado con tantas y tan buenas condiciones para finalmente dar el salto tecnológico. El plan de masificación propuesto por el actual Gobierno en cabeza del MinTIC no sólo es uno de los más ambiciosos en América Latina, sino que está responsablemente aterrizado a las condiciones del país.

Por un lado, con el Plan Nacional de Banda Ancha que proyecta pasar la conectividad de 200 a 700 municipios (esto es más del 60 por ciento del territorio nacional conectado) y por otro tenemos un oportuno plan de asignación de frecuencias adicionales a los operadores, lo que permitirá nuevos e importantes desarrollos.

Así mismo, es de aplaudir que el Plan Vive Digital, que busca masificar Internet con el fin de generar más empleo y disminuir la pobreza, haga parte del Plan Nacional de Desarrollo; que las TIC se vean como pieza clave para el desarrollo de la investigación y el desarrollo tecnológico (I+D); y que se impulse la utilización de plataformas tecnológicas en procesos educativos, de innovación pedagógica y competencias laborales.

Pero ahora, que por fin las entidades encargadas de liderar las iniciativas hacen la tarea que siempre les hemos reclamado, es tiempo de que todos estemos alineados con el propósito de convertir la tecnología en uno de los principales jalonadores del crecimiento nacional.

El llamado en especial es para sectores como el educativo, para quienes hacemos parte de la industria y para quienes –como usted– leen esta columna y se preocupan por el futuro de nuestra sociedad.

El papel del sector educativo es claro y definitivo.

Los tecnocentros, por ejemplo, impulsados por MinTIC nos permitirán educar tecnológicamente a miles de ciudadanos de regiones apartadas y edades avanzadas, pero también debemos trabajar en las bases y para esto necesitamos fortalecer programas como el de Conexión Total por parte de entidades como el Ministerio de Educación, que debe trabajar para que la tecnología permita llevar nuevos contenidos a todos nuestros niños, que haya materias en línea o que los alumnos puedan acceder e interactuar con expertos a través de videoconferencias y tecnologías digitales.

De igual manera tenemos que hacerlo los actores de la industria, y este es un proceso que va más allá de vender equipos.

Es cierto que tenemos 17 por ciento de penetración de PC y casi 95 por ciento de telefonía móvil, y que debemos mejorar con nuevas tecnologías como las tablets, los smartphones y demás, pero ya tenemos que hablar de redes 4G, cloud computing, virtualización y video empresarial (telepresencia, videoconferencias, etc.).

Finalmente, la tecnología debe ser políticamente responsable, y para esto sí que hay una buena coyuntura: en una tarea que nos compete a todos, debemos empezar por revisar que el tema tecnológico haga parte de los programas y agendas de los candidatos a las próximas elecciones locales en el país.

Si ponemos el tema de la masificación de Internet en la agenda y plan de acción de nuestros próximos gobernadores, alcaldes, concejales, diputados o administradores, habremos colaborado para que Colombia pueda cumplir la meta de 8,8 millones de conexiones de banda ancha al 2014.

Simbad Ceballos

Gerente General Cisco Colombia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado