Fusiones y adquisiciones: una tendencia creciente en el país

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
octubre 07 de 2015
2015-10-07 03:31 a.m.

A pesar de la desaceleración de la economía nacional durante el primer semestre de 2015, Colombia ha logrado mantener la tendencia positiva que había iniciado en los últimos años. En este ambiente de creciente incertidumbre se crean oportunidades interesantes para los empresarios que estén listos a tomar decisiones calculadas.

Bajo este panorama, las fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés) crean una gran oportunidad para que las empresas busquen ganar participación de mercado, expandir sus operaciones tanto dentro como fuera del país y/o ampliar su línea de productos.

Por otro lado, esta coyuntura, también puede resultar propicia para vender activos o líneas de negocio que puedan ser más valiosas en manos de un tercero o inversionista y así levantar capital para fortalecer las empresas.

En la constante búsqueda de la diversificación de portafolios de inversión, las fusiones y adquisiciones pueden resultar como una posibilidad atractiva en economías emergentes. En Colombia, por ejemplo, las proyecciones apuntan a que al cierre de  2015, las transacciones por M&A alcanzarán los $2.400 millones de  dólares; y el aumento se mantendrá de manera escalonada hasta alcanzar los $6.300 millones en 2019, según indicó el más reciente estudio realizado por la firma de abogados Baker & McKenzie en asocio con Oxford Economics.

Sin embargo, no se puede dejar de lado que este tipo de transacciones requieren de una asesoría especializada que salvaguarde el capital del inversor y proteja los intereses de todas las partes relacionadas. Para este fin, el empresariado nacional puede recurrir a la Banca de Inversión con el fin de recibir acompañamiento y asesoría durante toda la transacción y de esta forma garantizar las mejores condiciones  posibles.

No existen parámetros fijos o inamovibles que determinen la viabilidad de una fusión o adquisición, aunque un acompañamiento de expertos sí puede representar una disminución notable en los riesgos de este tipo de transacciones. Así, es importante tener plena claridad sobre la contraparte que participa en la venta, fusión o adquisición; elementos como el histórico de negocios, los balances financieros, el plan de proyecciones a futuro, la base de empleados, el segmento de participación en el mercado así como la viabilidad de operaciones pueden ser determinantes para tomar una buena decisión.

Este tipo de operaciones pueden tener un gran impacto en las finanzas y en el valor accionario de una compañía, por ende, es necesario hacer un análisis detallado de dicho impacto en la compañía para asegurarse que no se están asumiendo riesgos muy altos. Este punto es sumamente estratégico para los empresarios nacionales que están considerando fusiones o adquisiciones.

En conclusión, la banca de inversión es el mejor aliado para las transacciones de M&A y cuenta con equipos altamente especializados en brindar la asesoría necesaria para que las compañías logren sus objetivos reduciendo el riesgo al mínimo. El conocimiento especializado de los principales actores involucrados, el análisis de posibles alternativas y estructuras financieras y el soporte continuo en todas las etapas de la transacción pueden ser la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Lorenzo Garavito

Presidente HBI Banca de Inversión

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado