Grecia: aterrizaje de Syriza

Hay analistas que advierten a Europa que debe imponerse un enfoque pragmático, condonando la deuda griega, pues si se mantiene una onerosa política de austeridad podría conducirla a una situación de inestabilidad y ello no es recomendable mientras Europa enfrenta la casi pérdida de Ucrania.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
febrero 23 de 2015
2015-02-23 12:35 p.m.

Tras duras negociaciones con el nuevo Gobierno griego, las autoridades europeas rechazaron el plan del ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, y le dieron un ultimátum para acatar una extensión formal del programa de ajuste vigente, aunque aceptaron sustituir algunas de las medidas incluidas en dicho programa. El Gobierno griego debió hacer varias concesiones, como respetar los compromisos de pago adquiridos y no aplicar ninguna quita o reducción de deuda, mantener el equilibrio presupuestario y aceptar la supervisión del cumplimento de sus compromisos por una misión europea.

El resultado ha sido la extensión hasta agosto de dicho programa, cumpliendo solo algunas de sus condiciones para seguir recibiendo apoyo y, aunque Grecia se comprometió a “cumplir las condiciones de sus acuerdos de préstamo con todos sus acreedores”, “no adoptar ninguna acción que haga descarrilar el presupuesto” y “no adoptar ninguna media hacia una quita del valor nominal de los préstamos”, el primer ministro Alexis Tsipras anunció una legislación para frenar desahucios y revertir la reforma laboral del Gobierno anterior. Además, ha pedido el desembolso de 1.900 millones de euros de los beneficios que el Banco Central Europeo (BCE) logró con su programa de compras de deuda griega, pero ha aceptado que dichos recursos sean girados directamente al FMI, al tiempo que solicitó se le exima de adoptar medidas recesivas como el aumento del IVA o reducción de pensiones.

En el discurso ante sus pares europeos, Varoufakis reconoció que por varios años Grecia ha preocupado a la Eurozona, pero durante ese tiempo los ciudadanos griegos han visto desmejorar sus condiciones sociales y advirtió que aunque los votantes que los eligieron rechazaron el papel de la Troika (FMI, BCE y Comisión Europea), el nuevo Gobierno mantendrá el diálogo de cooperación, preferentemente con la Comisión Europea.

Al reivindicar el esfuerzo que Grecia ha realizado para desde el 2010 para reducir del 15 al 3 por ciento su déficit fiscal, denunció como contraproducentes los impuestos que han gravado a la población y poco realista la imposición del objetivo de lograr un excedente primario del 4,5 por ciento del PIB año tras año, pues ello no tiene antecedentes históricos, mina el crecimiento y es inconsistente con lograr una relación sostenible entre deuda y PIB.

El ministro se comprometió a mantener excedentes primarios continuos de máximo 1,5 por ciento del PIB una vez la situación sea estabilizada, y para ello propone una agenda de crecimiento endógeno e incluyente, basada en la inversión y las ganancias productivas; desmontando el modelo de reducción de costos laborales, rechazado por los electores.

El Gobierno heleno proclama que fue elegido para acabar con la austeridad y sus costos sociales, promete devolver la esperanza, dignidad y orgullo a sus ciudadanos, además de estabilizar el país y retornar al crecimiento. Aunque reconoce tener oposición de grupos de poder, se apoya en sus elevados márgenes de aceptación.

Tras declarar que se proponen fortalecer la unión monetaria y no retirarse del euro, anuncian reformas profundas en la administración pública, mejoramiento del clima de negocios, mejorar la planeación territorial y luchar contra la captación de rentas. Para lograrlo proponen combatir la corrupción, la evasión fiscal y asegurar la exigibilidad fiscal, creando una autoridad fiscal independiente. En esa línea, plantean atacar las captaciones de rentas en el sector petrolero y hacer más transparentes los procedimientos de adquisiciones públicas, con un sistema centralizado de monitoreo electrónico. Para mejorar la eficiencia de los servicios públicos, proponen reducir la carga administrativa.

Además pretenden revivir los proyectos de infraestructura con inversionistas públicos y privados, contando con el apoyo de Europa para movilizar ahorros ociosos hacia inversiones productivas.

Proponen invertir para reducir los costos energéticos, apoyar la innovación y orientarse hacia sectores con ventajas comparativas y potencial exportador como las farmacéuticas, agricultura orgánica, manufactura ligera, recursos energéticos con énfasis en renovables. En el campo de la privatización, se declara no dogmático y dispuesto a evaluar cada proyecto, al tiempo que desmiente la noticia de que la privatización del puerto del Pireo iba a ser reversada.

Para implementar dicho modelo, el Gobierno griego creará un Banco de Desarrollo y ha conseguido el compromiso de la Ocde para implementar dichas reformas, anunciando que restaurará las pensiones a quienes viven bajo línea de pobreza (9,5 millones de personas), como reparación a la “abominable crisis humanitaria causada por la deflación de la deuda”. Respecto al salario mínimo del sector privado, proponen restaurarlo a los niveles del 2012, con impacto fiscal positivo y multiplicador.

“Gracias a los acuerdos, aunque difíciles, logrados por el nuevo Gobierno griego con Europa, el BCE decidió prolongar dos semanas los préstamos de urgencia a los bancos griegos para otorgarles liquidez frente al retiro masivo de depósitos que han sufrido por la incertidumbre acerca de la salida del país de la Unión Europea”. (Portafolio, febrero 19/2015).

El Ministro cerró su intervención aceptando que son un gobierno carente de experiencia, pero que cuenta con un gran apoyo popular; y hay analistas que advierten a Europa que debe imponerse un enfoque pragmático, condonando la deuda griega, pues si se mantiene una onerosa política de austeridad podría conducirla a una situación de inestabilidad y ello no es recomendable mientras Europa enfrenta la casi pérdida de Ucrania.

Beethoven Herrera Valencia
Profesor de las U. Nacional y Externado.
 

Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado