‘Nuestros hoteles no son solo para que vayan a dormir'

El director de operaciones de la cadena Marriott, José Martí, confirma la apertura en Medellín para principios del 2016 y solo después de esto verían si se establecen en ciudades como Bucaramanga o Barranquilla. Este año crecerían 6 a 7 % sobre casi US$ 50 millones que facturaron en el año 2013.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 30 de 2014
2014-09-30 12:42 a.m.

Una de las claves de los buenos resultados que han podido consolidar los hoteles Marriott, de la cadena Real, es mantener sus instalaciones como recién estrenadas, aunque ya lleven un tiempo funcionando. Así lo asegura su director de operaciones, José Martí, quien además adelanta que este año facturarán entre 6 y 7 por ciento más sobre los casi 50 millones de dólares que obtuvieron en el 2013.

¿Cómo van en Colombia?

Desde que llegamos ha sido un éxito y los inversionistas están muy contentos con el retorno. Primero abrimos dos hoteles en Bogotá (el Marriott de la avenida 26 y el JW Marriott) y en Cali abrimos en diciembre pasado, también con éxito a pesar de que no es el mismo movimiento. La propuesta que hacemos es no ver solo el hotel como un sitio para hospedarse, sino un lugar para entretenerse y con propuestas gastronómicas.

¿Hay algún plan especial para Cali con la Alianza del Pacifico a la vista?

El otro día el presidente de Cotelco decía que Cali le preocupa porque no crece la demanda, pero con los proyectos del Pacífico y cuando haya por fin una carretera a Buenaventura, creo que tiene que despegar.

¿Pero esa ciudad si está llenando expectativas?

Sí. Sabíamos que en Cali iba a ser más lento que en Bogotá, pero estamos orgullosos de lo que hemos conseguido: el mes pasado llegamos al 63 por ciento de ocupación, mientras que la plaza está al 51 por ciento. Nunca vamos a esperar que esté al 80 o 90 por ciento, o quizás sí en dos a tres años.

¿Es posible sostener un hotel con ese margen?

Sí, si se administra bien. El problema es cuando no reinviertes y quieres sacar mucho dinero. A los cinco años estará acabado. Hay que reinvertir para que parezca siempre nuevo.

¿Qué viene ahora?

Pues Medellín. Estamos precisamente en fase de diseño, de planos arquitectónicos.

Vamos a construir un hotel muy similar al de Cali, en la famosa Milla de Oro (barrio El Poblado). Va a ser muy compacto, con unas 160 habitaciones.

La idea era abrir este hotel en el 2015, ¿lo van a lograr?

No, yo creo que la apertura va a ser a inicios del 2016, todo depende de los permisos y la fase de construcción. La primera piedra espero que la podamos poner a inicios del año que viene y de ahí se cuentan 16 a 18 meses.

¿Qué inversión va a tener, finalmente?

El de Cali costó cerca de 40 millones de dólares y este valdrá 5 por ciento por encima o por debajo.

¿Y después?

Cuando tome forma Medellín, vamos a decidir por Barranquilla o Bucaramanga, o para donde vamos. Obviamente no frenamos nunca las oportunidades, pero lo primero es consolidar lo que tenemos en marcha porque no nos gusta ir de manera alocada.

¿Han pensado en hacer algo en Cartagena?

Estuvimos a punto de hacer un hotel allá hace dos a tres años, no en la parte turística sino en un proyecto en las afueras, pero es una ciudad que está muy saturada en oferta hotelera y espacio premium ya no hay mucho. Pero si llega a salir una cosa buena, a eso nunca le decimos que no.

¿Cómo ha sido el 2014 para ustedes, en cifras?

En Bogotá, en ambos hoteles se han superado las expectativas y los presupuestos. Estamos liderando la plaza en ocupaciones, a pesar de que tenemos en promedio las tarifas mas altas. En el Marriott de la 26 la ocupación acumulada es del 80 por ciento y esperamos que termine por el 81 por ciento. El JW está por terminar entre el 74 y 75 por ciento.

En facturación, en el primero entre 6 y 7 por ciento en ingresos y en alimentos y bebidas como en 7 a 8 por ciento. Eso es bárbaro, porque normalmente cuando un hotel está consolidado crece de 2 a 3 por ciento al año.

¿Qué porcentaje de sus huéspedes son extranjeros?

En el JW, el 55 por ciento por ciento viene de Estados Unidos y Europa, y el resto, de Colombia, Venezuela, Brasil y en general Suramérica. En el Marriott de la 26 cerca del 80 por ciento son extranjeros. En Cali, los visitantes son más nacionales, sobre todo de Bogotá.

¿En total, cuánto facturan en el país?

En el 2013 fueron de 29 a 30 millones de dólares en el JW y de 19 a 20 en el de la 26. Este año lo superaríamos en 6 o 7 por ciento.

¿Qué ha motivado esto?

Indudablemente, el buen momento de la economía, porque aparte de todo ha crecido la oferta hotelera en la ciudad y el pastel ahora se tiene que repartir entre más hoteles.

Sin el incentivo gubernamental, ¿habrían hecho estos desarrollos en el país?

No hubiéramos hecho tanta inversión. Realmente creímos en Colombia por su estabilidad y por el llamado Plan Vallejo.

MOVIMIENTOS EN LA REGIÓN

José Martí anunció que la cadena abrirá un hotel Intercontinental –marca que también Maneja el grupo Real– en República Dominicana a principios del 2016, con 240 habitaciones. El mismo año, estará listo un complejo en la vía entre Guatemala y El Salvador, con un centro comercial y un hotel Marriott de 150 a 160 habitaciones.

No descartan fijar sus ojos en Perú. En cambio, Martí considera que México está muy saturado.

“Siempre estamos alerta de países donde haya necesidad de hoteles e los incentivos fiscales, y donde nuestra inversión esté asegurada”, dijo.
 


Nuestros columnistas

día a día
lunes
martes
miércoles
jueves
viernes
sábado