Las ideas nuevas pueden superar a la experiencia

Un ejecutivo de negocios en una compañía de ingeniería multinacional no va a ser un mentor adecuado para alguien que apenas está iniciando en la industria de la reparación de casas.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 14 de 2015
2015-03-14 05:08 a.m.

Soy un recién graduado y tengo algunas ideas que quiero poner a trabajar, pero no tengo experiencia o antecedentes en negocios. A menudo me dijeron que debería trabajar para otros antes de iniciar mi propia empresa. Pero temo que, si espero, otros propongan ideas que sean similares a las mías y se beneficien de ellas primero. ¿Cuál es su consejo, señor Branson?

Daniel Choe

Primero, Daniel, es brillante que tengas ideas múltiples para negocios; este es un primer paso crucial. Y es regularmente difícil que los emprendedores en ciernes sepan cuáles de sus ideas pudieran funcionar como un negocio viable. Es solo cuando tomes lo que has aprendido en la universidad y lo apliques a la vida real que podrás decir cuál de tus ideas vale la pena seguir.

¿Pero deberías trabajar para alguien más antes de lanzar uno de tus negocios? Esa es una pregunta difícil. Personalmente, nunca me pude imaginar teniendo un jefe. Siempre he querido hacer lo mío y forjar mi propio camino, y así empecé mi primera empresa en la adolescencia.

Definitivamente, no deberías permitir que la falta de experiencia te desaliente de perseguir tus ideas ahora. La inexperiencia realmente puede ser una gran ventaja en los negocios; la cual puedas usar en tu beneficio. Yo lo he hecho desde el inicio de mi carrera: en nuestra primera empresa, la revista Student, mis amigos y yo generamos entusiasmo y publicidad usando nuestro estatus de novatos para conseguir algunas entrevistas grandiosas.

La inexperiencia alimentó nuestro entusiasmo por intentar nuevos enfoques, y esa actitud eventualmente se volvió parte de nuestra misión central en Virgin. Esta actitud nos hizo tener éxito, ya que si se presenta un enfoque nuevo en una industria agotada, captarás la atención de la gente.

Como he escrito antes, cuando iniciamos Virgin Records, sabíamos poco sobre el trabajo en la industria de la música. Éramos fanáticos de la música, no hombres de negocios. Éramos jóvenes y nos gustaba hacer las cosas a nuestro modo. Pero esa realmente fue la clave de la popularidad de nuestras tiendas de discos y nuestro sello discográfico.

Nuestros clientes dieron la bienvenida a los cambios que estábamos haciendo. Les gustó el hecho de que los invitáramos a pasar todo el tiempo que quisieran en nuestras tiendas, pasando el rato y hablando de música, en vez de presionarlos para hacer sus compras e irse.

Esta nueva forma de ver las cosas se extendió a nuestro lanzamiento de Virgin Atlantic. Yo odiaba estar atrapado en un lugar por ocho horas a la vez, así que creamos bares en nuestros aviones donde los pasajeros de clase ejecutiva podían reunirse y charlar durante el vuelo.

También llevamos a terapistas a bordo para aliviar con masajes el aburrimiento de los vuelos largos, y fuimos pioneros en el concepto del entretenimiento en el respaldo de los asientos. Estoy de acuerdo, Daniel, en que dejar que tus ideas mueran sería un desperdicio. ¡Así que no las abandones! Desarróllalas, y encuentra a personas de mentalidad similar que puedan ayudarte a hacerlas crecer más. Esto pudiera significar trabajar para alguien más primero y ser emprendedor desde dentro de una compañía, o pudiera significar dar el salto y encontrar un mentor que te ayude a lanzar tu primera empresa.

A diferencia de ti, un mentor tiene experiencia, y puede ofrecerte orientación y quizá incluso conexiones de negocios dentro de tu área.

Pero encontrar al mentor correcto puede ser difícil, así que asegúrate de asistir a seminarios, pláticas y conferencias de la industria, y únete a grupos comunitarios.

Tu cámara de comercio local es un gran lugar para empezar, ya que a menudo organizan eventos de relacionamiento y encuentros donde reúnen a emprendedores que apenas están empezando con empresarios exitosos. Habla con la gente, escucha sus historias y sigue a aquellos de quienes pienses que puedes aprender.

Asegúrate de que tomas la decisión correcta sobre tu mentor. Un ejecutivo de negocios en una compañía de ingeniería multinacional no va a ser un mentor adecuado para alguien que apenas está iniciando un negocio en la industria de la reparación de casas, por ejemplo.

Enfócate en encontrar a alguien que haya iniciado una empresa que sea similar a la tuya, y que comprenda las dificultades y tribulaciones de crear un negocio en ese sector.

Cualquiera que sea el rumbo que elijas, cree en tus ideas y no te detengas hasta que se vuelvan realidad.

Richard Branson

Fundador de Virgin Group y compañías como Virgin Atlantic America, Virgin Mobile y Virgin Active

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado