La infraestructura vial más importante del siglo XXI

Las instituciones involucradas hemos creado un plan de contingencia tras el cierre parcial de la vía Lobogerrero-Buenaventura, que incluye la designación de un gerente logístico, acciones en mate- ria de seguridad, y ampliación de los servicios de comercio exterior en el puerto sobre el Pacífico.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
julio 23 de 2015
2015-07-23 02:49 a.m.

Desde el pasado 8 de julio, la economía del país atraviesa un gran desafío respecto a la restricción de horarios en la vía Loboguerrero–Mediacanoa, que involucra la construcción de la doble calzada entre Buga y Buenaventura.

De acuerdo con la Resolución N° 04306 del 26 de junio de 2015 por parte del Invias, en el tramo mencionado tenemos entre 9 y 13 horas de restricción diaria, con excepción de los sábados.

Son muchos los impactos que tendrá esta medida en cada uno de los actores de la cadena logística de comercio exterior y del transporte de carga, a los cuales se les une los transportadores intermunicipales de pasajeros, transporte de vehículos particulares, comerciantes y comunidad en general de la ciudad de Buenaventura.

En términos generales, los impactos se relacionan con aumento de las operaciones en la interfaz tierra–tierra, es decir, cargue y descargue de la mercancía correspondiente al comercio exterior entre los terminales portuarios y los transportadores de carga, que pueden tener resultados positivos, en el entendido que finalmente vamos a tener una atención al comercio exterior 24 horas en los siete días de la semana, con todos los actores principales de la cadena logística que opera en el puerto.

Sin embargo, los impactos serán de alcance macroeconómicos y sectoriales, recordando, de igual forma, riesgos de seguridad y movilidad a lo largo de la vía hacia Buenaventura.

Hay que tener en cuenta que las dimensiones de la vía Buenaventura– Buga–Bogotá, es el principal eje vial de comercio exterior del país.

De acuerdo con las estadísticas, por esta vía se movilizan aproximadamente el 60 por ciento de las exportaciones e importaciones del país, exceptuando las de hidrocarburos.

En el caso de las exportaciones no tradicionales, la cifra llega a un 42 por ciento. En el 2014 se movilizaron por toda la infraestructura portuaria de Buenaventura 16, 2 millones de toneladas, el cual representó un incremento respecto al año 2013 del 8 por ciento.

En el caso de los contenedores movilizados en este mismo periodo, la suma llegó al 1’010.924 TEUS (acrónimo del término en inglés Twenty-foot Equivalent Unit, que significa Unidad Equivalente a veinte pies), con un incremento del 8.7% frente al año 2013.

Complementando este escrito, señalamos que el hinterland (espacio terrestre en el que se localizan los lugares de origen y destino de los flujos portuarios) del puerto de Buenaventura, son los departamentos de Cundinamarca, Valle, Antioquía, Quindío y Risaralda.

Algunos datos generales de la carga movilizada por el puerto de Buenaventura:

1) Total carga a granel sólido y líquido: 30 por ciento.

2) Total carga en contenedores: 60 por ciento.

3) Del total de carga en contenedores, el 20 por ciento es mercancía de alto riesgo (restricción de movilidad en la noche).

4) Compra externa de toda clase de vehículos: 117.550 (año 2014).

5) Exportación de diferentes tipos de vehículos: 3.576 (año 2014).

6) Movilización promedio anual de vehículos de carga pesada: 690 mil camiones.

LOS INCONVENIENTES

En un análisis exhaustivo a la restricción vial, evidenciamos un gran número de inconvenientes para las operaciones de comercio exterior, de seguridad y movilidad, en lo que a la ciudad de Buenaventura se refiere.

Enumeramos algunas: demora en las salidas de mercancía de los terminales portuarios por congestión y falta de tracto camiones en horas puntuales, retrasos en la entrega de la carga en el puerto, instituciones públicas con capacidades limitadas para atender los servicios de carga y descargue en la noche y madrugada, y falta de capacidad de parqueaderos en la ciudad de Buenaventura.

También se registran inconvenientes en la movilidad en general por el puente de El Piñal, infraestructura que une al continente con la isla de Cascajal y donde se localizan cuatro (4) terminales portuarios y movilizan el 80 por ciento de la carga que mueve al puerto.

En respuesta a este reto, las instituciones involucradas tanto públicas como privadas, en cabeza del Ministerio de Transporte, hemos creado un plan de contingencia que contiene entre otras, la designación de un gerente logístico, plan de contingencia en términos de seguridad, la ampliación de los servicios de comercio exterior en el puerto de Buenaventura y el establecimiento de un Comité Técnico de Seguimiento.

Con este ente, estamos seguros de que podremos hacer el monitoreo de las obras de construcción y de los impactos de la medida en cada uno de los actores, pues consideramos que estamos ante un gran desafío y, de la misma manera, esta puede ser una gran oportunidad para la economía del país, por dos razones fundamentales.

En primera instancia, podremos lograr la finalización de la doble calzada Buenaventura–Buga y por otra parte, con el fin de generar oportunidades de negocios ante los cambios de horarios previstos.

Alexánder Micolta Sabid

Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Buenaventura

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado