'La inversión que llega al país es de ‘dinero inteligente’

Es cierto que hay pesimismo pero es local, pues en el mundo el país se ve muy bien, afirma el directivo de FTI Consulting. Dice que los planes de inversión se diversifican en el territorio nacional y traerán más crecimiento y cita el caso de los recursos que están llegando a infraestructura.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
mayo 25 de 2015
2015-05-25 12:25 a.m.

FTI Consulting es una empresa mundial de asesoramiento empresarial que está muy vinculada a los grandes movimientos de inversores en diferentes países, su chairman para América, Frank Holder, dice que el país está bien, que hubo un bajón, pero que ya pasó.

Durante el primer ‘summit’ para inversionistas latinoamericanos que realizó Puerto Rico en San Juan, el directivo dedicó un espacio para hablar con Portafolio.

¿Cómo ve hoy a Latinoamérica?

Hace 20 años Latinoamérica era una sola, por lo menos en términos macroeconómicos los países seguían el mismo ritmo. Políticamente siempre fue muy diversa. Pero hace una década se bifurcaron y los países del Pacífico empezaron a avanzar a un mayor ritmo, desde México, bajando por Panamá, Colombia, Perú y Chile.

Y luego tenemos los países del Atlántico a los que no les está yendo bien: básicamente Venezuela, Brasil y Argentina. Tienen crédito limitado, inflación elevada y achicamiento de la economía, o recesión.

Mientras, los del Pacífico se abren al mundo, hacen grandes cambios con libre acceso al capital, inversión en infraestructura y crecimiento de la economía.

¿Ustedes leen el mercado?

Somos el canario en la mina, el primero que muere cuando falta el aire. Las empresas nos contratan cuando planean la inversión y nosotros estamos desde antes del primer momento.

Sabemos, bastante antes, cuándo un mercado va para arriba o va para abajo, cuándo va a haber turbulencia o estancamiento.

Por ejemplo, yo en Brasil hace tres años y medio invertí mucho en reestructuración, cuando Brasil estaba volando. Pero nosotros ya veíamos que había una destorcida.

Y ¿cómo ve a Colombia?

Colombia, al contrario, está creciendo. Sí hubo un bajón, pero fue hace un año y se recuperó rápidamente.

Pero, en el país soplan vientos de pesimismo…

Yo creo que lo que ustedes ven es acertado, pero ignoran la gran foto. Colombia es un país muy joven. Y tiene muchas cosas que suplir, con poco acceso al crédito frente a las necesidades que tiene, y con una base muy sólida, pues la inversión que se hace en infraestructura es muy grande y hará que el país crezca a tasas importantes en el mediano plazo. Eso que acabo de decir no se aplica a Brasil, a Argentina ni a Venezuela.

Lo que tiene la economía colombiana son buenos problemas, una economía que crecerá por encima del 3 por ciento, pero quieren que sea más, tiene una inflación llegando a su rango meta y quisieran que fuera más baja.

Yo entiendo el pesimismo, pero creo que es muy local y temporal. Porque los grandes fundamentales son muy sólidos.

Población joven, bien posicionada con acuerdos de libre comercio, con mucha inversión extranjera y con unas necesidades importantes que hay que abastecer. Y el país tiene una base jurídica razonablemente buena.

Los precios del crudo caen y golpean al país…

Es difícil a veces separar que una empresa está mal a que el país está mal. De hecho, Ecopetrol hoy está mejor posicionada que nunca. Lo que empezó Pacific Rubiales hace unos años en el país, ya hay muchas empresas haciéndolo y esa es la novedad. No a todos les va bien, pero a varios sí y esa es la realidad de este país.

Además, a Colombia a largo plazo le convienen los precios bajos del petróleo, porque no es un país que nade en petróleo como Venezuela. Tiene reservas buenas, pero no es potencia y a largo plazo esto la obliga a diversificar.

Ustedes tienen uno de los países mejor posicionados para el crecimiento y sigo siendo optimista por eso.

¿El flujo de negocios va a Colombia?

Sí. Colombia sigue recibiendo lo que nosotros llamamos smart money, dinero inteligente.

El precio de los activos colombianos no ha subido a niveles en donde el dinero inteligente huya y en donde los dineros tontos lleguen. Y eso fue lo que le pasó a Brasil a finales de su boom. En donde el precio de los activos llegó a ser 30 veces su ebitda. Esto fácticamente nunca se puede pagar.

Los inversores que vienen a Colombia ven que el valor de los activos es bueno teniendo en cuenta la perspectiva de crecimiento que ofrece el país.

Las exportaciones dependen del petróleo...

No, mire, si China baja su producción Brasil se enferma, porque es su proveedor de materias primas, se enfocó en ser su proveedor y ello lo afecta cuando el gigante chino frena.

Colombia tiene una economía más diversificada, no es petróleo-dependiente.

Colombia también exporta carbón, ferroníquel, oro, café, bananos, flores y muchos otros productos, y los países con problemas son los que tienen uno o dos productos.

Sin embargo, hay países que con un solo producto revierten la situación, por ejemplo, Chile, el precio del cobre encontró su nivel más bajo y la economía sale a flote, tienen una política de Estado con un fondo soberano, que se usa en los tiempos de crisis y tienen además una estrategia muy bien planteada de diversificar su economía.

¿En qué tienen razón los críticos de la economía colombiana?

En que no tiene una política de Estado de diversificar su economía y tiene que sobrevivir a los cambios de Gobierno. Colombia está en el momento de tomar una decisión.

César Giraldo  

Subeditor Portafolio

San Juan

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado