Liderazgo en situaciones de riesgo

Los líderes deben soportar la carga de equilibrar las necesidades actuales contra las necesidades fu

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
marzo 16 de 2010
2010-03-16 01:17 a.m.

Cuando se presentan situaciones de riesgo, surgen inquietudes tales como: ¿qué cualidades debe tener un líder a la hora de afrontar una eventualidad de este tipo? Muchos apuntan a decir que es importante tomar una actitud decisiva y de liderazgo, características que sin duda son mencionadas tradicionalmente como rasgos cruciales para ser un gran líder.

Lo mismo pasa con otras como la integridad, la inteligencia, seguridad en sí mismo y el ingenio para los negocios en general, enfocado a un sector específico, pero trasladando la pregunta a un entorno de carácter global, donde se enfrenta a mayores retos, a crisis más profundas.

Sin embargo, algunos directores generales de compañías afirman que existen otros rasgos de liderazgo que con frecuencia son pasados por alto, que capacitan a un líder para pasar la prueba del tiempo, combinados con el poder de toma de decisiones, resultan decisivos en momentos difíciles y prolongados. Un director ejecutivo ejemplar debe ser un alguien que demuestre claridad y sacrificio en vez codicia y pasividad.

La clave es la adaptabilidad, debido a que la gente que se percibe como líder se adapta a los requerimientos que demanda cada circunstancia, para permanecer como una influencia efectiva ante los equipos de trabajo que dirigen. Sería más fácil hablar de encontrar un líder que pueda demostrar empatía, claridad y sacrificio. Contrario a alguien ambicioso y reservado, el gran líder deberá ser capaz de actuar como un destello de valentía y optimismo para los demás cuando se sientan afectados por los efectos de una crisis.

Lo anterior no supone que los empleados se alejen de la verdad, lo que deben hacer es buscar honestidad y transparencia, que se establezca un canal de comunicación directo por parte de su líder en momentos de dificultades financieras y políticas, por lo que muchos concuerdan con que la empatía, la transparencia y otras características generan en los empleados un ambiente de comodidad y estabilidad, cualidades que desean ver siempre en los líderes de hoy.

No obstante, la responsabilidad de un líder va más allá de lo que la gente quiera ahora. Los líderes, deben asimismo soportar la carga de equilibrar las necesidades actuales contra las necesidades futuras, un acto de balance que requiere valor, especialmente en casos de crisis económica.

Finalmente, en momentos de situaciones de riesgo lo que se requiere es un líder con sutil combinación de características, ellos deben transmitir bienestar, estabilidad, demostrar empatía, ser optimistas, proceder con transparencia y sinceridad, todo esto al mismo tiempo que tomar decisiones complejas, emprender acciones agresivas y guiar con decisión a sus equipos. No es una labor fácil, pero hemos visto que grandes líderes lo han logrado una y otra vez con esfuerzo, han sabido sortear las dificultades que se presentan en tiempos de crisis.

"El valor del liderazgo radica en tomar decisiones que sean para beneficio de la organización por encima de uno mismo", Kevin Kelly, director general de Heidrick & Struggles.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado