Eso que llaman amor | Opinión | Portafolio

Eso que llaman amor

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
septiembre 19 de 2008
2008-09-19 12:40 a.m.

El sicólogo Donn Byrne sintetizó en una ecuación sencilla lo que se puede entender por atracción amorosa: A = MRP y PRN. O sea, Mucho Refuerzo Positivo y Poco Refuerzo Negativo. En otras palabras, nos gustan las personas que nos premian y nos chocan las que nos castigan. En una relación crece la atracción donde brillan muchas ganancias y surge la aversión si hay muchas pérdidas. Si usted aplica esto a la relación de pareja, le conviene preguntarse sin cómodos autoengaños: ¿con qué me asocia mi pareja? ¿Con detalles, ternura, respeto, buenos momentos y placer sexual? No pretenda ser buen amante si aquel a quien cree amar lo asocia con peleas, gritos, rutina, abandono y actos egoístas. Usted va por buen camino, cuando da lo mejor de sí para que en su relación haya placer y no exista dolor.

Al inicio los enamorados viven un amor-pasión y, con el paso y el peso, de los años disfrutan un amor-compañía. El amor apasionado es intenso, acaso salvaje, y puede ser poderosamente placentero o poderosamente doloroso. En el amor apasionado se da una absorción del otro, hay más corazón que razón, y más pasión que erotismo. El amor compañía es sereno y la atracción se suma al hecho de sentirse a gusto con el otro. En este amor las emociones están activas, pero son menos intensas y se vive un afecto amistoso. Cuando las parejas cuidan su relación, combinan el amor pasión con el amor compañía y la unión perdura. Eso pide pulverizar las ínfulas del ego, expresar el afecto, ser creativos en la vida sexual y saber manejar los conflictos. El amor no se marchita si son espirituales y actúan con humildad y flexibilidad.

Tu relación de pareja es positiva y nutriente si se cultivan estas actitudes: -Cada persona asume responsabilidad por su vida y sus acciones, sin dependencias ni apegos alienantes -Saben perdonarse y perdonar, no culpan ni se culpan y evaden los juicios. -Cada persona vale por sí misma y es autónoma. No hay ningún vestigio de anulación o manipulación. -Los dos pueden pedir lo que deseanq y cumplen sus compromisos y acuerdos. -Cada persona es emocionalmente estable, es sincera, y sabe decir sí o no sin guardarse lo que le hace daño. -Cada individuo da lo mejor y busca ser bondadoso, divertido, generoso, leal, tierno y respetuoso. -Los dos se esmeran por avivar la pasión y por darle un nuevo aire a su vida sexual -Cada uno apoya los sueños del compañero en todo lo posible, y se esfuerzan por convivir, no por competir. -Se renuevan, le hacen un conjuro cotidiano a la rutina y mantienen despierta la admiración. Más allá de lo material, se cultivan en su mundo interior y espiritual. -Crecen con las crisis, exploran otros espacios y permanecen firmes ante los vaivenes del destino. Te invito a profundizar estos textos en mi nuevo libro Muy buenos días.
Una selección de los mensajes que comparto en RCN y en diarios como PORTAFOLIO.

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado