Llegó la hora de ajustarse a nuevas normas contables

Sin importar su tamaño o naturaleza, las empresas colombianas deben asumir un proceso de estandarización de sus normas contables y financieras, conforme lo exige la NIIF (Normas Internacionales de Información Financiera).

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
abril 09 de 2013
2013-04-09 02:58 a.m.

Para afrontar la transición del sistema contable del país a las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), es recomendable realizar los ajustes exigidos por el sistema desde este momento, pues el proceso de implementación puede tardar entre seis meses y dos años.

Esta reglamentación de carácter mundial, de obligatorio cumplimiento, que tiene como objetivo la exigencia de información comparable, transparente y de alta calidad en los estados financieros y contables, tiene la finalidad de ser un aporte para que los mercados de capitales y usuarios en el mundo puedan tomar decisiones económicas de manera informada y certera.

Para que este cambio en la forma de reconocer, medir, presentar y revelar la información de los negocios sea exitoso y se mantenga el control sobre el impacto a los estados financieros de la compañía, este es el tiempo indicado para dar inicio a la implementación de las NIIF.

Todo, debido a que este proceso suele tener varias etapas, en las que las compañías se ven expuestas a impactos patrimoniales, por los cambios en las políticas y cuentas diarias de la entidad.

La reglamentación es compleja y toca los procesos de negocio, el ambiente tecnológico usado para soportar los procesos, la emisión de la información financiera y, por supuesto, el recurso humano, el cual requiere entrenamiento que los especialice en las normas.

Por esto es aconsejable que las compañías ejecuten un diagnóstico en los diferentes temas impactados (negocio, procesos y tecnología) cuando se trasladen a las NIIF.

Dicho análisis debe efectuarse con base en la información financiera más reciente, idealmente con cifras auditadas al 31 de diciembre del 2012. Luego, se dará paso a preparar el plan y diseño, desarrollo e implementación de la norma, basado en el resultado del estudio, sobre el cual hay que realizar un seguimiento que tenga un enfoque gerencial.

La urgencia de instalar las NIIF no solo radica en que las compañías hablen en un lenguaje universal, sino también en que serán un apoyo para los indicadores y reportes dirigidos a gerencia -los cuales cambiarán con el estatuto- con el fin de que se midan de mejor manera los resultados financieros, que a largo plazo permitirán reducir los costos de operación al optimizar los procesos de negocio.

Esta evolución que exigieron los entes de regulación, a través de las circulares externas 10 de la Superfinanciera y 115-001 de la Supersociedades, será de suma importancia dentro del proceso de globalización que vive la industria en general, pues si bien los jugadores internacionales han decidido entrar a Colombia, los locales continúan viendo oportunidades de crecimiento en países del Centro y Suramérica, donde operar bajo esta Norma resulta ser una ventaja al momento de manejar los reportes financieros y tener control sobre las transacciones económicas.

¿Qué exige, y en qué tiempos, la NIIF?

Por medio de la Ley 1314 del 2009, el Congreso decretó la expedición de normas contables de información financiera y aseguramiento de la información, que conforman un sistema único y homogéneo de alta calidad, comprensible y de forzosa observancia, por cuya virtud los informes contables y, en particular, los estados financieros, brinden información financiera comprensible, transparente y comparable, pertinente y confiable, útil para la toma de decisiones económicas por parte del Estado, los propietarios, funcionarios y empleados de las empresas, los inversionistas actuales o potenciales y otras partes interesadas, para mejorar la productividad, la competitividad y el desarrollo armónico de la actividad empresarial de las personas naturales y jurídicas, nacionales o extranjeras.

De la misma manera, el Consejo Técnico de la Contaduría Pública elaboró el documento para el Direccionamiento Estratégico que señala, entre otros aspectos, la conformación de tres grupos de entidades, la definición de los emisores y los estándares internacionales de referencia para la propuesta de Normas de Contabilidad e Información Financiera en Colombia. Este documento propuso que las Normas de Contabilidad e Información Financiera y de Aseguramiento de la Información sean aplicadas de manera diferencial a tres grupos de usuarios, así:

Grupo 1: Emisores de valores y entidades de interés público, a quienes aplicarán plenamente las NIIF.

Grupo 2: Empresas grandes y medianas, no emisoras de valores ni entidades de interés público, según la clasificación legal de empresas, a quienes aplicarán las NIIF para pymes.

Grupo 3: Pequeña y microempresa según la clasificación legal colombiana de compañías, a quienes aplicará una contabilidad simplificada, estados financieros y revelaciones abreviados o un aseguramiento de la información de nivel moderado.

¿Cuáles empresas deben implementarlo?

Aplica a las personas naturales y jurídicas que, de acuerdo con la normatividad vigente, estén obligadas a llevar contabilidad, así como a los contadores públicos, funcionarios y encargados de la preparación de estados financieros y otra información contable, de su promulgación y aseguramiento.

¿Existe alguna ‘mejor práctica’ para hacerlo?

La mejor práctica es involucrar a toda la organización, y en coordinación con un experto en NIIF y tributario definir un proceso de implantación de las NIIF.

¿Cuánto puede costarles a las empresas?, ¿existe alguna manera de predecir su costo?

El costo de adopción depende de los ajustes necesarios para cada empresa, para lo cual es necesario efectuar el diagnóstico en los diferentes temas impactados (Negocio, Procesos y Tecnología) para la implementación de las NIIF.

Darío Hernández
Gerente general Amazing Colombia

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado