Opinión / ¿Bien y mejorando?... ¡Sí!

Hace poco leí en uno de los diarios de circulación nacional un artículo que se titulaba: ¿Bien y mejorando?

Redacción Portafolio
POR:
Redacción Portafolio
junio 06 de 2014
2014-06-06 03:12 p.m.

En el cual su autor cuestionaba e incluso menospreciaba el hecho de que algunas empresas o personas al preguntarles por los problemas que tenían respondían que estaban bien y mejorando y como argumento de su punto de vista escribe textualmente en uno de sus apartes:

“…Como si la estrategia del avestruz sirviera para que las cosas malas no existieran o mejoraran solas”.  Yo soy un convencido que buena parte de la CRISIS que vive la mayor parte de la población es producto del pánico generado por los medios y que crea una espiral de comportamientos negativos que finalmente conducen al deterioro de los indicadores económicos.

Para nada promuevo la estrategia del avestruz, ni mucho menos que desconozcamos la realidad (como si supiéramos exactamente cuál es esa realidad… no olviden que la realidad para cada persona es totalmente diferente y solamente se puede calificar con base en la experiencia de cada cual), pero sí que mantengamos una actitud optimista que se enfoque en soluciones y oportunidades y no en carencias ó problemas.

Nuestro inconsciente funciona como los niños, con instrucciones básicas que se dan por nuestros pensamientos, actitudes, sentimientos y palabras entre otros y con base en ello, desarrolla una tarea de búsqueda y asignación de recursos tanto interna como externamente para el logro de esas instrucciones impartidas.

El ejemplo más sencillo se da cuando usted quiere un carro específico y envía esa instrucción al inconsciente, como por arte de magia usted empieza a ver ese carro en todas partes… ¿por qué? Porque el inconsciente está actuando en consecuencia y así es para todo lo demás, por ello es muy poderoso para lograr lo que queremos.

Lógicamente que no es sólo darle la instrucción al inconsciente o pensar aquello que queremos para que mágicamente las cosas pasen, adicionalmente debe estar apoyado por acciones concretas que permitan su realización, porque como decía John Eckerman: “No basta dar pasos que puedan conducir a la meta, sino que cada paso sea una meta, sin dejar de ser un paso”, pero el pensar y hablar positivamente (impartiéndole permanentemente instrucciones al inconsciente) sí nos provee una herramienta poderosa para afrontar los retos del día a día.

Tenga presente además que el inconsciente no procesa el NO. Por favor en este momento de la lectura deténgase unos segundos y NO piense en una rana rosada… déjeme adivinar: ¿Lo que hizo inmediatamente después de la instrucción fue pensar en la rana o no?, bueno esa es la prueba de que nuestro inconsciente no procesa el NO, por ello cuando piense en algo no piense en lo que NO quiere sino siempre piense en lo que quiere y con ese sutil cambio las cosas serán más fáciles de lograr.

Dicho esto y contrario a lo que dice este respetado columnista, los invito a que de manera coherente (la coherencia se da cuando digo lo que pienso y siento y más aún cuando actuó con base en ello) mantengan una actitud optimista y que si se encuentran a este señor y les pregunta cómo están, no duden en decirle: ¡Bien y mejorando!  Y usted?

César Suárez Uribe

Experto en Eduplayment (mezcla de educación, juego y entretenimiento para el alto desempeño)

cesar.suarez@juegoyestrategia.com

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado