Opinión / Muevan las industrias

Bruce Mac Master pide un Ministerio de Industria para llevar el tema de la política industrial del país más allá de la óptica del comercio exterior, porque desde la fusión de los ministerios, el comercio interno y la industria están completamente ocultos.

Redacción Portafolio
Opinión
POR:
Redacción Portafolio
junio 27 de 2014
2014-06-27 09:45 p.m.

El proceso de la agenda 2020 de la ANDI es interesante y oportuno, y sin duda requiere profundas reflexiones, que van mucho más allá de un ministerio, una devaluación o la continua petición por tasas de interés bajas, ya que trasciende lo macroeconómico y lo monetario, y realmente se centra en lo cotidiano, las inercias y las vanidades personales, que va mucho más allá del problema de costos de producción.

Las industrias en Colombia – en general – no han logrado moverse a la velocidad que la demanda se está moviendo, y esto se puede deber a tres factores fundamentales: el primero puede ser los activos en que han invertido, ya que de una u otra manera la compra de equipos industriales a largo plazo para un tipo de producción conlleva a que la empresa deba producir este producto para intentar recuperar la inversión y la financiación, llevando a la empresa a una inflexibilidad de cambiar su portafolio de productos ante los cambios del mercado; el segundo quizá sea la experiencia de los dueños y directivos, que defienden su modo de actuar bajo la premisa que “si las cosas no se han roto, no hay porque arreglarlas o cambiarlas”, es decir, que si llevan años haciendo las cosas de una manera, no hay razón para no seguir haciéndolas así; el tercero se refiere a la fijación de precios, donde sin duda debe darse un enorme debate sobre el tema, porque en los últimos 5 años se ha evidenciado que los precios no se fijan según criterios  de mercado, sino por rentabilidad esperada, dando paso a una guerra de promociones y destrucción de valor de marcas.

Estos fenómenos tienen un punto en común: la incomprensión de la industria del cambio de la demanda, del consumidor y del comprador, lo que ha llevado a que nuestra industria siga haciendo lo mismo mientras el mercado pide otras cosas.

Es claro que a mayor ingreso de los hogares cambian los hábitos de compra y consumo, pasando de tomar tinto a expresso, por esto es necesario que la industria defina de manera estratégica en que va a ser bueno en los próximos años y se prepare para serlo local y globalmente, porque con los focos de producción globales, es claro que la industria solo será fuerte si logra economías de escala en producción y una capacidad de innovación en oferta de valor con mayor velocidad que el cambio de la demanda, como bien lo han demostrado muchas marcas colombianas de confecciones con el concepto de líneas cortas con el apoyo de Inexmoda.

Ya no estamos en un mercado “push” sino en un entono “pull”, que está migrando del concepto de “go to market” al “market go to consumer”, lo cual sin duda es reto, porque conlleva un nuevo logístico, de canales y de cooperación con el comercio, para satisfacer a un comprador que ya no tiene la necesidad de ir al mercado, sino que el mercado vaya a él; por eso la frase de los Prisioneros de Chile está hoy más vigente que nunca: Muevan las Industrias.

Camilo Herrera Mora

Presidente de Raddar

Nuestros columnistas

día a día
Lunes
martes
Miércoles
jueves
viernes
sábado